Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 1 hora 51 min

Adolfo Fernández se reafirma en su objeción de conciencia electoral

fai 20 horas 53 min

El primer insumiso electoral de Asturias alega objeción de conciencia

Oviedo, 14 nov (EFE).- El primer insumiso electoral de Asturias ha alegado objeción de conciencia ante el juez para justificar su incomparecencia como vocal en una mesa electoral en las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo, por la que afronta una multa de 4.320 euros por delito electoral.

El acusado, Adolfo Fernández González, ha explicado a Efe que se reafirma en los motivos políticos e ideológicos que había alegado ante la Junta Electoral de zona para justificar su incomparecencia a la mesa electoral.

Al término del juicio que se ha celebrado ante el Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón, Fernández ha mantenido que no compareció de forma intencionada en la mesa electoral, ubicada en el Colegio de Jove de Gijón y a la que había sido convocado como vocal.

La Fiscalía ha mantenido su petición de multa de 4.320 euros, al considerar que no concurría causa legal justificada para eludir su obligación de formar parte de la mesa electoral y al tener conocimiento de las consecuencias que su incomparecencia le podrían acarrear.

Su abogada Beatriz González Álvarez ha pedido su libre absolución al sostener que la objeción de conciencia está recogida en diversos ámbitos y por tanto no debe ser punible penalmente.

Adolfo Fernández ya fue condenado en 1993 a dos años, cuatro meses y un día de cárcel tras declararse insumiso al servicio militar y en 1994 ingresó en la prisión de Asturias, donde cumplió una pena de 14 meses.

Tomado de La Vanguardia

Categorías: Tortuga Antimilitar

Las entrañas teóricas de Tsunami Democràtic: La ‘noviolencia' que colapsa fronteras

fai 20 horas 53 min

Sin que sirva de precedente, a causa del interés del tema tratado, nos hacemos eco de un artículo publicado en el conjunto de papeles que apenas sirven para envolver pescado que se hacen llamar Diario El País. Nota de Tortuga.

EL PAÍS analiza los más de 700 mensajes enviados por el movimiento a través de Twitter y Telegram

Patricia R. Blanco

Tsunami Democràtic, la plataforma nacida el pasado 2 de septiembre con el objetivo de “responder” a la sentencia del procès, se autodefine como un movimiento noviolento. Nótese la unión intencionada del prefijo. El concepto de la noviolencia entraña un extenso marco teórico que va mucho más allá de la negación de la violencia y que plantea un detallado manual de tácticas y estrategias, al estilo de El arte de la guerra de Sun Tzu, para alcanzar la victoria en un determinado conflicto sin emplear la fuerza de las armas tradicionales. El bloqueo de la frontera española desde Francia con la Jonquera (Girona) que Tsunami Democràtic organizó el pasado lunes es un ejemplo de uno de los métodos que describen los ideólogos de la noviolencia. Porque no es sinónimo de movimiento pasivo o pacifista: la lucha es parte de su ADN.

El filósofo Gene Sharp, fallecido en 2018, teorizó el movimiento en La política de la acción noviolenta (1973), un vasto manual donde analiza de forma pragmática cómo usar el poder ciudadano en un enfrentamiento. Sdrja Popovic (Belgrado, 46 años) aplicó estas teorías en Otpor (Basta), una organización determinante en la caída del dictador serbio Slobodan Milosevic. Con un toque más amable que Sharp, Popovic, que ahora es rector de la universidad escocesa de Saint Andrews —donde da clases la exconsejera catalana Clara Ponsatí, fugada de la justicia española— las plasmó en Blueprint for Revolution (Plan de acción para la revolución).

EL PAÍS ha analizado los más de 500 mensajes enviados por Tsunami Democràtic a través de Twitter y los casi 200 escritos en Telegram. Su contenido desvela que el movimiento es un híbrido de las teorías de los dos pensadores:

1. La esencia de la lucha ‘noviolenta'

La teoría de la noviolencia de Gene Sharp se basa en dos pilares: que la “noviolencia activa es un instrumento organizado de lucha y movilización social” más efectiva que la lucha violenta y que toda estructura de poder se basa en la “obediencia de los sujetos a las órdenes de sus dirigentes”. Es decir, si los ciudadanos no obedecen, el dirigente pierde su poder.

El primer tuit de Tsunami Democràtic condensa estos principios: “¡Recuperemos la iniciativa! Con la noviolencia y la desobediencia civil como herramientas, adelantémonos a la sentencia”. El corte de la AP-7 es un ejemplo de la desobediencia civil: pese a la presión policial para desalojar la autopista, Tsunami Democràtic llama a la resistencia: “Comienza el desalojo, se prevé que dure horas, TODO EL MUNDO A LA JUNQUERA”.

2. ‘Noviolencia' no significa ni pasivo ni pacifista

Gene Sharp defiende que la acción noviolenta es lucha: “La lucha puede ser moral, puede ser física, puede ser combinada, pero es necesariamente lucha”.

Tsunami Democràtic alude constantemente al concepto de lucha. Es especialmente claro en este hilo: “Los derechos no se regalan, se luchan. Siempre han sido conquistados gracias a luchas que nos han hecho progresar, pasando de la obediencia a la desobediencia”.

3. La fuerza de la gente

Srdja Popovic usa el término “people power” (el poder de la gente) para aludir a la fuerza que un grupo de personas unidas y organizadas posee para inducir cambios sociales o políticos.

El hashtag que emplea Tsunami Democràtic es #LaForçaDeLaGent (#LaFuerzaDeLaGente).

4. La estrategia

Para Sharp, al igual que “una lucha militar efectiva requiere de una sabia estrategia, planeamiento e implementación”, la acción noviolenta también debe operar sobre un “sólido planeamiento estratégico”.

Tsunami Democràtic insiste en que tiene una “estrategia”. Parte de ella es una aplicación telefónica a la que solo se puede acceder con un código QR que solo poseen algunos miembros del movimiento. Su objetivo es reunir a los más convencidos y convocar con precisión en cada momento a quien tiene disponibilidad para actuar: “La gente no está dispuesta a dejarlo todo para detener el país (...) ¿Y si encontramos la manera de saber cuándo y dónde está dispuesto a manifestarse cada uno?”, afirmaron en sus redes sociales. Con esta aplicación han organizado quién podría intervenir en el bloqueo de la AP-7.

5. Primer método: protesta y persuasión

Sharp describe de forma teórica 198 métodos de acción noviolenta divididos en tres grandes bloques: la protesta y persuasión, la no cooperación y la intervención. El primero de ellos reúne acciones simbólicas, que dan a conocer la existencia de la reivindicación.

Es lo que hizo Tsunami Democràtic el 5 de septiembre, cuando difundió que habían pegado 15.000 carteles del movimiento por toda Cataluña. Para dar una idea de la magnitud, lanzó 87 tuits con imágenes de 84 municipios catalanes en los que habían colocado un cartel de la plataforma. El 11 de septiembre, lograron que las Torres Venecianas de Barcelona lucieran con grandes banderolas de Tsunami Democràtic. Y tres días más tarde, colocaron su insignia en el Camp Nou.

6. Segundo método: la no cooperación

Dentro de los métodos de no cooperación, Sharp identifica la no cooperación económica, que incluye los “boicots de consumidores” a determinados productos o empresas. Es lo que Popovic describe como “el dinero es lo que más duele”: entre una acción y otra es “mejor buscar la que suponga una mayor pérdida económica”.

La segunda acción a la que llamó Tsunami Democràtic fue boicotear a las empresas del IBEX 35. El 18 de septiembre organizó una pegada de carteles en compañías a las que señaló a través de las redes sociales. Una semana después, tomó de forma simbólica una oficina bancaria en Barcelona con decenas de personas que se cubrían los rostros con máscaras blancas. Al día siguiente, pergeñó una nueva acción en entidades bancarias de Cataluña, en concreto, en Barcelona, Manresa, Calella, Sabadell, Granollers, Vilafranca, Mataró y Terrassa.

7. Tercer método: Intervención

El objetivo de la intervención noviolenta es “perturbar activamente la operación normal de las políticas a través de una interferencia deliberada”. Existen muchos métodos, entre ellos dos que Tsunami Democràtic ya ha puesto en marcha: las “invasiones”, o “comenzar con una marcha y tomar posesión pacífica de un lugar o de un inmueble”, y las “obstrucciones no violentas” o “grandes interposiciones que logren que sea físicamente imposible que alguien continúe con su trabajo o llegue a su destino”.

Pocos minutos después de que el Tribunal Supremo diera a conocer la sentencia del procés, Tsunami Democràtic movilizó a miles de personas para que se sumaran a una marcha que desembocaría en el aeropuerto del Prat. El pasado lunes, la plataforma llamó a bloquear la frontera con Francia desde La Jonquera (Girona) y cortó la autopista AP-7. Las dos acciones combinan el método de intervención con el principio de “el dinero es lo que más duele”: la primera movilización obligó a cancelar un centenar de vuelos. En la segunda, el corte de carreteras ha paralizado el transporte de mercancías con un coste diario de 15 millones de euros, según cálculos del sector.

8. El ‘jiu-jitsu' político

El concepto de “jiu-jitsu político”, acuñado por Sharp y retomado por Popovic, consiste en lograr que la “represión” empleada por las fuerzas a las que se enfrenta el movimiento noviolento sea contraproducente. Al igual que las artes marciales, exige “una gran disciplina” para mantener la noviolencia. El objetivo primordial es que el contrincante, al emplear la violencia, pierda apoyos.

En un mensaje difundido en sus redes sociales el 14 de octubre, Tsunami Democràtic dejar ver su intención de servirse del jiu-jitsu político: “Frente a la acción policial, nuestra respuesta es la desobediencia civil, que por definición es noviolenta”. Y dejaban constancia gráfica de cómo actuar:

9. Sin secretos

Los teóricos de la noviolencia sostienen que “el miedo es la razón del secreto” y que, una vez perdido el miedo, ocultar las acciones es contraproducente si lo que se busca es “hacer un movimiento masivo”. Según Gene Sharp, “el aviso previo de las acciones” puede ayudar, además, a “reducir la brutalidad por parte de policías ya no sorprendidos”.

Tsunami Democràtic ha anunciado todas las acciones que requerían una movilización masiva, incluida la del pasado 11 de noviembre. En un tuit del 30 de octubre afirman explícitamente: “Cada acción será anunciada y propuesta en el momento adecuado para que acabe como se ha planificado”.

10. Una historia de pequeñas victorias

Para Popovic, “quienes saben dividir su estrategia en tareas pequeñas y realizables tienen más probabilidades de tener éxito que aquellos que gritan lugares comunes y forman círculos de tambores”. Por ello aconseja comenzar a construir una historia de pequeñas victorias.

Tras el bloqueo del aeropuerto del Prat, Tsunami Democràtic presentó la acción como una victoria: “Hoy hemos sido un tsunami. Haremos de cada movilización una victoria. Damos la acción por finalizada con éxito y con los objetivos alcanzados”. Lo mismo hizo el pasado 21 de octubre, cuando movilizó a cientos de personas frente a la delegación de Gobierno de Barcelona donde supuestamente Pedro Sánchez se iba a reunir con la delegada de Gobierno de la ciudad. El presidente no asistió y la plataforma se atribuyó ese éxito: “Pedro Sánchez ha acabado anulando su reunión con Teresa Cunillera en la delegación. Damos por finalizada la acción de hoy”. En su comunicado del 25 de octubre, afirman explícitamente: “Cada acción de Tsunami está pensada para ser conclusiva y exitosa en sí misma”.

11. Negociación

Sharp aconseja al grupo que utiliza métodos noviolentos que intente negociar antes de empezar cualquier acción: “Sirve de línea de comunicación, contacto humano, reduce distorsiones”. Y apunta: “Se debe ver al grupo hacer esfuerzos antes de iniciar las acciones” porque “aumenta su posición moral”.

El 21 de octubre, cuando Pedro Sánchez viajó a Barcelona para visitar a los policías heridos en los disturbios que se produjeron tras la sentencia del procés, Tsunami Democràtic organizó una sentada para visualizar, por primera vez, que intentaba emplazar al presidente a negociar. Las indicaciones concretas fueron estas: “Lleva un cartel en inglés: “Spain: sit and talk (España, siéntate y habla)”. Desde entonces, la consigna se ha utilizado en cada acción. En el bloqueo de la AP-7 del pasado lunes, muchos manifestantes portaron carteles con el mismo lema. Así logran un doble objetivo: parecer que intenta negociar ante la comunidad internacional.

Fuente: https://elpais.com/politica/2019/11...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Mucha policía en Madrid

fai 20 horas 53 min

Más agentes y más cámaras de vigilancia: esa es la seña de identidad del nuevo modelo securitario, que da la mano a la gentrificación en Lavapiés, Vallecas y Tetuán.

Christian Martínez

Es miércoles por la tarde y la imagen cotidiana que luce la plaza de Lavapiés ya no sorprende a nadie. Solo algunos de los que esperan en la boca del metro echan una esquiva mirada. Cuatro policías al lado de su furgoneta observan cómo otros dos agentes identifican a unos jóvenes magrebíes. Les hacen vaciar los bolsillos en el escalón de un portal. Un agente habla por radio con su documentación en la mano. Cruza la calle un coche de Policía Nacional que acelera encendiendo luces y sirena. Una mujer mayor con el carro se queja de las motos de la policía mal aparcadas.

Agentes de seguridad privada tomando café a las puertas del supermercado, cámaras de seguridad en casi todas las esquinas del barrio. Policías en cada plaza, con la boina calada, mirando el móvil, fumando un cigarro, hablando en grupo. Su presencia desde principios de septiembre es constante. Cien agentes más patrullan el distrito Centro. Es la orden del nuevo director de la Policía Municipal de Madrid, Pablo Enrique Rodríguez. Lleva en el cuerpo desde 1986 y ha ido ascendiendo hasta el rango de comisario.

PRESTIGIO

Al mando de unos 5.800 agentes, Pablo Enrique Rodríguez fue nombrado a principios de julio por la concejala de Seguridad y Emergencias del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz. Rodríguez ha declarado numerosas veces que quiere devolver el prestigio al cuerpo y quiere recuperar el cupo del 20% de las plazas en las oposiciones reservado para soldados, eliminadas por el anterior gobierno municipal. El comité de ética de la Policía Municipal del anterior ayuntamiento también pasa a la historia. Lo eliminó Rodríguez nada más llegar al cargo. También ha archivado el expediente disciplinario a los tres agentes que fueron suspendidos por amenazas a Manuela Carmena. Aquellos agentes municipales que en 2017 deseaban la muerte de la alcaldesa en un chat de WhatsApp llamado Diez años y turno de noche, en el que escribían cosas como: “Hay que comenzar con las cacerías de guarros. Panda de hijos de la gran puta, los moros y los que los defienden”. Rodríguez cierra el expediente “por no resultar reprochable la conducta que se imputaba”, basándose en la jurisprudencia de la Audiencia Nacional, y les devuelve la placa y la pistola.

Durante la Comisión de Seguridad de julio, Inmaculada Sánz expuso las líneas de acción que dirigirán su trabajo durante los próximos años. Recuperar aquellos antidisturbios que Gallardón mandó al 15M, licitación de cámaras de vigilancia e incremento de la presencia policial, de momento, en tres zonas de la ciudad: Lavapiés, Puente de Vallecas y Bellas Vistas, en Tetuán. El anuncio fue bien recibido por los portavoces de todos los grupos municipales y coincide con lo pactado entre el PP y Vox antes de la investidura de José Luis Martínez-Almeida. En septiembre, el Ayuntamiento anunció que destinará casi medio millón de euros a la compra de más de 200 pistolas táser con cámara incorporada, unos 2.000 euros por cada uno de estos dispositivos eléctricos que “permitirán abortar situaciones operativas en las que se deba hacer uso de la fuerza sin emplear armas de fuego, ofreciendo una alternativa moderna es situaciones de crisis”, decía el alcalde, que en su acuerdo de gobierno prometió “recuperar aquellos barrios cuya degradación ha llevado a las más altas cotas de inseguridad” y aprobar un Plan Integral de Seguridad, Convivencia y Recuperación del entorno de Lavapiés y en otros barrios especialmente degradados”.

No definen ‘especialmente degradados' ni detallan por qué Lavapiés, Puente de Vallecas o Bellas Vistas son las zonas más inseguras de Madrid. Las cuentas no responden a este incremento de vigilancia en barrios de Tetuán y Puente de Vallecas, aprobadas en Junta de Gobierno. Según los datos del Portal de Transparencia del Ayuntamiento, el distrito con mayor número de intervenciones policiales en los últimos cuatro meses es Centro, con un total de 1.767. Le siguen Villa de Vallecas (574) y Carabanchel (510). Puente de Vallecas ha registrado 420 intervenciones desde el 1 de abril y Tetuán 373, dos menos que el distrito Salamanca.

PERSEGUIR MANTEROS

El nuevo gobierno del PP y Ciudadanos anula el protocolo de actuación policial ante la venta ambulante no autorizada, aprobado en 2018 por la Policía Municipal con el Gobierno de Ahora Madrid. Esa instrucción impedía a un agente intervenir si había riesgo para los viandantes o para el propio funcionario, y limitaba sus funciones en la calle. El nuevo protocolo de actuación “contra la expedición de productos fraudulentos” permite a los agentes perseguir a los ‘manteros' en Gran Vía, Preciados, Carmen y Arenal, y también, aseguran, combatir a las mafias que utilizan pisos lanzadera en Lavapiés para la venta de los productos clandestinos.

También va a crear una nueva unidad de antidisturbios de la Policía Municipal, aunque la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no da competencias de orden público a las policías municipales. El nuevo director de la Policía Municipal asegura que es esencial para dar apoyo a los distritos y mayor cobertura a los eventos, coordinándolos con los antidisturbios de la la policía Nacional (UIP) y con las Unidades de Prevención y Reacciono (UPR).

“Recuperar a los antidisturbios es recuperar el lado ultramasculino de la policía, un símbolo de la autoridad, complacer a los sindicatos más derechistas y lanzar un mensaje de ‘orden' a la ciudadanía”, declara a El SaltoMadrid Débora Ávila, que junto a Sergio García forma parte del grupo de Investigación de las Prisiones y las Instituciones Punitivas y del colectivo Carabancheleando, plataforma dedicada al estudio sociológico y urbanístico de Carabanchel. Para Ávila, el continuismo predomina en materia policial.

“Venimos de cuatro años en los que se ha intentado disimular el poder coercitivo de la policía, pero disimular no es lo mismo que eliminar. Barbero y su equipo acabaron con los antidisturbios por representar lo mas cercano al polo militar del cual querían huir para acercarse al polo ‘trabajador social' de la policía”, afirma Ávila, quien apunta que “eso no implicó, ni mucho menos, un decrecimiento del poder policial, sino la desviación de la atención a funciones aparentemente más ‘blandas', ‘amables' y cercanas a las demandas vecinales y el desarrollo de roles menos reactivos y mas preventivos, basados en el manejo de la información y en la comunicación directa con la ciudadanía”.

“La presión vecinal en estas zonas, que ha venido de sectores conservadores pero también de algunas asociaciones de vecinos progresistas e incluso de algún concejal de distrito de Ahora Madrid, ha sido la que ha impulsado estas medidas con apoyo de los medios de comunicación”, explica Ávila. “No por casualidad, esa presión vecinal siempre se correlaciona con la presión inmobiliaria en esas zonas: Lavapiés primero, y Bellas Vistas y Monte Igueldo después, son precisamente zonas en las que convive una extrema precariedad residual o procedente de otras zonas sometidas a presión policial, como la Cañada, con un aumento de la demanda de vivienda, la llegada de clases medias y la permanencia de viejos vecinos autóctonos deseosos de que, por fin, se dignifique su barrio ante el abandono histórico”, añade, por su parte, Sergio García.

El resto de objetivos nunca han estado ocultos en los discursos de PP o Ciudadanos: guerra a la venta en la manta y a los ‘okupas'. Débora Ávila opina que “están hablando a los sindicatos policiales y a su clientela electoral: apretarán y sobreactuarán el apretón”. Pero también piensa que “es previsible que, más allá de lo simbólico, se actúe con mayor contundencia en desahucios, manifestaciones, venta ambulante y congregaciones en el espacio público”.

Para Sergio García, “parece que en el fragor de las guerras culturales y el revanchismo se presenta a la policía en lo que tiene del otro polo, el militar. Es una deuda con los sindicatos de ultraderecha que hicieron el trabajo de desgaste en la legislatura de Ahora Madrid y un mensaje para inversores grandes y pequeños, así como para la ciudadanía afectada por los problemas indirectos de la pobreza”. Ambas coinciden en la conclusión, y es que con la eliminación del Comité de Ética y del Protocolo para la Identificación Policial Eficaz (PIPE) “muy probablemente crezcan los controles racistas a personas migrantes y la impunidad policial”.

Jugadores del equipo los Dragones de Lavapiés ya han denunciado paradas racistas. “Hasta tres en un solo día”, denuncian en redes sociales. Desde esta escuela deportiva, que cuenta con unos 200 jugadores de 35 nacionalidades diferentes, se quejan de que les tratan como sospechosos y les confiscan el móvil por no poder demostrar la propiedad. “La convivencia vecinal necesita una policía que no haga paradas racistas y que no humille a chicos que no han hecho nada”, reclaman.

Ana Sánchez, filóloga, profesora y vicepresidenta de los Dragones de Lavapiés, reconoce que hay trapicheo de drogas y gente durmiendo en la calle, pero achaca estas paradas racistas a “una forma de criminalización, una forma de criminalización, como una equiparación a lo que dicen que pasa en Barcelona. Cuando hay redadas no se sabe en que quedan. Pero sí hay un aumento del miedo en el ambiente. No se valora lo positivo de la convivencia en el barrio”.

Es jueves por la mañana y las sirenas de un coche de policía despierta al indigente que duerme en la calle. Se despereza sobre el mismo escalón donde ayer la policía vaciaba los bolsillos a un grupo de chavales magrebíes. Una mujer mayor con el carrito de la compra le deja un paquete de galletas. Ahora no hay policías en la plaza, con la boina calada, mirando el móvil, fumando un cigarro. Pero ahí sigue el agente de seguridad privada tomando un café a la puerta del supermercado y las cámaras de seguridad en casi todas las esquinas del barrio. A algunos colectivos del barrio no les ha pasado desapercibida a vuelta al modelo de seguridad, y preparan unas respuesta con una movilización a mediados de octubre para denunciar la criminalización del barrio. Mientras, la imagen cotidiana que luce la plaza de Lavapiés ya no sorprende a nadie. Lo que sorprende es haberse acostumbrado.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/secur...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Insumisos electorales

16 November, 2019 - 00:00

Insumisos electorales: el precio de declararse objetor de conciencia en una mesa de votación

La Fiscalía pide para el gijonés Adolfo Fernández el pago de una multa de 4.320 euros o seis meses de prisión por no asistir como vocal a una mesa electoral de Gijón en las elecciones del 28A.

Adrián Vaillo, en las elecciones generales de 2011, o Nuria Zurita, en los comicios al Parlamento Europeo de 2014, son otros dos ejemplos de insumisión electoral.

Un grupo antimilitarista solicitó formalmente en el INE poder darse de baja en el censo electoral de su circunscripción, pero la respuesta fue negativa.

Estela Bango

La Fiscalía solicita para Adolfo Fernández el pago de una multa de 4.320 euros o seis meses de prisión por no asistir como vocal en una mesa electoral de Gijón en las elecciones del 28 de abril, informaba esta semana El Comercio. Este gijonés alegó ante la Junta Electoral objeción de conciencia por "motivos políticos e ideológicos". "No estoy de acuerdo con la democracia representativa, estoy en contra del sistema capitalista en la que está enmarcada", alega el asturiano en conversación con infoLibre. La respuesta de la Junta Electoral no se hizo esperar: rechazó la petición argumentando que su alegación no era un eximente. "Cuando me llegó denegada, volví a presentar un escrito de autoinculpación, reafirmando que iba a mantener mi postura y que no quería entorpecer el proceso electoral", agrega.

Adolfo Fernández, insumiso electoral.

Actualmente Adolfo se encuentra pendiente de juicio, que tendrá lugar el jueves 14 de noviembre en los Juzgados de Gijón. La declaración que tiene previsto realizar ese día se encuentra en la misma línea argumental de la que ya presentó en dos ocasiones ante la Junta Electoral. Insiste en que "asumirá las consecuencias".

Para este militante de los movimientos sociales, la forma de hacer política es la participación, la autogestión y la auto organización, que es "como se conquistaron los derechos toda la vida", aunque ve que en Asturias hay un hándicap para estas formas de política no convencionales. "Apenas queda gente joven, hay una emigración constante desde los años 90 por la falta de trabajo", señala.

Esta no es la primera vez que Adolfo Fernández se presenta como objetor de conciencia. En 1994 fue condenado, junto a otros jóvenes, por insumisión al servicio militar a dos años cuatro meses y un día de prisión, de los que finalmente cumplió 14 meses en la cárcel de Villabona (Asturias). Aunque la Constitución Española en su artículo 30.2 plantea la objeción de conciencia en el ámbito militar, no existe la regulación de la objeción de conciencia en otros ámbitos como puede ser el electoral, en este caso la responsable de resolver si las alegaciones presentadas son eximentes o no es la Junta Electoral.

Aunque se esgrimen motivaciones políticas individuales a la hora de acogerse a la insumisión, también pesa un sentido colectivo en el que la desobediencia civil se presenta como una fórmula para poner en cuestión el sistema de democracia representativa. "Esta no es una verdadera democracia sino una delegación del sistema económico capitalista que es quien realmente tiene el poder en todas sus formas", explican desde la agrupación Insumisión elleutoral constituida por una veintena de personas de cara a las elecciones del 10N, apoyando la insumisión en las elecciones en Asturias y reivindicando la objeción de conciencia.

Adolfo Fernández no es el único asturiano objetor de conciencia electoral, una vecina de Langreo también se ha declarado insumisa en la próxima cita electoral del 10N. Aunque aún se encuentra esperando la respuesta de la Junta Electoral.

Otros insumisos electorales

Dentro de este movimiento de desobediencia electoral se encuentra el Grupo Tortuga. Este grupo aboga no solo por la objeción electoral, sino también por la objeción fiscal al gasto militar: se trata de no colaborar con el Estado en los gastos de mantenimiento de la estructura militar, desobedeciendo activamente a la hora de realizar la declaración de la renta.

Dentro de este grupo se encuentra Adrián Vaíllo que, tras recibir el aviso para asistir como primer vocal en las elecciones de 2011 en Elche, decidió no presentarse. En colaboración con el Grupo Tortuga presentó un escrito declarándose objetor de conciencia al sistema electoral. "Considero que el sistema político actual no es una democracia. Las personas no participan en la resolución de los conflictos. El capitalismo es incompatible con la democracia por la jerarquía imperante que supone que una gente tenga poder sobre otra", declara Adrián.

Tras responderle desde la Junta Electoral que no era motivo suficiente para no asistir a la formación de mesa, fue al juzgado y junto con otras personas presentó una autoinculpación colectiva. Él, porque el 20N iba a cometer un delito, y el grupo, por considerar que había participado en su decisión tras influir en la formación de su ideología personal.

"El momento de la autoinculpación sirve para dar visibilidad, es una manera de hacerlo público y de dar la cara ante la Administración. Mostrar que no estás escondiéndote, que no buscas librarte sino denunciar algo que te parece injusto", afirma el ilicitano.

Tras no presentarse el domingo a la cita electoral, se abrió un proceso judicial en el que la Fiscalía le solicitaba ocho meses de multa a razón de 10 euros diarios, lo cual suponía una cantidad de 2.400 euros. El impago de estas multas puede suponer entrar en prisión, aunque no fue su caso. Tras cuatro años de demora, en 2015, le ofrecieron un acuerdo de 540 euros de multa si se reconocía culpable. Lo rechazó y en 2016 tuvo lugar el juicio. Al haber dilaciones indebidas la condena se rebajó a una multa de 360 euros.

El caso de Nuria Zurita es muy similar a los anteriores. En las elecciones al Parlamento Europeo de 2014 recibió la notificación de la Junta de Plasencia de acudir a formar mesa electoral el domingo 25 de mayo. Tras unirse a otras once personas más en su misma situación de diferentes puntos del Estado, surgió la idea de hacerlo público para dar a conocer su situación. "Ya que no vamos a ir y nos atenemos a un proceso judicial, al menos que se sepa por qué no queremos participar", afirma la madrileña residente en ese momento en Hervás (Cáceres).

Presentó sus alegaciones, como Adolfo Fernández y Adrián Vaíllo, por razones ideológicas y comenzó su proceso judicial, que en su caso duró un año y medio. La Fiscalía le solicitaba 4.000 euros de multa u ocho meses de prisión.
La sentencia en firme bajó a los tres meses de prisión o 270 euros de multa. "Intenté recurrirlo al Tribunal Constitucional pero no llegó a ser admitido a trámite por un error de forma", afirma Nuria.

Baja en el Censo Electoral

España no tiene sufragio obligatorio a diferencia de otros países europeos como Bélgica, Luxemburgo o Grecia. Sin embargo, la asistencia a los ciudadanos que son convocados para la formación de mesas es obligatoria. La realidad de este conflicto de intereses no tiene solución actualmente, aunque se han llevado intentos de remediar esta situación. Desde el Grupo Tortuga pidieron ante el Instituto Nacional de Estadística que se les diera de baja en el censo electoral. Antes de tener una respuesta en firme, ya les adelantaron que no iba a ser posible.

"Siendo personas que no ejercemos nuestro derecho al voto, porque no creemos en el sistema y buscamos otras formas de política, no queremos tener el deber de tener que constituir las mesas. Para mí, es éticamente injusto, no quiero participar en un sistema que creo que está haciendo daño a mucha gente", sentencia Nuria Zurita.

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/p...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Armas...

16 November, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

1.300 militares ensayan con fuego real en las ocho islas canarias

15 November, 2019 - 00:00

Según informa Canarias7, La brigada Canarias XVI desplegará con todos sus medios humanos y materiales del 11 al 18 de noviembre en las 8 islas canarias y en dos localidades de la península ibérica.

Tras las recientes maniobras aéreas de la OTAN Ocean Sky 2019 en Lanzarote y Gran Canaria conjuntas con Turquía y Estados Unidos, terminadas a finales de octubre, el ejército español nos somete a este despliegue, simultáneo en todas las islas y en dos localidades de la península ibérica, de "unos 1.300 militares y más de 250 vehículos y helicópteros" en un "ejercicio anual de entrenamiento de la brigada Canarias XVI","para ensayar un escenario simulado de defensa del territorio" (Canarias Ahora).

Difícilmente puede ajustarse el uso de Canarias como patio de maniobras con lo establecido en el Estatuto de Canarias en el preámbulo, en el artículo 1 de definición de la comunidad, en el artículo 11 sobre cooperación, y en dos de los principios rectores del artículo 37: el octavo, dedicado a la educación para la paz, y el undécimo, que establece como principio rector, literalmente, “la promoción de Canarias como plataforma de paz y solidaridad”.

El objetivo declarado de "aumentar la percepción ciudadana de la capacidad de despliegue de tropas" nos está resultando bien caro, cultural, ecológica y económicamente. Políticamente, además, las maniobras pretenden normalizar un modelo de defensa caduco, no ajustado a necesidades reales de la población e ineficaz para la resolución noviolenta de los conflictos.

España está en guerra en las fronteras, y Canarias es para la política de defensa española una frontera Sur a reforzar.

Fuente: http://canariasporlapaz.blogspot.co...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Denuncian el reparto de propaganda “militarista adoctrinadora” en los centros escolares de Ibiza

15 November, 2019 - 00:00

@Noudiari / El sindicato Unió Obrera Balear, en su sección de Enseñanza, ha denunciado “una nueva injerencia del ejército español en los centros educativos, con la difusión de un cómic de propaganda militarista y el desembarco de la infantería de marina en Ibiza”.

“El cómic, en castellano y titulado ¿Qué es un militar?, que la Comandancia general pretende repartir en las escuelas, margina la lengua propia y los símbolos de las Islas Baleares, nos trata de reino medieval y manipula la historia ocultando hechos capitales, como la invasión borbónica de 1715 o el alzamiento franquista de 1936, afirmando que la actual configuración del Estado español se ha hecho a través de las alianzas matrimoniales de sus reyes”, denuncian los profesores.

Imagen del cómic que el sindicato asegura que se va a repartir en las escuelas.

En cuanto al desembarco de la infantería de marina en Platja d'en Bossa y sa Coma en Ibiza, anunciado para los próximos días, “se ha publicitado en varios centros educativos y se han anunciado jornadas de puertas abiertas a los vehículos militares. Estas actividades, que fomentan el militarismo y la normalización de la violencia como método para resolver conflictos internos y entre estados, se añaden a la promoción que hizo la conselleria de Educación de la exposición del ejército los días 25 y 26 de septiembre en Ibiza, que puso los niños en contacto con armas, vehículos, misiles y otros materiales militares e incluso los permitió la práctica real de tiro”, denuncian.

Esto “junto con la intención del partido de extrema derecha Vox de enviar comisarios políticos a vigilar y controlar las escuelas en horario lectivo, algo que la conselleria de Educación todavía no ha denegado, es un ataque en toda regla contra la escuela en catalán y nuestra identidad como pueblo, con el fin de hispanizar los alumnos en la línea del ministro José Ignacio Wert, tal como este reveló en el congreso de diputados el 10 de octubre de 2012″.

El sindicato exige a la Conselleria de Educación “que no permita la difusión dentro de los centros educativos de un libro manipulador, pleno de falsedades y tergiversaciones históricas y sin otro objetivo que el adoctrinamiento españolista y militarista, y que dé instrucciones a los equipos directivos porque no publiciten maniobras militares”.

Rechazo por parte de Esquerra Unida de Ibiza

Las quejas por la presencia militar en las islas comenzaron ayer por parte de Esquerra Unida de Balears. Un rechazo al que hoy se suman sus compañeros de Ibiza: “Esquerra Unida (EUIB) rechaza la presencia del portaaviones Juan Carlos I de la Armada española para realizar maniobras militares a la costa de Ibiza”, explican en un comunicado en el que añaden que “estas maniobras no tienen sentido por los posibles daños ambientales que pueden provocar en nuestras costas y porque una sociedad que se define como pacífica no puede asistir reiteradamente a actos que ensalzan el espíritu militar y que hacen un uso falsamente pedagógico de las visitas para los más jóvenes”.

Según el coordinador EU en Ibiza y Formentera, Artur Parrón, “parece que se ha creado la costumbre de realizar maniobras y demostraciones militares a las Pitiusas. Las rechazamos porque consideramos que tienen que ser islas de paz donde no tengan cabida demostraciones militares de ningún tipo con presencia de armas”.

Fuente: https://www.noudiari.es/2019/11/den...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Exposición "dinero con sangre": Pamplona, del 15 de noviembre al 15 de diciembre

15 November, 2019 - 00:00

Tenemos el disgusto de invitarte a la exposición "dinero de sangre" en la que diferentes a(n)Rtimilitaristas exponen sus obras de protestARTE contra el polígono de tiro de las Bardenas y las guerras. Exposición en el Palacio Condestable del Casco Viejo de Pamplona (Sala Zaguán. Calle Mayor 2) desde el 15 de noviembre al 15 de diciembre. Hora de inuguración: 19:30.

Denunciamos con ello los preparativos de guerra que constantemente se realizan en este parque natural, el militarismo y la desvergüenza de unos países a los que solo les interesa el petróleo y las materias primas, así como la de algunos ayuntamientos de la zona y el Monasterio de la Oliva que cobran ese dinero manchado de sangre.

Con el dinero recaudado, gracias a las obras de arte donadas gratuitamente por l@s aristas, se seguirá financiando la lucha contra el polígono y por un mundo más pacífico. Adquiere una obra contra las guerras solicitándola en: bardenaslibres@gmail.com o haz tu aportación en la CUENTA: FIARE: 15500001210004934923

......................

Desatsegin handiz gonbidatzen zaitugu "Odolezko dirua" erakusketara. Bertan zenbait a(n)Rtimilitaristak Bardeako tiro-poligonoaren eta gerren aurka burutu dituzten protestARTE gisako lanak erakusten dituzte. Erakusketa Iruñeko Alde Zaharreko Kondestable jauregian (Zaguan aretoa. Kale Nagusia 2) azaroaren 15etik abenduaren 15era. Inauguruazio ordua: 19:30etan.

Haren bidez salatzen ditugu parke natural honetan etengabe egiten diren gerrarako prestaketak, militarismoa eta petrolioa eta lehengaiak eskuratu besterik nahi ez duten zenbait herriren lotsagabekeria. Eta berean, eskualdeko udal batzuen eta Olivako Monasterioaren lotsagabekeria ere salatzen dugu, odolez zikindutako diru hori jasotzen ari direlako.

Artistek doan emandako artelanei esker bilduko den diruaren laguntzaz, poligonoaren aurkako eta mudu baketsuago baten aldeko borroka finantzatzen jarraituko dugu. Eskuratu gerren aurkako lan bat bardenaslibres@gmail.com helbidearen bidez edo honako kontu honetan ekarpen ekonomikoa eginez: FIARE. 15500001210004934923

Categorías: Tortuga Antimilitar

José Cutillas "Cuti": La guerra como factor de destrucción ambiental

14 November, 2019 - 00:00

La guerra como factor de destrucción ambiental, por José Cutillas de Tortuga

Por R4G Onda ilicitana Gestiona Radio Elche

Por Las Mañanas de Onda Ilicitana ha pasado José Cutillas, miembro del Grupo Antimilitarista Tortuga para hablar de militarismo y medio ambiente con motivo del Día Internacional para la Prevención de la Explotación del Medio Ambiente en la Guerra y los Conflictos Armados.

Escuchar audio: https://www.ivoox.com/guerra-como-f...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La policía denuncia que los agentes violentos son manifestantes infiltrados

14 November, 2019 - 00:00

Por
Javi Ramos

Tras analizar detenidamente las decenas de vídeos que circulan por internet en los que se ve a diferentes agentes de la Policía Nacional empleándose con excesiva violencia sobre los manifestantes de Cataluña, el cuerpo policial ha llegado a la conclusión de que los agentes violentos son manifestantes infiltrados que pretenden desacreditar su trabajo en las protestas.

“Claramente, se puede ver cómo este hombre golpeando con su porra a una señora es un manifestante que se ha vestido con un uniforme muy similar al que usa el Cuerpo Nacional de Policía, después se ha puesto un casco casi idéntico al que usan nuestros agentes y se ha desplazado en una furgoneta prácticamente igual a las que emplean nuestras patrullas”, denunciaba hoy el ministro del Interior mientras mostraba un vídeo de un altercado vivido en Barcelona.

Solo el hecho de que haya ciudadanos que duden de ellos ha indignado al Cuerpo Nacional de Policía. Desde el instituto armado aseguran que jamás usarían la violencia indiscriminada como se ve en las decenas de vídeos que se han compartido en las últimas semanas. “Quieren desprestigiarnos haciendo creer a la gente que nuestro movimiento es violento cuando siempre hemos disuelto las manifestaciones de manera pacífica”, insisten desde el cuerpo.

A la Policía le preocupa que hacerse pasar por uno de sus agentes sea tan fácil para los radicales. “Simplemente tienen que pasar unas pruebas físicas, aprobar un psicotécnico y superar las oposiciones”, alerta.

Fuente: https://www.elmundotoday.com/2019/1...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El hombre actual

14 November, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

España y la exportación de armas: “Verba, non res”

14 November, 2019 - 00:00

En Blog Académico publicamos el trabajo de Juan Bautista Cartes España y la exportación de armas: “Verba, non res”, donde el autor analiza el tema de la venta de armamento español a paises poco democráticos, entre los que se encuentran paises africanos que utilizan armas contra población civil pese a haber firmado firmado convenios internacionales como el Tratado sobre el Comercio de Armas

"..España se encuentra entre los 10 países del mundo que más armas exportan y la tendencia seguida en los últimos años lo sitúa cada vez más cerca de las primeras posiciones. De esta manera, no es de extrañar que, atendiendo a los últimos datos anuales disponibles, las exportaciones de armas autorizadas en 2017 superase la nada desdeñable cifra de 21.500 millones de euros y el importe de las exportaciones realizadas alcanzara los 4.652 millones "

Leer artículo (pdf): http://www.africafundacion.org/IMG/...

Fuente: http://www.africafundacion.org/spip...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Golpe de estado en Bolivia

13 November, 2019 - 00:00
Categorías: Tortuga Antimilitar

Fusiladas por no ceder el turno para coger agua de la fuente "a una señorita"

13 November, 2019 - 00:00

Carmen del Campo
Ciudad Real

A Rufina y Beatriz Ubeda Palomares, con 24 y 22 años, las sentenció una de las consideradas "señoritas" del pueblo. Como lavanderas guardaban su turno, para recoger agua de la fuente y no permitieron que aquella mujer privilegiada pasara delante de ellas.

Al día siguiente fueron detenidas por la Guardia Civil y tras varios meses en prisión, fusiladas en el cementerio de Ciudad Real. Advirtieron a su madre que llevarían consigo un lazo rojo, para que las reconocieran, si algún día buscaban sus restos.

Una familia que vivió un auténtico drama. La madre, viuda y con 9 hijos, fue encarcelada acusada de haber dicho lo que, según su nieta Gloria, sus labios nunca pronunciaron. Mucho dolor que se llevó a la tumba.

Aquí la entrevista íntegra con Gloria, que relata los detalles del drama que vivió su abuela tras el fusilamiento de sus hijas:

Pasó por la cárcel de Ciudad Real y Málaga, aunque finalmente pudo regresar a su pueblo, Malagón, por la mediación de no sabe quien. El entonces director la invitó a conocer la capital malagueña para que no tuviera un mal recuerdo de su estancia allí.

Es la historia del dolor en su máximo grado que vivió esta familia de Malagón que no tienen palabras para agradecer el trabajo desarrollado por la Diputación y los investigadores de la UNED. Gloria asegura que "han podido perdonar", pero no olvidan y pone en valor el homenaje de este martes para hacer justicia a miles de personas que las borraron del mapa de sus vidas.

Aquí el reportaje de la historia de las hermanas Ubeda de Malagón:

https://cadenaser.com/emisora/2018/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Golpe de estado en Bolivia para profundizar el saqueo capitalista

12 November, 2019 - 00:12

Por Cecilia Zamudio

Se consumó el Golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales en Bolivia. Ahora se viene lo más terrorífico contra el pueblo boliviano, particularmente contra la clase trabajadora, contra las organizaciones campesinas e indígenas de base, contra el pensamiento crítico, contra toda persona que se oponga al saqueo capitalista, a la depredación de la naturaleza, a la explotación. Se viene el fundamentalismo católico declarado y el racismo abyecto, la misoginia más brutal y la nostalgia del tiempo de las cruzadas (lo vienen anunciando las acciones y proclamas de los golpistas); se viene la intensificación del saqueo del Litio, del gas, de la plata, del oro, del estaño, del hierro, de los manantiales y demás riquezas naturales, se viene mayor explotación contra las y los trabajadores, hambre y exterminio contra el pueblo, montañas y ríos capitalizados por un puñado de multinacionales y latifundistas.

Bajo el gobierno de Evo se garantizó la educación gratuita, se universalizó el acceso al agua potable, los niños, las mujeres embarazadas y los ancianos tuvieron garantías esenciales, se creó el Seguro Universal de Salud, etc. Ahora lo que se viene con los golpistas fanáticos religiosos y ávidos de intensificar el saqueo capitalista, es la privatización de la educación, el desmantelamiento del Seguro Universal de Salud para que así un puñado de capitalistas pueda lucrarse mediante sus aseguradoras médicas privadas. La privatización de la salud asesinará por inasistencia médica a los millones de personas que no puedan pagar los seguros privados. Posiblemente también introduzcan las cajas privadas de pensiones, para especular con gigantescos capitales, mientras que las pensiones de los ancianos las reducirán a una macabra miseria, como lo que hicieron en Chile.

Bajo el gobierno de Evo Morales, se invirtió el capital generado por la minería y los impuestos en servicios sociales, para implementar una mejora de la calidad de vida de las personas más empobrecidas de la clase explotada (pero no se cuestionó de raíz al capitalismo y siguió existiendo una clase explotada y una clase explotadora); las medidas sociales obviamente representaron un alivio para miles de familias bolivianas, pero como toda medida que no modifica la estructura misma del sistema socioeconómico, su durabilidad tenía fecha de caducidad. Tenía fecha de caducidad porque la clase explotadora no cesa nunca en su afán por profundizar los niveles de explotación y saqueo, dado que en base a esos mecanismos se enriquece.

La burguesía local y transnacional quería quitarse a Evo de en medio para profundizar los niveles de saqueo capitalista: no toleraba ya a un gobierno que no estuviera dispuesto a serle funcional al 100%. Evo no colectivizó los medios de producción, es decir la economía boliviana no fue socialista, sino que siguió siendo capitalista. De haber hecho cambios estructurales, de haber colectivizado los medios de producción, se hubiera fortalecido Bolivia frente a las pretensiones imperialistas; y la burguesía boliviana, profundamente explotadora y hostil a todo lo que no sea gobernar Bolivia como si las y los trabajadores fueran su servidumbre semi esclavizada, no se hubiera quedado enroscada en el poder económico, mediático e incluso institucional. Es el debate de fondo que este tipo de tragedias ponen de manifiesto: los límites del Reformismo y la necesidad de cambios estructurales, revolucionarios. Es el debate que Rosa Luxemburgo ya planteaba en "Reforma o Revolución" y que la Historia, una y otra vez, se encarga de poner de manifiesto. El Reformismo es tolerado por la burguesía un tiempo, incluso le puede llegar a ser funcional en ciertas circunstancias, en tanto que le "quita presión a a olla" de las tensiones sociales inherentes a las injustas relaciones de producción del Capitalismo. En el caso de Bolivia, es innegable que el gobierno de Evo aportó grandes avances, pero también era totalmente vulnerable a la voluntad de la burguesía al no haberse producido la profundización revolucionaria.

El Golpe de Estado llevaba tiempo fraguándose desde Washington. El pueblo boliviano llevaba semanas enfrentando el ataque del fascismo: la burguesía boliviana y transnacional, en su pretensión de tumbar al presidente Morales y su gobierno, con la finalidad de poder incrementar los niveles de saqueo capitalista contra el pueblo y la naturaleza, desató hordas mercenarias e incentivó el mayor odio racista. Linchamientos contra personas indígenas y contra las personas electas perpetrados por todo el país por los paramilitares fascistas (mujeres vejadas, desnudadas, la alcaldesa Patricia Arce secuestrada, embadurnada de pintura roja, trasquilada y golpeada, dirigentes sindicales torturados y obligados a "pedir perdón" de rodillas por apoyar a Evo, comunicadores alternativos a la falsimedia amarrados a árboles, ancianas indígenas agredidas por vestir sus trajes tradicionales). La herramienta fascista de la burguesía perpetró numerosos atentados, incendios de sedes de las organizaciones campesinas e indígenas, incendios de casas de miembros del gobierno. La herramienta mediática de la burguesía participó de la desestabilización, mediante manipulación y falsimedia a nivel nacional e internacional. Uno de los pilares de la manipulación que infundió la burguesía a través de sus medios, fue el fomento intensificado del odio racista, avivando un incendio que lleva siglos: el racismo ha sido fomentado como mecanismo de control social, en un país en el que el colonialismo europeo dejó su huella marcada en sangre e injusticia social, un país cuya población es sin embargo de mayoría indígena.

La injerencia estadounidense estuvo financiando y entrenando mercenarios, la policía se puso del lado de los fascistas y no detuvo ni las golpizas contra las familias indígenas, ni la toma de edificios institucionales, sino que participó; el ejército no hizo nada para detener las agresiones contra las bases indígenas y campesinas, y al final terminaría posicionándose con los golpistas.

El pueblo dio la lucha de manera contundente contra los destacamentos fascistas para impedir que sea tumbado el primer presidente indígena de toda la Historia de Bolivia (desde la llegada de los colonizadores los indígenas fueron explotados y excluidos). Evo Morales no había seguido a rajatabla los dictados del gran capital (y por eso los magnates se lo quisieron quitar de en medio, y no quisieron reconocer su victoria electoral).

La OEA, que calla totalmente sobre la represión en Chile (calla acerca de las violaciones y mutilaciones perpetradas por los carabineros porque el gobierno chileno es totalmente funcional al saqueo capitalista), en cambio sí se lanzó contra Bolivia para aducir un supuesto fraude en las elecciones del 20 de octubre (ejerciendo su papel pro-imperialista). Ante las acusaciones de la OEA (que replicaban la versión de la burguesía golpista), Evo Morales invitó, con suma ingenuidad, a "verificadores de la OEA". Mientras tanto los mercenarios fascistas seguían infundiendo terror en las calles. Finalmente la OEA emitió su amañada decisión política, siendo el pistoletazo para los últimos pasos del Golpe de Estado en Bolivia, algo que era fuertemente previsible. Aday Quesada expresa: «El gobierno de Evo Morales ha cometido "errores" difícilmente explicables. Resulta absolutamente insólito que el Ejecutivo boliviano solicitara la "supervisión" de la OEA (Organización de Estados Americanos), para que procediera al peritaje y contabilización de los votos resultantes de las pasadas elecciones presidenciales. (...) esa solicitud de "arbitraje" a la Organización que más genuinamente representa los intereses estadounidenses en América Latina era una petición suicida, semejante a la de encomendar a un zorro la custodia de un gallinero. (...)el dictamen final de la OEA estaba rubricado antes de que se realizara la "inspección". La OEA dictaminó velozmente lo que correspondía al papel que los Estados Unidos le han encomendado»[1].

Los acontecimientos se encadenaron luego a una velocidad vertiginosa. La Policía se amotinó en varias ciudades. A la capital de Bolivia arribaron numerosas hordas fascistas provenientes de Santa Cruz. Los medios de comunicación del Estado y varios medios comunitarios fueron atacados. Varias casas de gobernadores fueron incendiadas por los mercenarios. El gobierno de Evo tenía en ese momento dos opciones: o ceder al chantaje del fascismo y caer en la trampa de llamar a nuevas elecciones, en medio del clima de terror que imponen los mercenarios de la burguesía, o bien radicalizar el proceso popular, tomando su fuerza de las masivas movilizaciones en su apoyo que seguían en las calles. Se decantaría a primeras horas del 10 de noviembre por llamar a nuevas elecciones, siendo que ya ganó en las elecciones del 20 de octubre, y que claramente la burguesía no se calmaría hasta tener en sus manos todo el poder (es decir, en eventuales nuevas elecciones el clima de terror impuesto por la herramienta fascista de la burguesía impediría a muchos votantes por Evo el acercarse siquiera a votar, y en el caso de que ganara Evo nuevamente, claramente la burguesía seguiría con la desestabilización). Pero ni siquiera el anuncio de Morales de llamar a nuevas elecciones fue suficiente para la burguesía: ese mismo 10 de noviembre la cúpula militar emitió un comunicado en el que se posicionó del lado de los golpistas, llamando a Evo Morales a renunciar. El pueblo boliviano sin embargo siguió masivamente en las calles dando la batalla contra las hordas fascistas y su pretensión de Golpe de Estado.

Tras el comunicado de alineamiento de la cúpula militar con el Golpe de Estado en curso, se llegó a presagiar lo peor: que Evo renunciara, quedando el fascismo con todos los poderes en Bolivia. La burguesía quería todo y al instante, no pretendía dejar siquiera que se realizaran unas nuevas elecciones. El mensaje fue claro: o gobierna el candidato elegido por Washington o nada. Tristemente no hubo que esperar mucho tras el comunicado golpista de los militares, para que Evo anunciara su renuncia, tal como lo exigieron los golpistas, tal como lo vino preparando el imperialismo estadounidense y la burguesía a través de su herramienta fascista. Tras esa renuncia, ante el Golpe de Estado consumado, las organizaciones sociales, campesinas e indígenas, quedaron a la merced del peor fascismo.

Es evidente que la inmensa mayoría del pueblo boliviano votó por Evo Morales, pues la mayoría de la población indígena y campesina, la clase trabajadora, lo apoyaba; pero la burguesía y el gran capital transnacional pretendían ya quitárselo de en medio para poder depredar con mayor voracidad los inmensos recursos de Bolivia. ¿Pero por qué renunció Evo tan rápidamente cuando tenía una fuerte base de apoyo popular en las calles? Los medios de la burguesía titularon que el presidente renunció, cuando está claro que fue un Golpe de Estado. La renuncia de Evo fue anunciada bajo un clima de terror y amenaza, tras varias renuncias de miembros de su gobierno, igualmente aterrorizados: «Renunciaron por salvar a su familia amenazada»[2], relató Evo en rueda de prensa. Las "renuncias" se produjeron bajo coacción: mediante el secuestro de familiares por parte de la herramienta fascista, que chantajeó a los representantes con asesinar a sus familiares si no dimitían y no pedían públicamente a Evo Morales que renunciara.

El Golpe de Estado en Bolivia se dio mediante la brutalidad fascista y el amedrentamiento; la mayor parte de la policía no estaba protegiendo al pueblo de los ataques de los mercenarios, los militares anunciaron que se alineaban con el Golpe de Estado. Como siempre, cuando la clase explotadora no consigue lo que quiere mediante unas elecciones, recurre al golpe militar y paramilitar, a la amenaza, al terror: prácticas mafiosas de un sistema putrefacto. La clase explotadora casi siempre consigue lo que quiere mediante las elecciones pues tiene el capital para imponer sus candidatos mediante millonarias campañas alienantes, pero cuando excepcionalmente gana algún candidato más afín a los intereses de la clase trabajadora, tiene los días contados.

Así está la guerra que la clase explotadora le hace a la clase explotada: ahora saca a su herramienta fascista, por todo el planeta, para intentar barrer a todos los gobiernos que no le sean totalmente funcionales, y para profundizar la tasa de explotación y saqueo que incrementa su acumulación capitalista. Los pueblos tienen sus manos desnudas para defenderse, y su consciencia de que si no vencen en la batalla contra la herramienta fascista de la burguesía, se vienen tiempos de mayor terror, represión, explotación, saqueo, empobrecimiento y barbarie. Mientras el capitalismo siga vivo, sigue en su seno viva su herramienta fascista, y sigue imperando la brutal injusticia social que hambrea pueblos y devasta la naturaleza.

Blog de la autora: www.cecilia-zamudio.blogspot.com

NOTAS:

[1] http://canarias-semanal.org/art/262...

[2]«Renunciaron por salvar a su familia amenazada», Evo en rueda de prensa: https://youtu.be/WaDLE2oqwTg

Categorías: Tortuga Antimilitar

Sobre el supuesto “motín” de la cárcel de Zaballa

12 November, 2019 - 00:00

Desde Salhaketa-Araba queremos hacer algunas aclaraciones respecto a la noticia publicada ayer por algunos medios, y replicada por algunos más. Los hechos noticiados refieren a algo que diferentes medios han llamado “motín” o “intento de motín” en la cárcel de Zaballa.

Queremos dejar claro, primero de todo, que esta información en todos los casos proviene únicamente de fuentes de la autodenominada “Asociación de trabajadores penitenciarios”, de la cual se desconoce la identidad de sus miembros, y no responde a la versión de las personas presas presuntamente participantes, ni de los funcionarios directamente implicados. Tal y como hemos visto durante los últimos meses, la dirección de la cárcel no tiene reparo alguno en “informar” de lo que pasa dentro, siempre cuando y como le conviene; en cambio, oculta deliberadamente la violencia estructural cuando ocurren muertes o malos tratos.

Creemos que una trifulca entre presos y funcionarios difícilmente puede tildarse de motín cuando la participación, al parecer, ha sido de 7-8 presos en una cárcel que alberga más de 700. No olvidemos que un motín es una revuelta o agitación con la que un grupo numeroso de personas quiere mostrar su oposición contra una autoridad, utilizando para ello la protesta, la desobediencia o la violencia, y esto no es lo sucedido. Lamentamos que, sin embargo, ésta tipificación repercuta, más negativamente si cabe, en la situación de las personas presas que lo han protagonizado y que, recordemos, se encuentran castigadas en celdas de aislamiento.

Según hemos podido saber sobre lo sucedido, todo empezó cuando un funcionario le estaba realizando una maniobra de inmovilización a un interno, consistente en agarrarlo por el cuello. Fue entonces cuando otro interno se acercó para intentar separar a su compañero, al entender que su integridad estaba en peligro, pues éste tenía la cara roja y se estaba quedando sin respiración debido a la maniobra excesiva del funcionario. A raíz de esto se enfadaron otros compañeros y empezó la trifulca.

De la noticia, nos preocupa especialmente la situación de éstas 8 personas que se encuentran en celdas de castigo, y nos gustaría que hubiera la misma facilidad y transparencia a la hora de informar sobre el estado de salud en el que se encuentran. Recordemos que la situación de aislamiento es un contexto donde las personas aisladas se encuentran en especial situación de indefensión y que repercute muy negativamente en su salud. En Zaballa además, dichas celdas se encuentran en los sótanos.

Los internos aislados no saben lo que va a pasar con ellos y temen que les propongan una regresión de grado. Por ello pedimos que las grabaciones de los hechos se manden al juzgado de guardia y se les tome declaración, que es algo que debería pedir la Fiscalía. Asimismo es necesario que haya garantías de que las personas aisladas no hayan sufrido malos tratos.

Insistimos: Lo importante de la noticia es que estos hechos reflejan el malestar generalizado en la cárcel de Zaballa después de 5 muertes ocurridas dentro de sus muros durante este año. Recordamos que no se ha depurado ninguna responsabilidad por parte de la dirección de la cárcel tras dichas muertes ni se ha tomado ninguna de las 9 medidas de no repetición reclamadas por diferentes asociaciones.

El Ministerio de Interior y la Dirección del Penal no son capaces de garantizar el derecho a la seguridad que es fundamental para que se respeten los derechos de las personas presas y de los funcionarios de prisiones. Por ello han de exigirse responsabilidades a las autoridades penitenciarias y políticas de estos hechos, exigiendo la dimisión de quienes no tienen capacidad de garantizar el derecho a la vida y la integridad física de las personas dentro del penal.

SALHAKETA ARABA

http://www.salhaketa.org/sobre-el-s...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El estado colombiano masacra a ocho menores de edad

12 November, 2019 - 00:00

Los colombianos nos enteramos, estupefactos, que el Estado colombiano masacró a ocho menores de edad en una operación militar. El bombardeo fue tal que el área afectada supera los doscientos metros. Árboles, bosque, animales y ríos sufrieron el embate de este ataque brutal y despiadado que fue calificado por el presidente Iván Duque como “una operación impecable, meticulosa y con todo el rigor”. Al ser consultado por un periodista sobre este hecho bochornoso y de proporciones dantescas simplemente se limitó a esbozar un “¿De qué me hablas viejo?”, como si se tratara de una fábula o un cómic.

Estos niños, cuyas edades comprenden desde los doce hasta los diecisiete años, habían sido reclutados por grupos alzados en armas que los utilizan y preparan como combatientes y milicianos. Sus padres los buscaron infructuosamente por la geografía de sus territorios y para ellos no es justo que Colombia victimice de esta manera absurda y sanguinaria a sus niños; eran pobres, desescolarizados o en edad extraescolar, trabajadores y víctimas de las inequidades económicas que se vive, o más bien se padece, en Colombia. Para el ex presidente Uribe la presencia de estos niños en campamentos de alzados en armas es sospechoso por cuanto en su debido momento y aludiendo a los falsos positivos de su gobierno pronunció el nefasto “Por algo sería” o el “No estarían cosechando café”. En aquel entonces las madres de Soacha buscaban desesperadamente a sus hijos, que luego fueron encontrados asesinados en aparentes operaciones militares y vestidos como guerrilleros o bandoleros. Su dolor no termina y aun lloran el asesinato por el ejército colombiano de más de diez mil campesinos niños y adolescentes que presentaron como dados de baja en enfrentamientos militares.

Pero esta vez Colombia se entera de esta atrocidad, violatoria de los derechos humanos, por las denuncias realizadas por un senador de la República en el desarrollo de una moción de censura que se adelantaba contra el ministro de defensa que anunció días atrás la muerte de “peligrosos sediciosos” que amenazaban la tranquilidad de los colombianos. Los “peligrosos amotinados” resultaron ser niños y adolescentes que fueron secuestrados por los grupos alzados en armas que operan en sus regiones, obligados a empuñar un arma para así de esa manera salvar su propia vida y proteger la seguridad de sus familiares.

La imagen de estos niños asesinados y descuartizados obliga al ministro renunciar a su cargo sin que para nada afecte legalmente al presidente de la república que en medio de este horror se pronuncia de una manera desobligante e insensata al expresar que dicha operación fue “impecable, meticulosa y con todo el rigor”. Palabras que se convierten en una amenaza para los colombianos y que significan el grado de descomposición moral alcanzada por nuestros dirigentes y dignatarios. En las redes sociales empiezan a circular descalificaciones contra estos niños masacrados y asesinados y algunos se atreven a afirmar que su muerte es “un efecto colateral”. Triste conciencia de media Colombia que empecinada en escuchar y seguir a un dirigente agotado, cansado y consumido hace todo cuanto sea posible por recuperar o mantener su grado de popularidad y su ascendencia sobre sus seguidores.

No eran bandoleros. No eran asesinos. No eran guerrilleros. No eran una amenaza. No eran criminales. No eran militares. No eran dignos de morir descuartizados por las manos patibularias de un Estado que parece desbordar en su intento de seguridad y que se precia de eficiente y eficaz cada vez que muestra como trofeos de guerra a cientos de guerrilleros caídos en combate. Se empeñan en mostrarnos a estos crímenes como actos de justicia o seguridad, cuando realmente son el termómetro de una Colombia y de un Estado que enferma con cada gota de sangre derramada y caida en suelo patrio. El rojo de esta sangre parece fertilizar el suelo que toca y del cual brotan seres sangrientos y tenebrosos que se empeñan en encauzarnos por un camino sembrado de odio y venganza.

Pero más lamentable que no lloremos a estos niños con toda nuestra alma. Que los condenemos aún después de muertos a sospechas que en su corazón de niños jamás albergaron. Dejaron sus trompos, sus muñecas, sus hogares y sus inocencia para engrosar la inextinguible lista de asesinados en combate. No fue justa su vida, tampoco lo fue su muerte. Como tampoco lo será su recuerdo que se llenará de niebla en el recuerdo de la memoria colectiva que olvida fácilmente y condena con demasiada habilidad.

Sus ojos de niños, sus manos, sus brazos, sus pies y su corazón fertilizarán la tierra que los vió morir. Un estertor de angustia y de terror debió dibujarse en su llanto de niños sin que nada ni nadie pudieran salvarlos o tan solo consolarlos. Sus cuadernos, sus lápices y sus juguetes serán su único testimonio de vida. Las lágrimas de sus madres y padres abonarán el destello de su memoria de campesinos pobres, de hijos desnutridos y de niños convertidos en adultos antes de la verdadera cosecha.

Se convertirán en palabra, en mariposas de colores en los campos colombianos, en hilillos de recuerdos y memoria, en héroes anónimos que ofrendaron su vida por una patria que no tuvo reparo alguno en bombardearlos y exterminarlos impúdicamente. El reporte oficial habla por sí solo: “Al borde de un caño se encuentra un cuerpo humano parcialmente sumergido, y la cabeza sobre una raíz. Continuaron avanzando hacia el centro del bombardeo. Allá encontraron fusiles colgados en palos, material de intendencia, y bajo los árboles disecados en un instante “se observan más cuerpos y restos humanos”. Más adelante se puede leer: “Un poco más allá apareció una bota de caucho con un pie adentro. La mayoría de los cuerpos y demás miembros amputados se hallaron entre palizadas de los árboles. La escena, aun para el más curtido de los militares, era sobrecogedora”. Y enfáticamente se informa y se concluye que “Pusieron los cuerpos menos desmembrados en cofres metálicos y los llevaron a Medicina Legal. Efectos “colaterales” de una guerra que no cesa y que se alimenta de niños y niñas cuyo único pecado fue haber nacido en regiones donde la ausencia del Estado es notable. Victimas revictimizadas por un Estado y una sociedad que hace rato perdió su verdadero corazón de niño.

Pablo Emilio Obando Acosta.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Manifestación

12 November, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Disfrazado de oso en protesta, vecinos que no votan y obligada a amamantar en el colegio electoral

11 November, 2019 - 00:05

Benizar resiste: la pedanía murciana vuelve a dar plantón a las urnas

La localidad murciana insiste en no ir a votar ya que en los últimos seis meses "no ha cambiado nada"

Antonio, habitante de Benizar, no sabe si irá a votar, pero tiene claro que necesitan mejores servicios sanitarios de la zona, ya que si alguna persona de la zona tuviera un infarto "se moriría"

Ana Rosa Moreno, presidenta de Asociación de Vecinos, cuenta que varias pedanía vecinas se han puesto en contacto con ellos tras su iniciativa: "La guerra comienza ahora: vamos a juntarnos las zonas desfavorecidas y luchar juntos"

Santiago Cabrera Catanesi

Ni a la tercera va la vencida. Los habitantes de la ya archiconocida pedanía de Moratalla (Murcia), Benizar, no dan su brazo a torcer y vuelven a reivindicar la abstención del voto en los comicios del 10 de noviembre, repitiendo el gesto de las pasadas elecciones generales del 28 de abril y de las autonómicas y municipales del 26 de mayo. A ella se suman las localidades cercanas de Otos, Mazuza y Casa Requena.

Son las 09:30 de la mañana, y solo se han introducido cinco votos, en un censo de 749 personas. La mesa electoral espera la presencia de medios de comunicación y los recibe con la resignación de saber que son importantes para dar voz al movimiento abstencionista que comenzaron el pasado 28A. Dos de sus integrantes son de Benizar, una de Otos. Ninguno votará hoy. “Nada ha cambiado con respecto a seis meses", señalan casi al unísono.

Hace frío en Benizar a primera hora de la mañana. Corren vientos de 20 kilómetros y temperaturas de 8 grados. Sus habitantes pasean como si fuera un día cualquiera, pero con el semblante bajo ante la indecisión de ejercer, o no, su derecho a elegir representantes políticos. Antonio, local de toda la vida, se confiesa dudoso: "Aún no sé qué hacer. Necesitamos mejores servicios sanitarios en el pueblo". De hecho, para Antonio la gravedad es tal que asegura que si alguna persona de la zona tuviera un infarto "se moriría", según dijo un medio local.

En la planta baja del edificio que hace de colegio electoral se encuentra el centro social regentado por Dolores. Mientras sirve café a la tercera generación benizareña, reniega votar tras seis meses de luchas internas entre partidos que han desembocado en estas nuevas elecciones. A los pocos minutos llega su pareja, que resulta ser Juan Rodríguez, alcalde pedáneo de Benizar: "Mi apoyo al movimiento es completo. Los políticos no escuchan nuestras necesidades y hay que hacer algo". Juan apunta a que el problema va más allá de su pedanía. "Es la España vaciada. No hacen caso de las zonas rurales", a lo que suma la sensación de impotencia de la gente por ver a una clase política incapaz de ponerse de acuerdo.

¿Qué ha conseguido el movimiento en seis meses?

El salto a la fama de Benizar es palpable. La cobertura mediática nacional ha hecho que sus demandas sean escuchadas. Ana Rosa Moreno, presidenta de la Asociación de Vecinos de la localidad y la cara más visible de la iniciativa indica que en estos seis meses entre comicios se han hecho algunos avances, pero que solo es el principio. "Ahora somos alguien. En 20 años que llevamos de reivindicaciones nadie nos había hecho caso", apunta Moreno.

Solo dos formaciones políticas se han acercado a hablar en los últimos meses con los habitantes de la pedanía, PSOE y Vox. "Se van a presentar mociones a nivel regional para reparar las carreteras que nos conectan con el exterior", señala la presidenta. Si bien la iniciativa en la abstención del voto solo engloba a 749 personas, Ana Rosa tiene claro que lo que molesta es que "se hayan organizado y no la cantidad de papeletas que se quedan fuera de la urna".

Sobre las 10:30 de la mañana llega el voto por correo. Lo han ejercido seis personas. En los comicios pasados fueron ocho. "Esperemos que no lleguen más" dice un integrante de la mesa electoral con cierta picardía. Una de las claves del movimiento ha sido no imponer la abstención, pero mientras menos gente lo haga, más impacto tendrá. A las puertas del colegio electoral se va montando el mercado de los domingos, en el que se espera una mayor concurrencia dada la fecha marcada.

Ana Rosa lamenta que ni el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, ni nadie del PP, se haya puesto en contacto con ellos: "No sabemos qué hacer ya para que nos escuchen". Curiosamente en la mesa electoral solo se encuentra un interventor que pertenece al Partido Popular. Fernando, que ha venido voluntario desde Moratalla, considera importante estar presentes en Benizar, sobre todo tras encabezar esta iniciativa, "no entiendo como otros partidos no han venido".
Más actividad en el mercado alrededor del colegio electoral en Benizar

En busca de aliados en la 'España vaciada'

Una de las claves para perpetuar el movimiento abstencionista radica en su impacto en las urnas. Benizar posee la segunda mesa electoral más grande de todo el término municipal de Moratalla. Además, esta zona registraba, hasta la fecha, una elevada cifra de participación. En las pasadas elecciones generales de 2016 el 70% del censo ejerció su derecho y el resultado fue 35% PP, 34% PSOE, 21% Unidas Podemos y 8% Cs. El 28A, la participación fue prácticamente nula.

Antonio Fernández, autor murciano de Inazares, de camino hacia al cielo (Círculo Rojo, 2019), obra en la que habla sobre la pedanía que da nombre a su libro y ahonda en la 'Murcia vaciada', ve en la decisión de los habitantes de Benizar una "manifestación más de su hastío y sentimiento de abandono".

En abril el escritor visitó la localidad después de las generales y un camarero le contaba que, entre sus victorias, habían conseguido que "nadie fuera a los mítines". "Me alegra que estas gentes sencillas de campo más pegadas a la tierra que otros sean quienes estén logrando despertar a quienes políticamente pasan de ellos", agrega.

Son las 12:00 del mediodía y han votado 14 personas. "No creemos que sea la solución abstenernos", indican María y Diego a la salida del colegio electoral. Entienden el movimiento impulsado por sus vecinos pero creen que a la larga puede perjudicarles. "No votar puede hacer más daño a nivel autonómico y municipal" expresa Diego, mientras que María cree que para conseguir algo con la abstención debería ser "masiva".

"Hemos descubierto, tras las últimas elecciones, que no somos la única población con los problemas tan acuciantes que tenemos", comenta Ana Rosa. Zonas altas de Albacete con localidades como Socovos, Férez o Letur, además de pedanías de Lorca, se han identificado con las necesidades que reivindican en Benizar. "La guerra comienza ahora: vamos a juntarnos las zonas desfavorecidas y luchar juntos", asegura la presidenta de la asociación.

El Diario

El miembro de una mesa electoral en Soria se disfraza de oso como protesta por tener que presidirla

Un jornalero de 38 años, José Luis Lamela, se ha disfrazado de oso para protestar por tener que presidir una mesa electoral en Ciudad de Osma (Soria), un anejo de más de un millar de habitantes perteneciente al municipio de El Burgo de Osma.

"Soy trabajador del campo, jornalero, sé lo que es coger el pico y la pala, cosa que todos los políticos no saben. No tenía nada para eximirme y da igual lo que alegues porque no te van a dejar", ha señalado a EFE. "Ha habido algunas risas y tal, pero se trata de llamar la atención para denunciar el hecho de que te obliguen a venir aquí", ha añadido.

Lamela ha denunciado que uno "no puede optar a no venir" y que el modelo actual es "autoritario". "Creo que la democracia debe ser asamblearia y del pueblo, y cuando eliges cada cuatro años, nadie decide nada", ha argumentado.

"Sé que ha habido gente que en otras ocasiones ha ido con camisetas reivindicativas y creo que alguno acabó en el calabozo. Como los mensajes te pueden llevar al calabozo, se me ocurrió ir disfrazado para llamar la atención", ha concluido.

El Diario

Dar el pecho entre las urnas: una madre lactante, obligada a ser presidenta de mesa en un colegio de Donostia

Marta tiene una bebé aún lactante y recurrió su designación. La Junta Electoral no lo consideró "motivo suficiente" porque la niña tiene más de nueve meses.

"Esto es surrealista", dice la madre, asombrada, al ver que ha tenido que dar el pecho a su hija en una silla en medio del pasillo del colegio, observada por cientos de vecinos que votaban.

Maialen Ferreira

Marta Pérez es madre de Nahia, una niña lactante de un año y ocho meses y este domingo ha tenido que dar el pecho a su hija delante de cientos de votantes, puesto que ha sido designada Presidenta de la Mesa Electoral del colegio Amara Berri-Morlans en Donostia este 10N. Al enterarse, Marta recurrió a la Junta Electoral de zona alegando datos como información del pediatra y el Libro de Familia. No obstante, no aceptaron su caso debido a que el bebé tiene más de nueve meses, por lo que no consideran la lactancia materna "motivo suficiente", a pesar de que la Organización Mundial de la Salud recomiende un mínimo de dos años para este periodo.

Marta dándole el pecho a Nahia en el pasillo del colegio frente a cientos de personas que iban a votar

"Esto es surrealista", indica Marta, asombrada, al ver que ha tenido que dar el pecho a su hija en una silla en medio del pasillo del colegio, mientras que cientos de vecinos que ejercían su derecho al voto hacían cola y se quedaban contemplando la situación.

"Es la primera vez desde que nació Nahia que paso tanto tiempo sin ella. Pasamos prácticamente todo el día juntas puesto que a mi marido, que trabaja en hostelería, le es difícil conciliar la vida laboral de la familiar. Ya no es solo mi caso, en esta mesa, una de las más concurridas, está un hombre con silla de ruedas y de suplente ha venido una señora de 69 años con un esguince. No tienen en cuenta las circunstancias de las personas en este tipo de situaciones. Así tenemos que participar en esta fiesta de la democracia", ha señalado Marta, en el pequeño descanso que sus compañeros de mesa han acordado otorgarle, dado su caso.

Marta no llegará a su casa hasta más allá de las 11 de la noche y será la primera vez que no acueste a su bebé. Su impotencia le ha llevado a investigar acerca de casos como el suyo y ha encontrado a una madre en San Lorenzo de El Escorial a la que han eximido de ser vocal este domingo por tener un bebé lactante de 20 meses, justo la edad que tiene Nahia.

Vacaciones, sí. Lactancia, no

Esta madre ha lamentado "el abandono al que el sistema somete a las personas cuidadoras, en especial a las madres migrantes que ni siquiera tienen el derecho a voto ni muchos otros y la infravaloración de los beneficios de la lactancia materna para la salud y el bienestar de las y los menores".

El padre del bebé, que casualmente este domingo no trabajaba y ha podido cuidar a Nahia la llevará al colegio al menos tres veces a lo largo del día, para que la niña coma y vea a su madre. "Es increíble cómo por irte de vacaciones te puedes librar de esto, pero por cuidar a tu hija no", ha señalado, apenado.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas