Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 4 min 24 seg

Tras el baile de “La Conga”, llega el desfile al son de “Banderita” en Lourdes

fai 4 horas 54 min

Ver el vídeo: https://twitter.com/i/status/113013...

Lo habías visto alguna vez❓ Es la 61 Peregrinación Militar Internacional a #Lourdes.

Visto aquí: https://mobile.twitter.com/joninarr...

Lo curioso de estas peregrinaciones religioso-musicales por parte de las FFAA y GC es que las sufraga el Gobierno de un Estado aconfesional.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Smartphones y redes sociales, un enfoque crítico

fai 4 horas 59 min

Escribo de parte de un grupo (el col·lectiu contra el domini tecnológic “les hienes”) que tuvo una vida efímera. Empezamos juntándonos miembros de una misma asamblea universitaria para tratar el vasto tema de la tecnología. Veíamos a todo el mundo (también a nuestros compañeros) enganchados al teléfono móvil o a Internet. Compartíamos un rechazo y cierto desazón en la experiencia cotidiana de hablar con alguien y que éste estuviera constantemente mirando la pantalla de su smartphone. Al principio, constatamos como el tema nos afectaba profundamente y bromeamos sobre llamarnos Plataforma de Afectados por la Tecnología, parodiando a la PAH.

Viendo que la cuestión de la tecnología era tan grande, decidimos acercarnos a ella por esa parte que más nos tocaba diariamente: la sociabilidad. Nuestras formas de relacionarnos están cambiando muy deprisa. Hemos sido testigos en muy pocos años de una rápida penetración de los smartphones e Internet en la vida social. Nosotros creemos que los movimientos sociales anticapitalistas deberían haberse tomado un tiempo de reflexión antes de asimilarlos ciegamente, intentando comprender que dinámicas colectivas generan. No pretendemos negar su poder de difusión ni su realidad para así marginarnos aún más, tan solo queremos suscitar un debate que ha brillado por su ausencia.

Antes que nada, para analizar estas transformaciones, me gustaría que el texto partiera de una breve anotación sobre la propia materialidad de los smartphones. Muy a menudo, las discusiones sobre si la red es libre (y democrática) pasan por alto la naturaleza física de estos dispositivos en un afán de presentar Internet y toda tecnología como neutral y carente de ideología. Pero la realidad es otra, y en este caso sangrienta y brutal. Los condensadores de los teléfonos móviles están hechos de coltán, un mineral escaso en el planeta por el cual se libran guerras desde 1998. Solo entre 1998 y 2003 se contabilizaron unos 7 millones de muertos [1]. Además, la propia extracción del coltán genera también millares de muertos y enfermos puesto que los trabajadores se ven expuestos a la radioactividad de otros minerales que se encuentran bajo tierra junto al coltán. Detrás de estos conflictos bélicos está el financiamiento del FMI y de diversas empresas fantasmas de las cuales se benefician los productores de móviles [2].

Esta materia prima es transportada a fábricas chinas del sudeste asiático como la gigante Foxconn, que ensambla aparatos para Apple, entre otras marcas. Esta compañía, en la cual trabajan 1,2 millones de personas, es conocida por su trato inhumano hacia sus trabajadores: jornadas laborales de más de 10 horas, 6 días a la semana, horas extra impagadas, salarios de miseria... Bajo estas condiciones, en la planta industrial de Foxconn se han suicidado decenas de personas. A raíz de esto, la empresa decidió colocar unas redes para los trabajadores que se tiraban por la ventana, así como establecer un contrato laboral por el cual los empleados se comprometían a no suicidarse.

Hace dos años, uno de estos trabajadores decidió terminar con su vida. Era Xu Lizhi, un joven obrero de 24 años. Su caso apareció en algunos medios debido a su juventud y a que, en su escaso tiempo libre, se dedicaba a escribir poesía. Cito aquí parte de un poema suyo:

Taller, línea de ensamblaje, máquina, tarjeta de fichar, horas extra, salario,..
Ellos me han entrenado para volverme dócil
No sé gritar o rebelarme
Cómo quejarme o denunciar
Solo cómo sufrir silenciosamente el agotamiento.

(...)

Renuncio a faltar, renuncio a enfermar, renuncio a las faltas por asuntos personales.
Renuncio a llegar tarde, renuncio a irme temprano.
Por la línea de ensamblaje me mantengo firme como el hierro y mis manos vuelan.

¿Cuántos días, cuántas noches
habré estado - así - dormido de pie? [3]

Y de la fábrica a la tienda nos encontramos en los escaparates esos móviles brillantes y relucientes en sus cajas de colores, completamente desconectados de las consecuencias sociales de su proceso de producción. Ni más ni menos que como cualquier otra mercadería que nos vendan.

Curiosamente, este ciclo de vida del teléfono termina, otra vez, en el continente africano. Ahí van a parar todos esos móviles estropeados o deshechados [4]. En este sentido hay que hacer hincapié en su deliberada producción defectuosa para que tengan una fecha de caducidad. Se trata de la obsolescencia programada, aunque también hay que considerar la obsolescencia social, es decir, el hecho de que un móvil se considere pasado de moda y se cambie por otro con mejores prestaciones. En este punto hay que señalar la incesante presión que ejerce la publicidad para que compremos algo y, al cabo de poco, renovemos el producto.

Otro aspecto del que hablábamos en las charlas son las consecuencias ecológicas de la telefonía e Internet. Por ejemplo, hay enormes cifras sobre el gasto energético de las antenas repetidoras, los cables kilométricos que cruzan los océanos o la refrigeración de los centros de procesamiento de datos. También hay abundante documentación sobre los efectos que provocan en la salud las ondas del móvil y las redes wifi. Son otras formas interesantes de abordar la nocividad de Internet y los smartphones pero no las trataré en este texto puesto que, como he dicho, ya hay suficiente información al respecto [5].

El tema que realmente generaba debate en las charlas que hicimos con el colectivo era la parte referida a las consecuencias sociales del uso de Internet y los smartphones. También era el apartado que considerábamos más atractivo porque era el que notábamos más presente y nos hacía reflexionar sobre nuestra cotidianidad.

He aquí el quid de la cuestión. ¿Cómo nos afecta ese cambio de paradigma relacional?

Primero de todo, para decir simple y llanamente nuestra tesis, nosotras pensamos que el smartphone aísla y aliena al individuo, a la vez que fomenta el individualismo. Con esto no queremos decir que el ser humano fuese autónomo antes de la llegada de éste, más bien queremos señalar que el smartphone refuerza notablemente la estrategia capitalista de separar las personas y romper las comunidades humanas, o lo que quede de ellas.

Analizamos primero el smartphone como pantalla y, para entender que sucedía entre esta y nosotros, miramos hacia atrás para poder contextualizar mejor de dónde provenía. De esta forma, inscribimos al smartphone en una evolución histórica de la pantalla que, muy a grosso a modo, la resumimos así:
El primer espectáculo de masas de la era industrial fue el cine. El cine es, tradicionalmente, un espectáculo colectivo, es decir, vemos la pantalla acompañados de más gente que, a menudo, no conocemos. Luego, entre los 60 y los 70 aproximadamente, en distintos países europeos se instauró la televisión en casi cada hogar. La pantalla entró en un ámbito doméstico y familiar, es decir, con menos gente y de confianza. Después, con los ordenadores e Internet, el consumo se volvió plenamente individual y desde casa, pero ya no desde el salón. Y así hasta llegar al Smartphone o teléfono inteligente, donde la pantalla se libera de sus ataduras para que la llevemos siempre encima.

Ver en perspectiva este periplo de la pantalla nos da algunas ideas. Hoy en día, fruto y continuación de ese transcurso histórico, las pantallas se multiplican a nuestro alrededor sumergiéndonos de lleno en la realidad virtual. Llevando un miniordenador en el bolsillo, esta segunda realidad es cada vez más inmersiva. La meta final de este proceso podría terminar en las Google Glass o en las gafas de realidad aumentada, ya promocionadas en la última edición del Mobile World Congress. En este sentido, también cabría destacar el furor generado por la aplicación Pokemon Go, de la que hablaremos más adelante.

Se podría haber ido aún más atrás para hablar de la relación filosófica entre el ser humano y la imagen, e incluso encontraríamos aportaciones interesantes en la caverna platónica o en la querella iconoclasta de los siglos VIII y IX, pero decidimos acotar un poco más el terreno. A quién sí utilizamos para nuestra crítica fue a Debord (La sociedad del espectáculo, 1967) para referirnos a la pantalla como eso que nos pone siempre en una condición de espectador, el cual es siempre un sujeto pasivo: la imagen aparece ante nosotros sin capacidad de poderla contestar, revelando así su carácter autoritario y unidireccional. En esta línea, el autor francés nos dice: “El espectáculo se presenta como una enorme positividad indiscutible e inaccesible. No dice más que lo que aparece es bueno, lo que es bueno aparece". La actitud que exige por principio es esta aceptación pasiva que ya ha obtenido de hecho por su forma de aparecer sin réplica, por su monopolio de la apariencia.” [6]

Esta inmersión en lo visual, este retraimiento en uno mismo que permite la pantalla portátil del smartphone es la que desconecta al individuo y lo fija temporalmente en otra realidad. Cuando decíamos que el smartphone aísla al individuo, a menudo pensábamos en ese silencioso vagón de metro en el que todas las personas van mirando su móvil, en un estado de semi-ausencia, separadas de su entorno físico.

Para entender la función del móvil en nuestra sociedad hundimos las raíces en las pulsiones más elementales del individuo. Todo ser humano tiene unas necesidades básicas: de comida, de casa, afectivas... En los ambientes que vivimos, especialmente en esas ciudades cada vez menos habitables, impersonales y con un creciente número de espacios privatizados, observamos que el móvil viene a suplir una carencia social de afectos y de comunicación. Un déficit que se hace más manifiesto en estas grandes urbes donde pasamos largas horas en esos no-lugares que son los transportes públicos [7]. Hoy en día, con la crisis se ha ido acentuando una tendencia hacia la precarización donde ya nada es estable: un día trabajamos aquí y otro allí, nos hemos mudado del barrio en que crecimos, los amigos de siempre también y nos vamos dispersando todos... a falta de espacio público o de comunidad por culpa de esa movilidad constante a la que estamos sometidas, el móvil se hace necesario para reconectar todas esas partes fragmentadas de la vida, para no quedarse demasiado solo y ser un infeliz. Los anuncios se adaptan a todo ese ambiente y te dicen “la vida es móvil”, “consúltalo estés donde estés”, “cuéntaselo a todos tus amigos”, “connecting people”... la publicidad, auténtico combustible del capitalismo, juega con nuestros sentimientos diciéndonos “Nunca estarás sola”, y claro, en este mundo monótono y asfixiante, ¿quién podría seguir viviendo sin la compañía o el afecto de las otras? Este sistema propone parches para los problemas que él mismo crea. Si este mundo rendido a la competición, la prisa y el trabajo ha sacrificado las relaciones humanas por el camino, es este mismo mundo el que te ofrecerá el móvil o Internet como remedio a esa enfermedad que ha generado [8]. Pero esa solución no es perfecta, pues no cura el dolor de la distancia, ni mejora las relaciones entre las personas, únicamente las hace pasar por otro canal.

La comunicación crea un indicio de comunidad. Entre la televisión y el smartphone hemos pasado (y estamos) por una época que, con sus más y sus menos, carece de conciencia de clase o de religión, de esos grandes relatos que aunaban la comunidad [9]. Compartir fotos, chatear constantemente con amigos y, en general, participar del mundo online hace sentir al individuo formar parte de un todo. La simulación tecnológica provoca artificialmente una sensación de congregación [10]. Parece cumplir con las características de ese espacio público cada vez más muerto que deviene en espacio virtual. Sin embargo, nosotros vemos la “comunidad virtual” como un oxímoron, ya que esta comunidad no junta a las personas para cantar al unísono, si no que, por lo contrario, Internet tan solo incita a publicitar nuestro aislamiento, creyendo que de la suma de aislamientos surgirá la comunidad [11]. La red solo une electrónicamente a los individuos, puesto que realmente cada uno de ellos está solo, en su cuarto o concentrado en su smartphone, separado del mundo. Volviendo a Debord: “El espectáculo no es más que el lenguaje común de esta separación. Lo que liga a los espectadores no es sino un vínculo irreversible con el mismo centro que sostiene su separación. El espectáculo reúne lo separado, pero lo reúne en tanto que separado.” [12]

Constatamos con el grupo que esta comunicación constante que facilitan las nuevas tecnologías muchas veces se vuelve en coacción. Pensamos que controlamos el móvil pero a menudo es él el que nos controla a nosotros, ya que cuando suena tenemos la obligación de mirarlo. En este sentido es sabido del alto número de parejas que han finalizado sus relaciones por el tema del doble tick del WhatsApp (¡Has visto el mensaje y no me has contestado!). Un estudio de 2013 afirmaba que 28 millones de parejas de todo el mundo habían terminado por culpa de esta aplicación [13]. Asimismo, en lo que atañe al móvil en relación al mundo laboral tendríamos al dispositivo jugando aquí también el rol de controlador: el jefe te puede vigilar más y mejor. En muchos casos, la instauración del móvil ha significado para el trabajador el hecho de llevarse el trabajo a casa y así extender la jornada laboral más allá del horario marcado sin que la parte restante sea remunerada. En cuanto al control en el trabajo, ya han habido diversas sentencias judiciales sobre despidos improcedentes en pleitos sobre vigilancia de redes sociales de los superiores a los trabajadores[VALERO MOLDES, FABIÁN. (2013), La actividad en las redes sociales como causa de despido.]]. También tenemos otras expresiones del mismo asunto en fenómenos como el cyberbullying o el ciberacoso, los cuales están en el orden del día. En definitiva, lo que vemos en común en todos estos casos es que Internet no libera al individuo, sino que lo ata aún más a lo mismo que ya estaba atado antes: al trabajo, al jefe controlador, al novio machito que vigila, al matón del patio... La dominación se hace extensible más allá de las barreras físicas de la presencia. Se perfecciona incluso.

Otro ejemplo que salió en uno de los debates, este quizá más trivial pero que sin embargo nos pareció ilustrativo, es la anticuada concepción de que no se debía llamar por teléfono a la hora de comer. Antes era de mala educación, ahora, en cambio, no contestar es quedar mal. De alguna forma, tanto en la vida laboral como en el resto de la vida, se nos dice que siempre tenemos que estar conectados, permanentemente en alerta.

Cada día que pasa se detectan más cambios en los comportamientos y las actitudes de las personas. Hechos que pueden parecer banalidades o nostalgias de cariz costumbrista, para nosotros indican el camino que tomamos de ahora para el futuro. Fijémonos también en la diana predilecta de toda publicidad, la juventud. En estos días que corren, para los adolescentes es un imperativo estar en las redes sociales (Facebook, Twitter, Whatsapp, Snapchat, Instagram...) y ser activo en ellas para no quedarse al margen de nada. La psicología afirma que en la pubertad y la adultez temprana es cuando se empieza a desarrollar la pertenencia al grupo y las redes, tal como he dicho, ofrecen una manera de amplificar la sensación de conexión con otras personas. En relación a esto, algunos investigadores han propuesto una nueva patología llamada FoMO (fear of missing out) que se puede traducir como “miedo a perderse algo”. Este fenómeno explica bastante bien la presión que siente algunos chavales por estar “dentro” del grupo, por no quedar marginados y ser objeto de burlas. Otra patología relacionada que nos puede resultar familiar es el denominado ringxiety (de ring y ansxiety, ansia), en el cual sentimos vibrar el móvil y nos parece oírlo, cuando éste en realidad no está sonando.

¿Y por qué tanta adicción? ¿Por qué en todos lados gente mirando el móvil?

Cuando uno está en Internet, tanto desde el ordenador como desde el teléfono inteligente, uno experimenta cierta sensación de confort y comodidad. Uno navega velozmente por la interfaz controlando cada detalle, mostrando lo que quiere mostrar, configurando hasta las más pequeñas cosas. El mundo digital aparece como un refugio del mundo real. Si la realidad para uno es desordenada, caótica, decepcionante y, en general, se tiene poca capacidad de decisión ella, el revés de la pantalla, la otra realidad, es gestionable, accesible, previsible y se le puede dar la forma que uno quiera. En un mundo masificado en el que unos estamos a merced de otros (o muchos lo estamos a merced de pocos) se nos permite ser minidioses en lo que atañe a nuestro mundo virtual, nuestro refugio-huida electrónica.

Lo que no controlamos son las consecuencias personales de cada uno en este giro colectivo hacia lo digital. La lógica del navegante de Internet es la dispersión y la multitarea. En la web se perciben constantemente estímulos de colores y formas que nos quieren llamar la atención para que pulsemos ahí. La gamificación pretende mostrar toda operación como un juego. De un sitio se va a otro y un clic alimenta otro clic, los ojos vuelan en diferentes direcciones. Por estas razones, Internet dificulta la capacidad de concentrarse en una sola cosa y, por lo tanto, tiende a sintetizar todo cada vez más, haciendo la lectura de más de 6 líneas algo inaceptable. Un ejemplo claro es Twitter.

Todo esto nos hace más dispersos e impacientes, necesitamos estímulos cada vez más inmediatos y todo es sujeto de cambio en cualquier momento. Lo sólido parece desvanecerse: cuando quedas con alguien, nunca sabes si el otro va a venir hasta que no lo confirma a última hora por Whatsapp. Se ha generado una nueva subjetividad. Y esta nueva subjetividad, como las anteriores, está condicionada por los instrumentos (los aparatos) que la burguesía (el capital) ha puesto sobre la mesa.

La circulación libre por Internet ha escondido la imposición obligatoria de su uso para relacionarnos. Si ya en los adultos y la gente mayor ha habido la necesidad de adaptarse y así generar nuevas dependencias, en los niños y los jóvenes hablamos de un crecimiento completamente condicionado por las redes sociales y los smartphones que van a empobrecer y degradar los conceptos de amistad o intimidad, reduciendo estos a la cantidad de mensajes y me gustas o al espectáculo que puede llegar a hacerse uno de su propia vida.

“Si al principio el móvil se asociaba al businessman, poco a poco se ha convertido en la herramienta imprescindible del ser humano liberal. Corresponde así a muchas de sus “cualidades” emblemáticas: individual, consumidor, moderno, flexible, eficiente, móvil, en comunicación permanente, etc. La difusión masiva y sin cuestionar del móvil ha participado de la propagación de estos valores, modificando en profundidad las relaciones sociales.” [14] En cuanto a objeto necesario y paradigmático de nuestra era, en cuanto mercadería que vincula las demás mercaderías, el smartphone se ha erigido como símbolo máximo de esta nueva etapa capitalista, así como lo fue anteriormente el automóvil.

Por otro lado y cambiando un poco de tema, ¿cómo es toda esa comunicación telemática entre smartphones y ordenadores? Evidentemente un diálogo cara a cara es mucho más rico en particularidades que no una conversación de WhatsApp. Hay que considerar que aproximadamente un 80% de nuestra comunicación es no verbal. El filtro tecnológico elimina las diferencias para crear un lenguaje único y computable. En la red, las palabras se vuelven mensajes y las emociones quedan reducidas a emoticonos. De ahí esa ansia en llenar las frases con ellos y descubrir nuevos constantemente [15].

En este tipo de relaciones virtuales también tiene un gran protagonismo la imagen, sobre todo la de uno mismo. Hemos denominado este fenómeno como “cultura del postureo”. Facebook, el ejemplo más claro, transmite una positividad absoluta: hay me gusta, pero no hay "no me gusta”; hay amigos, pero no hay "enemigos”. La gente enseña lo maravillosa y alucinante que es su vida, como mercaderías autopromocionándose. Se muestran hipócritas, como si fuesen los actores de sus propias vidas. Es todo un universo virtual creciente que entendemos como una forma de evasión a una vida efectivamente miserable y aburrida.

“La Jovencita es optimista, radiante, positiva, alegre, entusiasta,
en otros términos, sufre”

“La Jovencita no se ama a sí misma, lo que “ama” es su imagen” [16]

Además, gran parte de esta comunicación es espiable. Damos nuestros datos a “los amos de Internet” (Google, Apple, Facebook, Amazon) para que realicen estudios de mercado a partir de la perfilación de nuestras identidades digitales. Mediante el mecanismo perverso de la gratuidad aceptamos los TOS (terms of service, “términos de servicio”) y facilitamos nuestra información a terceros, sin ser capaces de ver que si no hay producto que vender, el producto somos nosotros mismos. De nosotros sacan sus ingentes beneficios estas empresas que no venden nada físico.

En este sentido, el Big Data hace referencia a los grandes almacenes de información que, a partir del tratamiento de esos datos cedidos voluntariamente, permiten a las compañías conocer mejor a sus clientes, clasificar la población en grupos o segmentos dependiendo de diferentes variables (clusters) y, mejor aún, predecir las reacciones de los usuarios. El procesado de información que ejecuta el Big Data responde a una mezcla entre marketing y seguimiento policial, pero extendido al conjunto de la población. Cabe decir que sus intereses son mayoritariamente comerciales [17].

El Big Data es una fuente económica en plena expansión. Empresas como Google o Facebook, a pesar de no “producir” nada, atesoran unos ingresos altísimos que las equiparan a las más grandes multinacionales. La venta de datos personales es un sector relativamente nuevo, aparecido con la popularización de Internet. Hasta ese momento, la comunicación entre las personas no era una actividad de la cual se pudieran extraer tantos beneficios. ¿Qué quiero decir con todo esto?

El capitalismo aspira a monetizar (capitalizar) toda actividad humana. Su funcionamiento y la explicación de su expansión es la subsunción, es decir, absorber hacia el mercado aspectos previamente no capitalistas, subsumir actividades que no se rigen bajo la ley del valor, mercantilizar todas las facetas de la vida. El capital es valor valorizándose constantemente. Los parones y las caídas de ese proceso han producido crisis. Crisis que se han superado abriendo nuevos mercados, descubriendo nuevos sectores, dicho en otras palabras, poniendo el capital otra vez en movimiento. De la depresión del 29 se salió con la industria de la guerra arrasando con millones de vidas en la Segunda Guerra Mundial. De la crisis del petróleo del 73 se salió privatizando a ritmo neoliberal y convirtiendo el dinero en activos financieros para que pudiera seguir circulando pese a ser ficticio. Hoy en día, también en crisis (permanente), vemos un enorme campo a experimentar en el Big Data y la realidad virtual. Las ganancias de Facebook o Google así lo certifican. El fenómeno Pokémon Go también nos lo demuestra: la realidad aumentada crea una capa que encubre el espacio público para privatizarlo [18].

En conclusión y ya finalizando, para sintetizar este cambio de paradigma en las relaciones, me acojo a una reflexión que aparece en el último libro del comité invisible.

"Esta catástrofe es en primer lugar existencial, afectiva, metafísica. (…) No ha sido a la ligera que [el hombre occidental] ha puesto tantas barreras entre él y el mundo. Arrojado sin tregua de la euforia al estupor y del estupor a la euforia, hace el intento de remediar su ausencia en el mundo con toda una acumulación de especializaciones, de prótesis, de relaciones, con todo un montón de chatarra tecnológica al fin y al cabo decepcionante. De manera cada vez más visible, él es ese existencialista superequipado que solo para cuando lo ha ingeniado todo, recreado todo, al no poder padecer una realidad que, por todas partes, lo supera. (…) La vida está efectivamente, afectivamente, ausente para él, pues la vida le repugna; en el fondo, le da nauseas. Es de todo aquello que lo real contiene de inestable, de irreductible, de palpable, de corporal, de pesado, de calor y de fatiga, de lo que ha logrado protegerse arrojándolo al plano ideal, visual, distante, digitalizado, sin fricción ni lágrimas, sin muerte ni olor, de Internet.

(…) No es el mundo el que está perdido, somos nosotros los que hemos perdido el mundo y lo perdemos incesantemente; no es él el que pronto se acabará, somos nosotros los que estamos acabados, amputados, atrincherados, somos nosotros los que rechazamos de manera alucinatoria el contacto vital con lo real. La crisis no es económica, ecológica o política, la crisis es antes que nada de la presencia."
[19]

No nos gusta la vida que vivimos (¿a quién le gusta verdaderamente?) y por lo tanto huimos de esa realidad a base de drogas, series y fiestas al fin y al cabo deprimentes. Interponemos entre nosotros y el mundo un smartphone, una pantalla, una barrera, que tape un poco. Sentimos que estamos solos y que todo da asco, pero entonces miramos al móvil y vemos que tenemos un mensaje y pensamos: “bueno, al menos alguien piensa en mí”. Es una permanente huida hacia adelante, hacia el abismo.
***

Como alternativa, nosotros como grupo suplíamos esa comunicación vía móvil e Internet por encontrarnos diariamente en el local de estudiantes. Nuestra propuesta, un poco vaga y difusa, es recuperar los espacios públicos y colectivos: hacer vida en ellos, encontrarnos afectivamente en los ateneos, en las plazas, en el barrio, en las asambleas, en el sindicato... Que esto, en el fondo, no es más que la antigua historia de la clase obrera, la cual se juntaba en estos sitios para conspirar y compartir emocionalmente sus miserias. Se trata de recuperar la cultura local enfrente de la cultura capitalista o la cultura del espectáculo. Recuperar la historia de los barrios combativos, tratar de hacer habitables nuestras vidas, atacar aquello que las degrada y las mata.

Joan Liébana Tardío
(capitaludd@nodo50.org)

[1] Con esta cifra situamos el genocidio del Congo en el segundo puesto de las guerras con más víctimas fatales justo por detrás de la Segunda Guerra Mundial. Asimismo, bajo la escalofriante cifra de 7 millones, tampoco querríamos olvidar el alto número de mujeres violadas, torturas, migraciones forzadas, desforestación, mutilaciones o el uso de niños soldado.

[2] El tema de la guerra en el Congo está suficientemente documentado y por lo tanto no será el principal interés del texto profundizar en este aspecto. Des de aquí recomendamos la lectura del capítulo “El ejemplo del col-tán” dentro Cuadernos de negación, nº8 Crítica a la razón capitalista, DE ALTU-BE, RAMIRO (2004) El imperialismo continúa, la fiebre del coltan., y DE ALTUBE, RAMIRO (2011)La fiebre del coltan, genocidio en la República Democrática del Congo.

[3] Recomiendo enardecidamente sus poemas. En esta web se puede encontrar algunos más.

[4] ¿Dónde van los móviles que ya no queremos? (2012) Expansión (diario).

[5] Este artículo da algunas cifras sobre esta cuestión Vivimos rodeados de radiaciones electromagnéticas, Moai: boletín sobre control tecnológico, biológico y social.

[6] DEBORD, GUY (2002). La sociedad del espectáculo. Valencia, España, Pre-Textos.

[7] Considerábamos como otros no-lugares Internet (la red): el espacio virtual, ese espacio que no es espacio. Bajo esa idea de no-lugar también nos venía a la cabeza ese tipo de plazas hechas por urbanistas de nuevo cuño, en las cuáles predomina el diseño más que las necesidades humanas. Esas plazas que tienen el suelo duro, que parecen más hechas para el tránsito de las personas y los coches que no para el encuentro, que permiten una gran visibilidad para detectar rápidamente las conductas incívicas, que a menudo los bancos están dispuestos de formas extrañas en las que la gente no pueda hablar entre ella.

[8] Capítulo “Más aislado” dentro de Quema tu móvil, (fanzine).

[9] Exceptuamos aquí la comunidad musulmana que sí mantiene en gran medida su religiosidad.

[10] IPPOLITA (GRUPO). (2016). Ídolos: ¿la Red es libre y democrática? ¡falso! Madrid, Enclave de Libros.

[11] La xarxa... (poema) (2010).

[12] DEBORD, GUY (2002). La sociedad del espectáculo. Valencia, España, Pre-Textos.

[13] La culpa no es del doble ‘check': el verdadero papel de WhatsApp en las rupturas de pareja, (2015) El diario (diario).

[14] Quema tu móvil, (fanzine)

[15] Por fin la paella valenciana tendrá su emoji en WhatsApp, (2016), 20 minutos (diario).

[16] TIQQUN (GRUPO). (2012). Primeros materiales para una teoría de la Jovencita ; seguido de "Hombres-máquina: modo de empleo". (Madrid), Acuarela.

[17] El procesado de datos con fines mercadotécnicos es ampliamente superior al uso de estos datos para fines políticos, es decir, para la investigación y la vigilancia de los individuos. A propósito de esta vigilancia virtual, destaca el programa estadounidense PRISM, un dispositivo secreto de control masivo de Internet y de las tele-comunicaciones que fue desarrollado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). El impacto global del pro-grama fue denunciado en junio de 2013 por el revelador Edward Snowden. Prism cuenta con la colaboración de Microsoft (comprendiendo también Skype), Google (y Youtube), Facebook, Yahoo!, Apple, AOL i Paltalk. Fue curioso como fue ferozmente reprochado el gobierno de Obama por esta iniciativa, pero en cambio apenas fueron criticadas estas corporaciones multinacionales que sin su contribución el programa PRISM no hubiera funcionado.

[18] El fenomen Pokémon, (2016) Solidaridad Obrera (diario)]. Este juego, del cual Google también participa, ha marcado récords de beneficios (Nintendo ha duplicado su valor en bolsa) además de dar lugar a situaciones dantescas como la de la niña estadounidense que fue atropellada por un coche mientras capturaba Pokemon y que luego criticó la aplicación, acusándola de ser la causante de su accidente[Esta chica sufre un atropello cuando cazaba pokémon y dice que la culpa la tiene el juego, (2016) La Vanguardia.

[19] COMITÉ INVISIBLE (FRANCIA). (2015). A nuestros amigos. Logroño, Pepitas de Calabaza.

Fuente: https://www.nodo50.org/ekintza/spip...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Se presentó en Elx el documental "La guerra empieza aquí"

26 May, 2019 - 11:03

Redacción Tortuga

Organizado por CNT Elx y el Grup Antimilitarista Tortuga, ayer sábado por la tarde tuvo lugar en la sede de la organización anarquista la proyección del documental "La Guerra Comienza Aquí".

"El trabajo nace a partir de la negativa por motivos éticos del bombero Ignacio Robles, miembro de Greenpeace, que en marzo de 2017 se negó a participar en un embarco de armas con destino a Arabia Saudí en el Puerto de Bilbao. Una acción que le costó la apertura de un expediente para evitar que otros compañeros pudieran hacer algo parecido. La acción de Ina Robles, puso en sobre aviso a varios colectivos sociales del hecho de que desde Euskadi se enviaban regularmente armas destinadas al conflicto de Yemen que eran usadas, en muchos casos, contra la población civil.

La idea de realizar el documental surgió en el seno de la Comisión “La guerra empieza aquí”, formada por miembros de Ongi Etorri Errefuxiatuak-Bizkaia y el grupo antimilitarista KEM-MOC de Bilbao. Fue financiada gracias a un crowdfunding con el apoyo de 231 personas, que aportaron 12.806 euros.

Una película que además de recoger el testimonio de Ignacio Robles, cubriera las movilizaciones que se realizaban en torno al Puerto. También se vio la necesidad de contextualizar la historia y el presente de la producción de armas en Euskal Herria.

Finalmente, para vincular la realidad cercana con aquella en Yemen, se consiguió rodar en Sana'a, con un equipo local dirigido desde Euskadi, ante la imposibilidad de entrar en el país, y gracias a la colaboración de la ONG Solidarios Sin Fronteras.

Faten Al Osimi es el personaje yemení que, junto a Ignacio Robles, muestra el lado más humano de la realidad de la guerra. Faten, una mujer yemení de a pie, intenta ayudar a sus compatriotas con repartos de comida e instalando depósitos de agua, en un país destruido por la guerra y asolado por el cólera y otras enfermedades.

En Euskal Herria hay un centenar de empresas que fabrican o participan en la producción de armas. Facturan 500 millones de euros anuales y exportan el 80% a países como Arabia Saudita, que las utiliza contra la población civil yemení, y se encuentra entre el principal cliente del estado en este sector.

Una docena de colectivos antimilitaristas, ecologistas y ONGs, junto a Ongi Etorri Errefuxiatuak Araba han denunciado recientemente esta ‘industria de la muerte' y la complicidad de las instituciones vascas. Al mismo tiempo, han hecho un llamamiento a la ciudadanía a informarse y participar en la campaña #ArmasEuskoLabel para la guerra". (texto tomado de este enlace: http://eldiariosolidario.com/la-gue... )

Proyección en Elche

Unas 25 personas asistieron en Elche a la proyección del documental y al posterior coloquio dinamizado por Argi Otxoa, miembro de Ongi Etorri Errefuxiatuak. En el debate, que se prolongó por espacio de casi una hora, se pudo analizar la causalidad entre la fabricación de armas y la guerra, así como revisar las múltiples complicidades sociales, políticas y económicas que hay en ello, e incluso algunas derivadas como la industria del petróleo ligada a los hábitos de vida en Occidente. También se examinaron las luchas ciudadanas desarrolladas para poner coto a esta situación.

Ver también:

Video y charla sobre el documental "La guerra empieza aquí" en Alicante

Más sobre Tortuga

Categorías: Tortuga Antimilitar

USTEA (Cádiz) informa: Manual de resistencia ante el intento de militarizar las escuelas

26 May, 2019 - 00:00

Hay que reivindicar que la Escuela es un lugar para construir una auténtica Cultura de Paz y no para realizar tareas de reclutamiento de jóvenes.

Una Escuela No militarizada (ENM) fomentará el espíritu crítico y no cederá sus instalaciones a la propaganda bélica, ni organizará visitas a instalaciones militares que hayan estado relacionadas con la muerte de miles de personas inocentes. Tampoco se firmarán acuerdos con empresas destacadas por la fabricación de material bélico que se use o se haya usado en diferentes conflictos armados.

Una ENM colaborará con campañas a nivel andaluz, a nivel estatal, como la del Centro Delas denominada “Desmilitaricemos la educación”, o con campañas a nivel planetario como la que propugna la Internacional de Resistentes a la Guerra,(IRG) contra los desorbitados gastos militares.

La ENM será un lugar donde investigar Alternativas de Defensa basadas en diversas experiencias acumuladas a lo largo de la historia, como las de Defensa Popular Noviolenta.

Las ENM celebrarán el Día de la Paz y la Noviolencia en el sentido original de tal celebración, fomentando la fraternidad universal por encima de razas, credos, ideologías, géneros…

En la ENM se dedicará una parte del tiempo de lectura a textos de personas que se hayan caracterizado por la defensa de la Paz y la Noviolencia, como Tolstoi, Virginia Woolf, M.L. King, María Montessori, Gonzalo Arias, L. Vidal… Y textos que permitan comprender la guerra como una gran tragedia humana… de la que siempre intenta beneficiarse una minoría.

Hay que seguir reclamando la reducción de los gastos militares y más inversión en gastos sociales, y que sea el gasto en educación el que aumente, no el militar.

Hay que seguir denunciando que muchas partidas presupuestarias de muchos ministerios son gasto militar encubierto, y que hay que dedicar mucha más inversión a estudios relacionados con la resolución no violenta de los conflictos en lugar de invertir en I+D para la industria militar.

En lugar de dar cabida a exhibiciones policiales y militares, se debería buscar más espacio para investigar en una verdadera Cultura de Paz, en el peligro de todos los militarismos y los diversos niveles de militarización del Estado y de la Sociedad civil.

En la ENM se debe investigar sobre las distintas facetas del Patriarcado, y sobre cómo sus estructuras de poder se entrelazan con las estructuras militares que buscan la sumisión de los poderes de la sociedad civil.

Habría que crear una Red de Centros educativos Objetores de Conciencia a la Propaganda militar y conectar a todo el profesorado que en diversos centros protesta contra la visita a Bases, las exhibiciones de armamento, las charlas de reclutamiento o el Plan de la ex ministra Cospedal de militarizar la educación, que aún sigue vigente.

“Los objetores de conciencia son los pioneros de un mundo sin guerras”. Albert Einstein.

Fuente: https://usteacadiz.com/2019/05/06/u...

Categorías: Tortuga Antimilitar

No ferias de armas en Madrid

26 May, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Ana María Álvarez: ‘Un funcionario puede quitarte a un hijo'

26 May, 2019 - 00:00

Josep Maria Francàs

Conversación tranquila de @jmfrancas con Ana Álvarez (@m_alvasan), psicóloga.

JMF: ¿Qué tienes que ver con los ‘niños Tutelados'?

Ana María Álvarez: Conozco el tema de forma casual por un caso que atendimos en el centro de trabajo. A partir de ese momento y extrañada por la forma de atender la situación que estaba viviendo esta madre, comencé a investigar sobre ello.

JMF: ¿Sobre niños Tutelados?

Ana María Álvarez: Exactamente. A esta madre le retiran la tutela de su hijo cuando había sospechas de abuso y maltrato por parte del padre del que estaba separada desde que el niño tenía meses.

JMF: ¿Sospechan del Padre y castigan a la madre?

Ana María Álvarez: Sí, desacreditan los testimonios de la madre y le abren un expediente donde se le cuestiona su estabilidad psicológica y se le acusa de manipulación sobre el niño. Al niño se le considera fantasioso y no dan credibilidad al testimonio del menor.

JMF: Y, ¿el padre?

Ana María Álvarez: El padre tiene todo el apoyo de los Servicios Sociales. Y la persecución es hacia la madre.

JMF: ¿Cómo te explicas eso?

Ana María Álvarez: Después de estudiar muchos casos, todos utilizan él mismo modus operandi. Ante situaciones familiares de vulnerabilidad, si hay litigio, maltrato o abuso, los Servicios Sociales van a desacreditar a la víctima real. Inaudito, pero, bajo mi punto de vista, es la forma de conseguir la indefensión y poder conseguir la tutela.

JMF: ¿Conseguir la tutela para?

Ana María Álvarez: La Administración recibe de la Unión Europea subvenciones por tutelar menores, 65000€ nada más tutelar a un menor y entre 4000 y 9000€ mensuales. Además las leyes han ido favoreciendo que las tutelas sean fáciles de conseguir. No hace falta orden judicial. Cualquier funcionario, técnico de Servicios Sociales puede firmar un desamparo sin que pase por supervisión judicial. Esto favorece la indefensión de la población y la impunidad de quien quiera lucrarse con las subvenciones de la UE.

JMF: ¿Me estás describiendo una mafia?

Ana María Álvarez: Pues eso parece, ¿no? Soterrada, Integrada en el Sistema.

JMF: Y, ¿quién se lucra en eso?

Ana María Álvarez: Pues creo que hay muchos intereses. Posiblemente todas las empresas que se encargan de los centros de acogida, los propios funcionarios que estén dentro de la trama, los abogados que también tengan intereses… ¿¿¿Los políticos??? No creo que todos los técnicos sean corruptos, ni todos los centros de acogida estén en la trama, ni todos los abogados…

JMF: Y, ¿ los jueces no intervienen en eso?

Ana María Álvarez: Cuando se llega a juicio. Que no siempre sucede. Los jueces, a priori, creen más los informes, aún siendo informes irregulares, de los técnicos que los testimonios o pruebas que los afectados muestran. El sistema judicial está saturado. Los jueces, incluso sin pensar que alguno tb este dentro del entramado, están saturados. Creo que eso favorece la situación.

JMF: ¿Un funcionario no juez te puede quitar un hijo?

Ana María Álvarez: Un funcionario puede quitarte a un hijo. Si a los dos años de estar en un centro de acogida no ha habido posibilidad de juicio. Dilatación de proceso, desorganizacion de expedientes, etc… Hacer esperar a los afectados para una evaluación psicosocial que nunca llega… Entonces, el niño ya pasa en acogimiento familiar. En este caso que yo conozco, se lo van a dar en acogimiento al padre. Increíble, ¿no? No han evaluado al padre aún teniendo fundadas sospechas y denuncias de la madre.

JMF: Me resulta increíble, obsceno y de régimen totalitario medieval…

Ana María Álvarez: El estado de derecho se ha ido a pique.

JMF: Y, ¿en el acogimiento también alguien cobra?

Ana María Álvarez: En acogimiento cobra la familia de acogida, 400 € aprox. El resto lo sigue cobrando la Administración autonómica que ha gestionado la retirada de tutela.

JMF: ¿La administración cobra por hacer qué?

Ana María Álvarez: Porque hasta que el niño tenga 18 años por ley, la UE sigue pagando por tutela de 4000 a 9000 €.

JMF: Hasta 400, va mucho dinero, ¿a dónde va?

Ana María Álvarez: Eso no lo sé. Me imagino que se lo repartirán en partidas para seguir manteniendo el “negocio”. Cuando denuncias esto y se paraliza el tema. Cuando los políticos se alarman y luego no siguen tras ello, cuando los medios oficiales callan… Sospechoso

JMF: ¿Son casos muy aislados o no tanto?

Ana María Álvarez: No son casos aislados. Eso podría ser negligencia de algún centro. Cuando detectas perversión, mismo modo de hacer, utilizan la estigmatización social para rellenar informes.. Hay gente metida en centros de salud, en coles… Es una forma soterrada, buscan vulnerabilidad y antes, ahora cada vez menos, factor sorpresa… Y hay muchísimas familias afectadas.

JMF: ¿Alguna cifra aproximada?

Ana María Álvarez: Se habla de 40000 a 70000 niños tutelados. Sobre todo, se observa un creciente número de tutelas. Apertura de más centros de acogida. Condiciones infrahumanas. Hermetismo y desvinculación con la familia biológica, o con la madre o con el padre. Yo me he dado cuenta de que utilizan la segmentación de la opinión pública. Incluso entre los propios afectados. Es importante decir que cuando son los padres los afectados, hay interés en hablar contra la ley de la violencia de género, posicionándoles como víctimas. Cuando la realidad es que está ley que aparentemente apoya a la mujer es un coladero para la intervención familiar de los Servicios Sociales, en muchos casos. Y daña a padres o a madres, a las que son más vulnerables y no resultan amenazantes. También se ha utilizado el ideario de que la custodia única está diseñada para ir contra los intereses de los hombres. No lo creo. Creo que está diseñada para que muchos padres comprometidos pierdan la tutela. Orientan ideológica mente para crear confusión y desmembrar a los afectados. Y si es el objetivo son familias nucleares, saldrá el tema de los lobbies LGTBI para que se piense que son los que quieren romper las familias. Creo que es una manipulación dantesca y que hacen un circo mediático, con noticias, subvenciones a plataformas con la intención de crear conflicto, enfrentamientos ideológicos y confusión. Para mí está trama es simplemente una mafia que desajusta a la población sana y genera preocupaciones y rivalidades mientras unos cuantos se frotan las manos haciendo sus tropelías y enriqueciéndose a nuestra costa.

JMF: ¿Cómo se podría resolver este robo legal de hijos? Por que es eso, ¿no?

Ana María Álvarez: En primer lugar no tener miedo. Se aprovechan de la vulnerabilidad y del miedo, incluso, de los abogados a ver comprometida su carrera. Hacer una denuncia colectiva. Unificar a los afectados y demostrar que la forma de proceder es desvirtuar al víctima. Pero hay que evitar entrar en polémicas de leyes trampa que sirven para posicionarse enfrentados en lugar de unirse y además descentran a la gente de lo importante. Listado real de casos, formas irregulares de proceder… Demostrar que hay un aumento de tutelas y que muchas de las leyes que venden como protección de intereses de un sector de la población, son leyes que crean polémica y que ocultan otras intenciones y que los periodistas libres os unáis.

JMF: Hay una concentración de afectados en Madrid, ¿sabes algo de ella?

Ana María Álvarez: Sí.

JMF: ¿Tienes datos por si alguien quiere ir?

Ana María Álvarez: Este domingo a las once y media en la Plaza de Jacinto Benavente de Madrid.

JMF: Gracias Ana María, un abrazo y me quedo triste e indignado.

Ana María Álvarez: No hay de qué.

Fuente: http://www.sinpostureo.com/entrevis...

Ver también:

Los centros para menores, ¿acogida o negocio?

Categorías: Tortuga Antimilitar

El “ejército de los europeos”

25 May, 2019 - 00:00

Rafael Poch de Feliu
Blog personal

Estados Unidos lleva años presionando a los miembros europeos de la OTAN para que incrementen su gasto militar hasta el 2% de su PIB. La presión aumentó con Obama pero Donald Trump la ha multiplicado con su característico estilo. “Es injusto que nosotros tengamos que pagar casi todo el presupuesto de la OTAN para proteger a Europa”, ha dicho Trump. Es falso, porque Estados Unidos solo aporta el 22% del presupuesto, pero sobre todo porque ese dinero no es para “proteger a Europa”, sino para mantener la dominante influencia de Estados Unidos en el continente.

Desde 1949 la OTAN ha sido la institución que organizaba la sumisión, el vasallaje y la tutela de Estados Unidos sobre Europa occidental. La seguridad europea ha estado desde entonces bajo mando del comandante de las fuerzas armadas de Estados Unidos en Europa. Sus secretarios generales eran y son europeos, pero siempre fueron títeres del Pentágono sometidos a una vigilancia absoluta por parte de sus mentores (Javier Solana tenía micrófono hasta en el retrete). La presión del 2% del PIB está dirigida, precisamente, a apuntalar esa influencia en un momento de relativo declive del poder americano.

Washington reconoce abiertamente ese factor desde que en 1966 el senador Michael Mansfield introdujo una enmienda en el Senado por la que se amenazaba con retirar las tropas americanas de Europa si los europeos no incrementaban su gasto militar, igual que hace hoy Trump. Como ha recordado Pascal Boniface, el gobierno derrotó cada año aquella enmienda alegando la realidad: “que la presencia militar americana en Europa no era un regalo a los europeos, sino que respondía al interés nacional de Estados Unidos”. El Pentágono nunca permitirá que esa amenaza de retirada se realice, dice Boniface.

Si todo esto es conocido, ¿por qué acceden los estados europeos a aumentar su gasto militar? Una respuesta es que muchos de esos estados, geopolíticamente hablando, son tontos. Es decir, han perdido toda capacidad de pensar el mundo, si alguna vez la tuvieron. Otra es que están tan acostumbrados a su papel de vasallo que actúa la inercia. Eso es perfectamente aplicable a España, por ejemplo. Pero, ¿qué decir de Alemania, la nación que con Friedrich Ratzel, el creador del concepto Lebensraum, “inventó” la geopolítica?

Hacia el ejército más potente de Europa

También Alemania está aumentando su gasto militar. Su previsión es pasar del actual 1,2% del PIB al 1,5% en 2025. La explicación es que Alemania sí que tiene un proyecto militar para Europa y pretende utilizar el farolero acicate de Trump para adelantar su ambición de nuevo liderazgo militar en el continente.

En vísperas de las elecciones de 2017 el candidato socialdemócrata Martin Schulz ya anunciaba que con el objetivo del 2% “vamos a hacer del Bundeswehr (ejército alemán) el mayor ejército de Europa”. “Si en el futuro nos tomamos en serio el reparto de tareas en Europa, el Bundeswehr debe convertirse en la fuerza armada convencional más fuerte de Europa”, declaró el pasado febrero el ex ministro de defensa alemán Volker Rühe. “Vamos por el buen camino” y en cualquier caso, “habrá más dinero”.

Obviamente, la perspectiva de que Alemania vuelva a ser la potencia militar preponderante en el continente es algo que resulta inquietante en la memoria de muchos europeos. Algo de ello le suena a la actual generación de políticos y pensadores alemanes, que, a diferencia de sus padres, ya ha perdido todo complejo nacionalista. Por ejemplo el profesor Gunther Hellmann, un especialista en política exterior y de defensa de la Universidad de Frankfurt, pronostica que el Bundeswehr será el ejército más fuerte de Europa dentro de “seis a ocho años” y al mismo tiempo dice que el dilema estratégico de Alemania es que “tiene que mandar y al mismo tiempo no debe parecer dominante”.

“Debemos tener un poco de cuidado de que la progresión hacia el (gasto del) 2% no vaya a ser interpretada, en la medida de lo posible, como una militarización de Alemania”, dijo Angela Merkel en su discurso sobre temas militares del año pasado (Bundeswehrtagung, 2018).

Que no se note

Como ocurriera con el mítico concepto de “potencia hegemónica a su pesar” (Hegemon wieder Willen) aplicado a la realidad de la Europa alemana moldeada por el nacionalismo exportador en la UE, defensores de un incremento sin complejos del actual intervencionismo militar internacional de Alemania (ya presente en: Somalia, Yugoslavia, Afganistán y Mali) como el politólogo Stephan Bierling, acuñan ahora para Alemania el inocente concepto de “potencia dominadora a su pesar” (Vormacht wieder Willen).

Esta ambición necesariamente cubierta de nieblas y piruetas conceptuales, está tejiendo algo que se parece a una estrategia militar concreta en Europa a partir del concepto “Framework Nation” (Naciones-marco, Rahmennnationenkonzept, en alemán) adoptado por la OTAN en su cumbre de Newport de septiembre de 2014. Este concepto es una fórmula para que fuerzas militares de pequeños estados de la OTAN puedan acoplarse con las fuerzas más grandes de una “nación marco”, como medio para “fortalecer el pilar europeo de la OTAN”. El gobierno alemán está haciendo un uso astuto de este título de “nación marco” con miras a un ejército europeo autónomo e independiente, sin Estados Unidos, bajo preponderancia alemana. El objetivo del concepto, explica el ministerio de exteriores alemán, es “un mayor reparto transatlántico de las cargas” pero también, añade “el gradual crecimiento conjunto del ámbito de la política militar y de seguridad europea”. Este vector supera el marco de la Unión Europea, por eso en la jerga berlinesa no se habla de “ejército de la UE”, sino del “ejército de los europeos”, explica el periodista Jörg Kronauer del diario Junge Welt.

Más que un concepto teórico

La “nación marco” alemana es algo más que teoría. Ya ha efectuado maniobras militares -el lunes comenzaron las más recientes en Baja Sajonia- en las que un contingente holandés de 2.500 hombres está supeditado a las fuerzas de intervención de élite alemanas (DSK) de 10.000 hombres y el año pasado una brigada mecanizada rumana participó también en maniobras (“White Griffin”) bajo mando alemán. De esta forma “se están creando divisiones multinacionales con capacidad militar alrededor de Alemania”, explica el Teniente General Rainer Glatz, ex comandante del mando de intervención del Bundeswehr. “Para la mayoría de los socios vinculados, Alemania es la nación indispensable”, dice.

Todo esto puede ser valorado como algo incipiente, pero el vector que marca es claro. La “patria europea” es una vieja ideología alemana. En Alemania el concepto “Europa” funciona como algo parecido a una identidad de recambio y a veces como sinónimo, o seudónimo, de “Alemania”. Hay que recordar que mientras otros socios europeos se dedicaban a cazar moscas en el aula, el aplicado alumno de la Alemania posterior a la reunificación elaboró una Unión Europea a la medida de su nacionalismo exportador con el resultado bien conocido. Ahora está ocurriendo algo parecido con la “Europa de la defensa”, y aunque la desconfianza y la prevención de socios como Francia e Inglaterra sean considerables, y aunque aún sea pronto para ver en qué quedará, es obvio que hay una jugada alemana en marcha sin que se vislumbren otras que la discutan.

Si el dominio, político y económico, alemán de la UE no ha traído nada bueno, puede adelantarse lo que sería si se le sumara una preponderancia militar, cuyo balance histórico es inequívoco, tal como juzga la inmensa mayoría de la población alemana que a diferencia de sus políticos y mandamases mantiene su antimilitarismo, según confirman las encuestas.

Este “ejército de los europeos” tiene todos los números para ser un nuevo despropósito imperialista en la competición por recursos globales escasos. Por lo menos mientras no se reforma un marco mundial en el que el poder y la fuerza de las potencias que intervienen importa más que las normas internacionales de convivencia y la sostenibilidad del planeta. La gran pregunta es si esa reforma es posible sin que medie otra gran catástrofe bélica como la que propició la creación de la ONU tras la Segunda Guerra Mundial.

(Publicado en Ctxt)

Fuente: https://rafaelpoch.com/2019/05/09/e...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El arte de perder

25 May, 2019 - 00:00

¿Cómo se viviría en una Segunda Revolución Industrial que, en vez de ser meramente mecanicista, fuera informativa y tecnológica? ¿Y si, en vez de enfrentarnos a la escasez de conocimiento, nos enfrentásemos a un exceso en el que estuvieran a la misma altura informaciones falsas y verídicas, lo banal y lo profundo, como si fuese un vertedero informativo y nos dejasen allí y hubiese que entrar a buscar algo que no se sabe cómo es y está enterrado?

Paula Llaves

Cuando Quin Shi Huang unificó China, su primera medida fue quemar libros y matar a quienes transmitían el pensamiento. Pasaron cuatro siglos y un poquito, y Diocleciano prendió fuego a los textos alquímicos de la Biblioteca de Alejandría. La Hoguera de las Vanidades, antes de ser novela de Tom Wolfe, fue la quema de manuscritos en Florencia, y Diego de Landa quemó todos los códices mayas del Yucatán. El cardenal Cisneros abrasó todos los libros de La Madraza de Granada. Y las llamas nazis devoraron todos los libros de autores judíos, comunistas o anarquistas. Argentina quemó su conocimiento dos veces en del siglo XX y el ISIS destruyó, también con fuego, 20.000 libros. Pero, a veces, no hace falta. Al fin y al cabo, los libros solo son peligrosos si los abres y les dedicas tiempo. Era el año 1990 y el cantante de un grupo del momento decía en un documental que le encantaban los anuncios de la televisión porque había consumido tantas drogas que no podía mantener la atención más de un minuto. El fuego lo llevaba dentro.

Hasta la primera revolución industrial la vida era muy lenta, los oficios, hereditarios; la información, escasa. Se aprendía escuchando, mirando, no leyendo. Los textos eran tan escasos que el acceso a los mismos era un valioso privilegio. Y la memoria y la capacidad de concentración para aprender o para hacer podían salvarte la vida. Pero ¿cómo se viviría en una Segunda Revolución Industrial que, en vez de ser meramente mecanicista, fuera informativa y tecnológica? ¿Y si, en vez de enfrentarnos a la escasez de conocimiento, nos enfrentásemos a un exceso en el que estuvieran a la misma altura informaciones falsas y verídicas, lo banal y lo profundo, como si fuese un vertedero informativo y nos dejasen allí y hubiese que entrar a buscar algo que no se sabe cómo es y está enterrado? ¿Qué pasaría si, en vez de nacer a varios días de la ciudad más cercana, se pudiese charlar con alguien al otro lado de la tierra en casi cualquier momento y, sin embargo, no se supiese por qué puedes hacerlo? ¿Cómo sería vivir sin saber cultivar la tierra, levantar una casa, hacer fuego, cocer el pan, porque todo estuviese destinado a formarte para una sola cosa, aislada, una pieza especializadísima de un engranaje tan complejo que una sola persona no podría reproducirla sola aunque quisiera?

Si se naciera, por ejemplo, en un mundo de luces de colores que disparan desde todos los flancos y las canciones de la radio y las series de televisión se interrumpen abruptamente para dar paso a imágenes inconexas, música confusa, gritos. Y en la calle las voces de los turistas llegasen a la ventana incluso en las noches de invierno y las redes sociales resumieran el mundo en vídeos de dos minutos y nunca se supiera cuando puede ser necesario responder a un mensaje y se hubiera nacido para aprenderlo todo, y nada entra en la mente si no es por los sentidos. Nacer en ese mundo donde antes que persona se es consumidor potencial bombardeable y si existiese una estructura indiscriminada que te asaltase a todas horas gritando: “¡Mira!”, y señalase en todas direcciones…. Eso tendría un precio.

Adam Schaff se quedó en la economía, en el trabajo como mercancía escasa, y en el desengaño y la resignación que genera la falta de expectativas de futuro. Pero es aún más cruel. Aguantamos porque somos adaptables. Somos animales que sobreviven en las condiciones más extrañas. La especie humana soporta la tundra y el desierto, la selva y la montaña, terremotos, monzones, guerras, dictaduras… Somos maleables. Nos adecuamos al medio y, en lo que podemos, adecuamos el medio a nosotros. Nuestro cerebro es plástico, nuestra conducta, nuestro código moral, nuestras costumbres… Por eso funciona la psicoterapia. Por eso somos tan frágiles también.

¿Cómo sería nacer en un mundo que atentase contra lo más profundo de la psique, contra nuestra cognición, incluso contra la propia narración de lo que somos? ¿Cómo sería nacer en un lugar donde no hay expectativas de futuro ni tiempo para hacerse uno? Tal vez nuestro tiempo de reflexión, nuestros silencios, el espacio que usamos en las esperas para poner el pensamiento en orden, se cambiase por mirar a una pantalla, responder emails, utilizar fotos con letras grandes como alternativa a leer ensayo. Y, si así fuera, empezaríamos a perder la capacidad de abstracción y la memoria a largo plazo porque donde todo es de consumo rápido —la comida, la información, las relaciones—, casi no se puede centrar la atención durante veinte minutos, y si se llevase un ordenador en el bolsillo no haría falta recordar teléfonos o datos y el conocimiento podría acabar siendo una colección de impresiones, sensaciones, imágenes que apenas se articulan. Perderíamos la capacidad de la metáfora, de la interpretación lingüística entre lineas, acabaríamos en un cierto erial semántico, demasiado literal para ser bueno.

Si eso pasase, los adultos lucharíamos contra la incapacidad de concentrarnos para leer una novela, hablaríamos de lo que nos cuesta últimamente “entrar” en el libro, a nosotros, que hace quince años leíamos tanto, y la infancia nacería ya diagnosticada de trastornos de atención y de ansiedad.

Veríamos niños con estrés en parvulario y olvidaríamos la historia más reciente. Habríamos perdido lo más básico: nuestra capacidad de reflexión y permanencia, nuestro análisis profundo, y la poesía.

Adaptándonos a tanta insidia, habríamos perdido aquello que nos permite ser.

No digo que fuera imbécil esta sociedad hipotética. Sería, eso sí, completamente vulnerable. Estaría, eso si, trágicamente indefensa.

Menos mal que nada de eso puede pasarnos a nosotros.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/fake-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Ni "insurrección popular" ni violencia en el 'procés'; el informe de dos peritos ante el Tribunal Supremo

24 May, 2019 - 00:05

Dos sociólogos llamados por la defensa de Jordi Cuixart analizan en un documento de 126 páginas la jornada del referéndum del 1-O y la protesta del 20-S. Concluyen que ·las movilizaciones catalanas siguen una lógica basada en la acción noviolenta”, y rechazan que los episodios "aislados" de agresiones puedan imputarse a sus organizadores.

ALEJANDRO López de miguel

No hubo “coerción violenta armada” ni “insurrección popular” en el procés; todo se encuadró en una estrategia de acción noviolenta, una forma de actuación política que “no concuerda” con “el levantamiento armado o la insurrección violenta". Para tener éxito, esta forma de hacer política requiere de la “legitimidad” que le aporta su pacifismo, y por tanto descarta la violencia. Son las conclusiones de dos sociólogos llamados a declarar como peritos ante el Tribunal Supremo este miércoles, en el marco del juicio contra la cúpula del procés catalán.
Los casos "aislados" de violencia en el procés no son atribuibles "a los representantes de las organizaciones que trataron de evitarlos, por ilegítimos pero también por contraproducentes con su propia estrategia independentista", reza el texto

En la 45 sesión de la causa, los peritos llamados por la defensa de Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, han desgranado la esencia de su informe, de 126 páginas: recrean extensamente su visión sobre la evolución del procés, y niegan que los documentos Enfocats y la agenda Moleskine de Josep Jové, que para la Fiscalía plasman la hoja de ruta independentista, fueran realmente documentos determinantes -en línea con las defensas-. También defienden los roles de Cuixart y Jordi Sànchez, expresidente de la ANC, y analizan la jornada del referéndum soberanista del 1 de Octubre de 2017 -"Un acto de desobediencia civil masiva"-, así como la protesta ante la sede de la Consellería de Economía de la Generalitat de Catalunya, el 20 de septiembre del mismo año.

“Las movilizaciones catalanas siguen una lógica basada en la acción noviolenta”, sostienen los peritos, que afirman que en ninguna de esas jornadas se puede atribuir “a los independentistas ninguna acción que se pudiera considerar como acción violenta organizada”, en contra de lo que sostiene la Fiscalía. “Resulta evidente que no hubo lucha armada, en cuanto no hay constancia en ningún momento ni del uso de armas ni de las consecuencias de ello (ni heridos, ni muertos, ni bombas…)”, recoge el texto.

El informe reconoce que hubo “casos muy aislados” de “respuesta agresiva a la intervención policial” para frustrar el referéndum -que degeneró en las violentas cargas de la jornada-, si bien los explica como “una falta de disciplina noviolenta de algunas de las personas" que querían participar en el referéndum. “No se puede entender en ningún caso como una respuesta violenta organizada”, y “sólo se puede achacar a esas personas la responsabilidad por los actos que cometieron”.
Hubo "casos muy aislados" de "respuesta agresiva a la intervención policial" para frustrar el referéndum, si bien los explica como "una falta de disciplina 'noviolenta' de algunas de las personas" que trataban de participar en el referéndum.

Según su relato, serían atribuibles a “individuos motivados por un exceso de exaltación, o bien por la intención de sabotear el proceso de resistencia civil del independentismo catalán al proporcionar imágenes contrarias a su estrategia”.

“Nunca a los representantes de las organizaciones que trataron de evitarlos, por ilegítimos pero también por contraproducentes con su propia estrategia independentista”, reza el texto. "Otra cosa diferente a analizar serían las actuaciones de los Comités de Defensa del Referéndum", continúa, reconociendo la "existencia de cierto grado (aunque mínimo) de respuesta violenta a la intervención policial".

De forma parecida, el documento resalta que el “único caso de destrucción de la propiedad documentado” el 20-S hace referencia a los coches de la Guardia Civil “que fueron vandalizados”, si bien matiza que “no se puede entender este hecho incívico como un sabotaje o un atentado”. En palabras de uno de los peritos, estos daños suponen una "ruptura de la disciplina no violenta",.

El Informe pericial lleva las rúbricas de John Paul Lederach, doctor en Sociología por la Universidad de Colorado y licenciado ,en Historia por el Bethel College, y de Jesús Castañar Pérez, licenciado en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y doctor en Investigación Histórica por la Universidad de Castilla-La Mancha. “Desde nuestra perspectiva, tanto las movilizaciones del 20-S como los hechos del día 1-O son típicos actos de protesta propios de una estrategia de noviolencia”, apunta el texto.

Con el final de la declaración de los peritos, en torno a las 19.00, acababa la 45 sesión de la causa, penúltima de la semana. Los interrogatorios a los últimos testigos de las defensas, inicialmente previstos para este lunes, tendrán lugar durante la mañana del jueves, junto con las comparecencias de otros expertos citados por defensas y acusaciones.

Sànchez y Cuixart orientaron hacia formas pacíficas

Por otro lado, el informe recoge también extractos de entrevistas a Cuixart y Sànchez, así como decenas de sus mensajes publicados en la red social Twitter. Concluyen que ambos "hicieron todo lo que pudieron para influenciar la actitud y acciones de la multitud, así como para orientarlas hacia formas pacíficas de protesta". Los sociólogos sostienen que "no se puede considerar" a ninguno de los dos, que "lograron mantener la protesta en el ámbito de la acción noviolenta, como instigadores de una insurrección que no se produjo, máxime cuando las cargas policiales se produjeron una vez que se había desconvocado la concentración" del 20-S.

En lo que respecta a Cuixart, precisan que sus llamamientos a "alzarse", en referencia a las movilizaciones, no pueden leerse como una proclama "para conquistar el poder y alterar por tanto el orden constitucional", sino "para defender las instituciones catalanas".

Tensión en el interrogatorio del fiscal

El fiscal Jaime Moreno se ha mostrado particularmente insistente con los sociólogos. Durante su interrogatorio, en el que se ha visto reprendido en varias ocasiones por el presidente de la Sala de lo Penal, Manuel Marchena, el fiscal ha enumerado varios ejemplos de las agresiones denunciadas por agentes de Policía Nacional y Guardia Civil en la jornada del 1-O, para enfatizar que sí hubo violencia.

Además, ante preguntas de la abogada del Estado, Rosa Seoane, los peritos han detallado que las "faltas de disciplina" entre los ciudadanos concentrados el 1-O, a la que habían aludido anteriormente, se plasmaron en "actos puntuales de agresión", como consecuencia de momentos de "tensión" que no estaban "planificados".

Fuente: https://www.publico.es/politica/ni-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Seguimos bailando al son que nos marcan

24 May, 2019 - 00:00

Tocan elecciones, varias, pues allá vamos. Llevamos meses comiendo caldo electoral de día y de noche. Todo se centra en eso. Ahora toca parar el fascismo, en las anteriores acabar con el bipartidismo y el Régimen del 78, en las próximas tal vez salvar el proyecto europeo, o que sé yo. Todo esto con una simple acción, el voto, que para eso es la quintaesencia de la democracia. Sí, miles de años de evolución han dado como resultado que poner un papel en una caja s la mejor forma de tener el control sobre tu vida. ¡Bravo!

Vamos a ello, nos engañamos y votamos. Ya s sabe, el mal menor, votar con la nariz tapada… Por seguir con los tópicos, ahí va otro. Eso es como salir al campo a que no te goleen y cosechar la mayor derrota del año (sucede en nueve de cada diez ocasiones, en la otra pierdes igual pero más decorosamente) Da igual quién gana, aunque ganen los “tuyos”, tú pierdes siempre. Es sencillo, el juego tiene unas normas y si juegas tienes que seguirlas. Si las sigues no hay posibilidad de que el resultado te sea favorable, a menos que te conviertas en ferviente seguidor del juego y admitas que las migajas que puedan caerte son un suculento botín. En el mejor de los casos, mejorará algún aspecto superficial que en poco afecta a lo fundamental. En el peor, te quitarán el maquillaje de golpe y verás el verdadero rostro de un mundo que agoniza y, mientras lo hace, destruye todo lo que encuentra a su paso.

Vivimos en las llamadas democracia liberales (afortunados que somos) cuyo nombre, en contra de lo que muchos puedan pensar, no se debe al predominio de la libertad individual de las personas, sino a la libertad del Capital para seguir siendo acumulado por unas pocas manos. Y eso es todo, podrán darle cincuenta mil vueltas al asunto, pero el meollo se mantiene intacto.

Aun así, nosotros a lo que nos digan, que no nos falten temas ni elementos para marear la perdiz y demostrar lo buenos oradores y argumentadores que somos todos.

Que si quién es el más fascista de todos, o el más imbécil, llámalo como quieras; que si los gobiernos del cambio han servido para cambiar algo o no, que si un fulano ha apadrinado la sanidad pública, que si tal o cual ha hecho méritos para esto o lo otro; que si tu bandera es más grande y más bonita que la mía… Hasta los que tienen claro (o eso me parece) que no participan en el circo, andan todo el día pendientes de todo y buscando, de paso, traidores entre los suyos que hayan sucumbido a la tentación. Y así pasan los días, los años, la vida.

Lo peor, es que todos sabemos que hasta las decisiones que no son más que migajas para nosotros, no dependen de los votos sino de la presión social en la calle y en el trabajo. Ningún gobierno aprueba nada mínimamente favorable a la mayoría sin que ésta lo exija, al fin y al cabo, si no lo van a poder rentabilizar en votos en las próximas elecciones para qué molestarse. Se lo ponemos tan fácil, somos tan dóciles, nos conformamos con tan poco…

Fuente: https://quebrantandoelsilencio.blog...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los dos besos de Josep Rull

23 May, 2019 - 14:21

De todas las situaciones surrealistas que vimos en la constitución del congreso de los diputados de Madrid, la de los dos besos que el conseller y preso político Josep Rull le dio a Inés Arrimadas nos dejó desconcertados y nos obliga a la reflexión.

Si le hubiera dado dos tortazos, todos lo hubiéramos entendido y no haría falta ninguna explicación, pero le dio dos besos.
rsonas que mas discursos de odio ha realizado contra los presos políticos catalanes, sin pizca de compasión ni empatía. Y no solo discursos sino acciones vandálicas de destrucción de símbolos para la libertad de los presos y también actos de provocación cruel en zonas donde son muy queridos, buscando una respuesta violenta que milagrosamente nunca ha conseguido.

Hay que recordar continuamente que el delito cometido ha sido organizar un referéndum que debería ser práctica habitual y protegida en una democracia. Ese es el delito que tanto odio inspira a Inés Arrimadas. Y Josep Rull le da dos besos después de pasar año y medio preso y antes de volver a la cárcel. Así empezamos a entender lo que es la noviolencia de la que tanto hablamos y es que seguimos siendo aprendices de noviolencia como decía Gonzalo Arias mientras otros como Josep Rull empiezan a ser maestros.

Ese gesto, esa grandeza nos dignifica a todos y lo que es mejor nos asegura la victoria porque con estos dirigentes la república catalana será seguro, una realidad. Hay que creer que el amor, mas pronto o mas tarde, vence al odio, pero el amor no es una teoría sino una práctica y con esa práctica hemos de conseguir su liberación.
Hay que recordarlos continuamente, hay que reivindicarlos y pronto poderles dar un abrazo en libertad. Eso es trabajo de todos, igual que la dignidad.

Pepe Beunza

Categorías: Tortuga Antimilitar

"L'experiència històrica ens diu que l'exèrcit espanyol s'ha caracteritzat per ser una amenaça per als nostres drets i llibertats"

23 May, 2019 - 00:00

Abajo, entrevista en castellano.

Grup Antimilitarista Tortuga

Entrevistem a Júlia Moltó i Tirs Llorens, incansables activistes dels moviments socials d'Alcoi (especialment la Colla Ecologista La Carrasca-Ecologistes en Acció) i objectors fiscals a la despesa militar des de fa molts anys. Recentment han sigut notícia per haver aconseguit sengles resolucions favorables del Tribunal Econòmic Regional de València, que els eximeixen de pagar la sanció que l'Agència Tributària d'Alcoi pretenia imposar-los per haver objectat a la despesa militar en la seua declaració d'IRPF de 2015.

- Expliqueu-nos alguna cosa sobre vosaltres: des de quan esteu en l'activisme sociopolític? En quins grups? Com és la vostra situació personal actual entorn de la militància?

Participem activament en el moviment ecologista des de ben jóvens, quan teníem 17-18 anys; la nostra relació amb el moviment pacifista va començar amb les campanyes anti-OTAN dels anys 80 i després en les de suport al moviment per la insubmissió al servei militar. Formem part també d'altres organitzacions: grups de consum, Club UNESCO, Col·lectiu 8 de Març, etc.

- Estem segurs que els lectors de Tortuga desitgen conéixer com és la situació actual dels moviments alternatius a l'Alcoià i les comarques veïnes. Podeu oferir-nos algunes pinzellades?

La nostra sensació és que es fan moltes activitats i hi ha grups consolidats, però que cal la incorporació de gent jove. De vegades tenim la sensació que la mobilització "virtual" no es trasllada al carrer, ni al treball constant. Com a aspectes positius destacaríem les mobilitzacions feministes i experiències assembleàries molt interessants a la Vall d'Albaida.

Tirs i Júlia, diumenge passat, durant l'esmorzar de la XVI Marxa per la Desmilitarizatció de la Serra d'Aitana

- En algunes ocasions hem comentat que -fora d'alguna excepció- sembla que estem en un moment en el qual costa molt treball mobilitzar a la gent per a tot el que vaja més enllà de la política dels partits i l'electoralisme. A què creieu que es deu? Penseu que val la pena continuar fent aquest tipus d'esforços (per exemple l'Objecció Fiscal) sabent que el seu abast en el moment actual és quantitativament escàs?

Sí, sorprén amb quina facilitat s'apunta la gent a les llistes electorals i com costa que participen de manera continuada i altruista en grups de base. Potser una raó siga que es busquen resultats de manera immediata i que es pensa que la via més directa és a través de les institucions. Nosaltres no neguem que es puga fer un treball útil des de les institucions, però pensem que és imprescindible treballar des de la base per a consolidar transformacions duradores, canvis de valors.

- Una d'aqueixes felices excepcions és el moviment feminista, el qual ha experimentat un important creixement en els últims anys. Ens consta la vostra participació en el mateix a la vostra comarca. Podeu oferir-nos alguna impressió sobre aquest tema?

La impressió és molt positiva. El moviment és molt divers, dinàmic i descentralitzat. Aprofita l'experència dels grups consolidats i incorpora la saba nova de la gent jove, molt preparada. Pensem que són imprescindibles les aportacions i reflexions del moviment LGTBI+ i de l'ecofeminisme (per exemple, les de companyes d'Ecologistes en Acció com Yayo Herrero).

- Anem amb l'Objecció Fiscal a la Despesa Militar. Com és la vostra motivació per a ser objectors? Com us ha anat aquests anys amb Hisenda? Per què continueu fent l'objecció després de tants anys i a pesar que no sempre heu aconseguit desviar les quantitats objectades a les seues destinacions alternatives?

L'objecció fiscal és una manera més de qüestinar i denunciar la vergona de la despesa militar, que és una part fonamental del militarisme i de la cultura de la guerra. No deixa de ser una lluita simbòlica, però cal no oblidar que els símbols i els petits gestos són importants. És, a més, una ocasió per fer visible el tema.

- Com va sorgir la idea de recórrer la multa? Teníeu esperança que progressara el recurs? Com és la vostra sensació després d'aquestes sentències?

Vam recórrer la multa gràcies a la informació que ens vàreu facilitar des de Tortuga, aprofitant l'experiència d'altres objectors fiscals. No teníem la confiança absoluta de guanyar el recurs, però pensàvem que ho havíem d'intentar. Estem contents, perquè era absolutament injust que se'ns sancionara com si haguérem tractar de defraudar, quan l'objecció l'hem feta sempre obertament i explicant els nostres motius de consciència.

- En la vostra al·legació comenteu que una de les raons que us mouen a objectar és que “cal protegir la vida i la integritat de totes les persones”. Penseu que les institucions de l'estat espanyol no s'estan encarregant d'aquesta tasca?

No, des del moment que destinen una part important dels seus pressupostos a preparar la guerra i no a cobrir suficientment les necessitats de les persones (habitatge, dependència, sanitat…)

- No obstant això molta gent pensa que és necessari comptar amb unes Forces Armades que, precisament, defensen la nostra integritat personal i les nostres propietats arribat el cas. Què heu de dir a això?

Pensem que la seguretat passa per defensar la justícia social (també a escala global), la dignitat de la vida de les persones i la natura, sense la qual el nostre futur és inviable. En canvi, les forces armades treballen per perpetuar un ordre mundial injust i neocolonial, que és el veritable perill per a la pau i la seguretat de les persones.

D'altra banda, l'experiència històrica ens diu que l'exèrcit espanyol s'ha caracteritzat per ser una amenaça per als nostres drets i llibertats.

- Passant a un altre tema: els grups als quals pertanyeu també són històrics convocants de la Marxa per la Desmilitarització de la Serra d'Aitana. Què ens podeu comptar sobre aquesta activitat que està ja en la seua edició número 16?

Tot i que ens agradaria que hi haguera una major participació, considerem que és una bona ocasió per a testimoniar el rebuig a unes instal·lacions que són part de l'engranatge de la guerra. També és una bona oportunitat per a fer una excursió i conéixer millor un espai natural magnífic de les nostres comarques.

- Una qüestió que ens interessa especialment: què penseu del moviment antimilitarista? Quin futur li pronostiqueu?

No sabem quin futur tindrà, però pensem que és un moviment imprescindible.

Moltes gràcies i una abraçada. Ens continuem veient en els camins de la desmilitarització i la pau.

Vore també:

Campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar 2019

Dípticos de la campaña alicantina de Objeción Fiscal al Gasto Militar

El Tribunal Económico Administrativo da la razón a dos objetores fiscales al gasto militar de Alcoi

Modelo para alegar ante multas por Objeción Fiscal al Gasto Militar

Nos unimos frente a la persecución estatal contra la Objeción Fiscal al Gasto Militar

"La experiencia histórica nos dice que el ejército español se ha caracterizado por ser una amenaza para nuestros derechos y libertades"

Tortuga entrevista a Júlia Moltó y Tirs Llorens, objetores fiscales a quienes el Tribunal Económico-Regional de València ha dado la razón.

Grup Antimilitarista Tortuga

Entrevistamos a Júlia Moltó y Tirs Llorens, incansables activistas de los movimientos sociales de Alcoi (especialmente la Colla Ecologista La Carrasca-Ecologistes en Acció) y objetores fiscales al gasto militar desde hace muchos años. Recientemente han sido noticia por haber conseguido sendas resoluciones favorables del Tribunal Económico Regional de Valencia, que los eximen de pagar la sanción que la Agencia Tributaria de Alcoi pretendía imponerles por haber objetado al gasto militar en su declaración de IRPF de 2015.

- Explicadnos algo sobre vosotros: ¿desde cuando estáis en el activismo sociopolítico? ¿En qué grupos? ¿Cómo es vuestra situación personal actual en torno a la militancia?

Participamos activamente en el movimiento ecologista desde muy jóvenes, cuando teníamos 17-18 años; nuestra relación con el movimiento pacifista empezó con las campañas anti-OTAN de los años 80 y después en las de apoyo al movimiento por la insumisión al servicio militar. Formamos parte también otras organizaciones: grupos de consumo, Club UNESCO, Colectivo 8 de Marzo, etc.

- Estamos seguros que los lectores de Tortuga desean conocer cómo es la situación actual de los movimientos alternativos en l'Alcoià y las comarcas vecinas. ¿Podéis ofrecernos algunas pinceladas?

Nuestra sensación es que se hacen muchas actividades y hay grupos consolidados, pero que hace falta la incorporación de gente joven. A veces tenemos la sensación que la movilización "virtual" no se traslada a la calle, ni al trabajo constante. Como aspectos positivos destacaríamos las movilizaciones feministas y experiencias asamblearias muy interesantes en la Vall d'Albaida.

- En algunas ocasiones hemos comentado que -fuera de alguna excepción- parece que estamos en un momento en el cual cuesta mucho trabajo movilizar a la gente para todo el que vaya más allá de la política de los partidos y el electoralismo. ¿A que creéis que se debe? ¿Pensáis que merece la pena continuar haciendo este tipo de esfuerzos (por ejemplo la Objeción Fiscal) sabiendo que su alcance en el momento actual es cuantitativamente escaso?

Sí, sorprende con qué facilidad se apunta la gente a las listas electorales y como cuesta que participan de manera continuada y altruista en grupos de base. Quizás una razón sea que se buscan resultados de manera inmediata y que se piensa que la vía más directa es a través de las instituciones. Nosotros no negamos que se pueda hacer un trabajo útil desde las instituciones, pero pensamos que es imprescindible trabajar desde la base para consolidar transformaciones duraderas, cambios de valores.

- Una de esas felices excepciones es el movimiento feminista, el cual ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años. Nos consta vuestra participación en el mismo en vuestra comarca. ¿Podéis ofrecernos alguna impresión sobre este tema?

La impresión es muy positiva. El movimiento es muy diverso, dinámico y descentralizado. Aprovecha la experiencia de los grupos consolidados e incorpora la savia nueva de la gente joven, muy preparada. Pensamos que son imprescindibles las aportaciones y reflexiones del movimiento LGTBI+ y del ecofeminismo (por ejemplo, las de compañeras de Ecologistas en Acción como Yayo Herrero).

- Vamos con la Objeción Fiscal al Gasto Militar. ¿Cómo es vuestra motivación para ser objetores? Cómo os ha ido estos años con Hacienda? ¿Por qué continuáis haciendo la objeción después de tantos años y a pesar de que no siempre habéis conseguido desviar las cantidades objetadas a sus destinos alternativos?

La objeción fiscal es una manera más de cuestionar y denunciar la vergüenza del gasto militar, que es una parte fundamental del militarismo y de la cultura de la guerra. No deja de ser una lucha simbólica, pero hace falta no olvidar que los símbolos y los pequeños gestos son importantes. Es, además, una ocasión para hacer visible el tema.

- ¿Cómo surgió la idea de recurrir la multa? ¿Teníais esperanza de que progresara el recurso? ¿Cuál es vuestra sensación después de estas sentencias?

Recurrimos la multa gracias a la información que nos facilitasteis desde Tortuga, aprovechando la experiencia de otros objetores fiscales. No teníamos la confianza absoluta de ganar el recurso, pero pensábamos que lo teníamos que intentar. Estamos contentos, porque era absolutamente injusto que se nos sancionara cómo si hubimos tratar de defraudar, cuando la objeción la hemos hecho siempre abiertamente y explicando nuestros motivos de conciencia.

- En vuestra alegación comentáis que una de las razones que os mueven a objetar es que “hay que proteger la vida y la integridad de todas las personas”. ¿Pensáis que las instituciones del estado español no se están encargando de esta tarea?

No, desde el momento en que destinan una parte importante de sus presupuestos a preparar la guerra y no a cubrir suficientemente las necesidades de las personas (vivienda, dependencia, sanidad…)

- Sin embargo mucha gente piensa que es necesario contar con unas Fuerzas Armadas que, precisamente, defiendan nuestra integridad personal y nuestras propiedades llegado el caso. ¿Qué tenéis que decir a esto?

Pensamos que la seguridad pasa para defender la justicia social (también a escala global), la dignidad de la vida de las personas y la naturaleza, sin la cual nuestro futuro es inviable. En cambio, las fuerzas armadas trabajan para perpetuar un orden mundial injusto y neocolonial, que es el verdadero peligro para la paz y la seguridad de las personas.

Por otro lado, la experiencia histórica nos dice que el ejército español se ha caracterizado por ser una amenaza para nuestros derechos y libertades.

- Pasando a otro tema: los grupos a los cuales pertenecéis también son históricos convocantes de la Marcha por la Desmilitarización de la Serra de Aitana. ¿Qué nos podéis contar sobre esta actividad que está ya en su edición número 16?

A pesar de que nos gustaría que hubiera una mayor participación, consideramos que es una buena ocasión para testimoniar el rechazo a unas instalaciones que son parte del engranaje de la guerra. También es una buena oportunidad para hacer una excursión y conocer mejor un espacio natural magnífico de nuestras comarcas.

- Una cuestión que nos interesa especialmente: ¿qué pensáis del movimiento antimilitarista? Qué futuro le pronosticáis?

No sabemos qué futuro tendrá, pero pensamos que es un movimiento imprescindible.

Muchas gracias y un abrazo. Nos continuamos viendo en los caminos de la desmilitarización y la paz.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Documental La Guerra Empieza Aquí

23 May, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Instituciones Penitenciarias suspende la investigación con descargas para reducir la agresividad en personas presas

23 May, 2019 - 00:00

Interior se apoya en un artículo del Reglamento Penitenciario que dice que los internos sólo pueden ser objeto de investigaciones médicas cuando ofrezcan un beneficio directo para su salud "y con idénticas garantías que las personas en libertad"

La decisión de Prisiones tiene también en cuenta las "consideraciones éticas" expuestas por el Defensor del Pueblo acerca del otorgamiento verdaderamente libre del consentimiento dado por los internos.

La investigación dirigida por un profesor de la Universidad de Huelva, permitida a finales de 2015, "no hubiera sido autorizada" por el actual Gobierno.

Javier Ramajo

"Esta semana se ha comunicado al investigador la paralización definitiva de la investigación". Instituciones Penitenciarias ha decidido suspender la realización en el interior de la cárcel de un estudio de la Universidad de Huelva (UHU) que incluía una corriente continua de muy baja intensidad (1.5 mA) aplicada a personas presas para evaluar posibles cambios en la agresividad.

Fuentes del departamento del Ministerio del Interior informan a eldiario.es Andalucía de que ha imposibilitado definitivamente la continuación de la investigación, que estaba paralizada cautelarmente desde hacía unos meses y cuyas últimas pruebas se habían ejecutado en el primer semestre del año pasado, cuando aún dirigía el Gobierno el Partido Popular, que a finales de 2015 dio su permiso para el desarrollo del estudio dentro de las cárceles.

"Los internos no pueden ser objeto de investigaciones médicas más que cuando éstas permitan esperar un beneficio directo y significativo para su salud y con idénticas garantías que las personas en libertad", señala el artículo 211 del Reglamento Penitenciario, que ha sido uno de los motivos fundamentales para la paralización definitiva de la investigación, añaden las fuentes, que también aluden a un informe de 2016 del Ministerio de Sanidad en el que no se recomienda la estimulación cerebral al no tener "evidencia de calidad" y a la ausencia de un equipo multidisciplinar entre los investigadores.

Se trataba de una técnica de estimulación transcraneal denominada tDCS para explorar la relación entre determinadas áreas del cerebro y la agresividad, que fue aplicada el año pasado a 41 personas presas de los centros penitenciarios de Córdoba y Huelva, en el marco de un estudio académico dirigido por Andrés Molero, profesor titular y coordinador del Área de Psicobiología de la UHU, quien había pedido ampliar el estudio el pasado diciembre.

Una corriente eléctrica suave y continua durante 15 minutos, y en tres días consecutivos, permitió que los internos participantes presentaran posteriormente niveles más reducidos de agresividad, según las primeras conclusiones del 'experimento', publicadas en la revista internacional de divulgación científica New Scientist. Cuando trascendió la investigación, voces en el sector penitenciario y activistas por los derechos humanos clamaban contra lo que consideran una "vulneración de los más esenciales derechos fundamentales de las personas presas", principalmente por tomar a los internos como 'conejillos de indias' en un contexto como el penitenciario.

Propuesta "ciertamente controvertida"

Instituciones Penitenciarias reconoce en su escrito de suspensión definitiva, según informa Europa Press, que "el alcance y metodología de la investigación eran desconocidos para el actual equipo de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias" y que este tipo de propuesta "no hubiera sido autorizada en la actualidad" debido a que es "ciertamente controvertida".

"No se encuentra con el parangón de este tipo de investigaciones con población reclusa en países de nuestro entorno y tampoco existe unanimidad en la comunidad científica respecto de la utilidad, pertinencia y finalidad del uso de técnicas de esta naturaleza", explica en su resolución el director de Prisiones, que añade: "Ni siquiera es una técnica que forme parte habitual del repertorio de las utilizadas en el ámbito de la salud pública".

Instituciones Penitenciarias alude al informe del Defensor del Pueblo mostrando su preocupación por este proyecto sobre todo por las "dudas sobre el otorgamiento verdaderamente libre del consentimiento dado por los internos objeto de la investigación y sobre el cumplimiento estricto de la normativa nacional e internacional". Esas "consideraciones éticas" se han tenido también muy en cuenta, apuntan las fuentes de Instituciones Penitenciarias.

Entre los defectos, la resolución cita la falta en el equipo investigador de especialistas médicos en neurofisiología clínica o la falta de acreditación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). "No existe evidencia de calidad sobre la efectividad de la tDCS en el tratamiento en ninguno de los trastornos estudiados hasta el momento", concluye Instituciones Penitenciarias en la resolución, que agota la vía administrativa pero que se puede recurrir en alzada.

Ningún incidente, defiende el profesor

Andrés Molero explicó en su momento a este periódico en que consistía la investigación: "Aplicamos una corriente continua de muy baja intensidad (1.5 mA) durante 15 minutos en la región cerebral objetivo (la corteza prefrontal), durante tres días consecutivos, y evaluamos los posibles cambios en la agresividad autopercibida de los participantes con respecto a las puntuaciones obtenidas antes de la estimulación. No se registró ningún incidente en el estudio, los participantes no reportaron ningún efecto relacionado con el estudio, y, en el caso de los participantes que recibieron estimulación real (frente aquellos que recibieron estimulación falsa), sus puntuaciones en agresividad autoinformada se redujeron significativamente".

La técnica tDCS, que se aplica con unos electrodos colocados en la frente, decía Molero que "está validada científicamente, es segura y no induce efectos adversos importantes". Los más frecuentes son "algo de picor y calor en la zona de la piel bajo el electrodo", señala, añadiendo que la técnica "se emplea en numerosos hospitales y centros de salud de todo el mundo con un potencial terapéutico y de investigación muy alto". Las personas presas que participaron en el estudio fueron diferenciados según el grado de agresividad (con condena por asesinato y sin ella), a quienes se se evaluaron cuatro dimensiones de agresión mediante un cuestionario estandarizado.

El profesor explicó los motivos que le llevaron a realizar el estudio, publicado también en ScienceDirect: "Debido a la relevancia científica que supone conocer mejor las áreas del cerebro relacionadas con la agresividad, solicitamos permiso al Ministerio del Interior para realizar el estudio en prisiones, que nos concedieron en 2016 y nos ratificaron en febrero de 2019. Los participantes eran voluntarios, no recibieron ninguna compensación o privilegio de algún tipo por su participación, y solo aquellos que cumplieron con los criterios de inclusión y exclusión, y firmaron el consentimiento informado, el documento de información del estudio y la hoja de condiciones de exclusión del estudio, pudieron participar". Al tratarse de dos prisiones distintas se realizaron dos solicitudes, una para cada prisión, apunta el profesor, en ambos casos autorizadas por Instituciones Penitenciarias.

El contexto penitenciario

María Luisa Díaz Quintero, vocal de la Subcomisión de Derecho Penitenciario del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), declaró a este periódico que no conseguía "encontrar el marco normativo que ampare tal indignidad y tal vulneración de los más esenciales derechos fundamentales de las personas presas, ni las razones éticas que pudieron llevar tanto al Ejecutivo anterior como al actual, a autorizar 'experimentos' de tal calibre".

"¿Acaso pretenden hacernos creer que una persona presa puede otorgar consentimiento libre y voluntario estando bajo la custodia de una maquinaria en posición de superioridad como es la Administración Penitenciaria?", señaló en un artículo publicado en el blog penitenciario del CGAE. En esta misma línea se mostró José Revilla, abogado de la Federación Enlace en Huelva consultado por este periódico: "Además de las dudas médicas que levanta y de que la inocuidad no esté demostrada, las personas presas tienen una relación de sujeción especial y su supuesto consentimiento se da en un contexto muy particular como es el penitenciario".

"El carácter voluntario del consentimiento queda vulnerado desde el momento en el que es solicitado por personas en una posición de autoridad y sin que le queden muchas opciones para rechazar, reflexionar o decidir libremente. Y este es el caso que nos ocupa; una persona bajo custodia de la Administración penitenciaria carece del principio más relevante de este consentimiento, cual es la autonomía de ser libre en la adopción de su decisión", concluía María Luis Díaz.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Protesta ecologista en Elche contra la nueva contrata de basuras

22 May, 2019 - 14:40

Ecologistas protestan con basura y una pancarta contra la contrata de limpieza

El colectivo pide paralizar el contrato y acusa al tripartito de "irresponsable" por diseñar un servicio que, según auguran, nace desfasado.

ana fajardo

La aprobación del pliego de condiciones para licitar la contrata de basuras en plena campaña electoral ha acabado hoy con una nueva protesta en la ciudad. Frente a la Concejalía de Limpieza, Margalló-Ecologistes en Acció y miembros de otros colectivos sociales de Elche han criticado esta mañana la que, dicen "es el mayor despropósito económico y ambiental en muchos años en nuestra localidad". Han llevado una pancarta y basura para mostrar su rechazo a la decisión del ejecutivo local.

El colectivo ha tachado la contrata de "basura" y ha acusado a PSOE, Compromís y Partido de Elche, de "irresponsables", tal y como podía leerse en la pancarta que han desplegado junto a la puerta de las dependencias municipales que albergan la Concejalía de Limpieza, en la calle La Fira. A sus pies, varias bolsas de basura desparramadas sobre una tela que previamente habían extendido sobre el suelo, basura que rápidamente recogieron una vez concluida la acción.

Tras desplegar la pancarta, un portavoz ha leído un manifiesto. "PSOE, Compromís y Partido de Elche han hipotecado el futuro de nuestro municipio para los próximos diez años. Los tres partidos son responsables, no sólo de las posibles sanciones económicas derivadas del incumplimiento de de la legislación vigente, sino también del grave deterioro ambiental que Elche padecerá los próximos años fruto de su irresponsable decisión". "Por ello, instamos al resto de formaciones políticas que se presentan a las elecciones municipales del próximo domingo 26 a paralizar esta contrata si llegan al gobierno".

"Nuestros hijos se merecen un Elche habitable en el futuro. Por ello vamos a seguir luchando contra todo aquello que ponga en peligro su sostenibilidad, incluyendo esta contrata, la que sin duda es la mayor amenaza para los próximos años del lugar en que vivimos", concluían. A lo largo de los últimos años, los colectivos presentes esta mañana han demandado cuestiones como el garantizar el cumplimiento de los objetivos establecidos en la legislación estatal y comunitaria vigente, la elaboración de un plan de gestión o un estudio económico sobre la viabilidad de no externalizar la contrata, cuestiones todas ellas que no se han tenido en cuenta a la hora de licitar el pliego de condiciones aprobado el pasado viernes en Junta de Gobierno Local.

Diario Información

Categorías: Tortuga Antimilitar

Objeción electoral Xixon

22 May, 2019 - 00:00


Presentación del insumiso electoral Adolfo en Xixón

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas