Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 39 min 29 seg

Carrera solidaria

10 July, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

"En Afganistán nosotros tenemos tres sueños"

9 July, 2019 - 00:05

Texto traducido del original por Agustín Velloso para Tortuga.

Autor: Dr. Hakim Young *

Queridos hermanos del mundo:

Algunos nos hemos preguntado ¿Está hoy día la gente tan distanciada y frenética como para no recuperar la calma necesaria para solucionar entre todos los desafíos mundiales?

¿Estamos tan polarizados y absortos que no podemos dejar de juzgarnos unos a otros y persistir en nuestras posiciones?

En Kabul nuestros pensamientos y sentimientos son diversos, complicados y tienen defectos, así que centramos nuestros tres sueños en las relaciones.

Hemos creado con mucha alegría esta video-carta. La dedicamos al planeta tierra y a cada uno de los miembros de la humanidad.

Confiamos en que cada uno de nosotros podemos hacer pequeñas acciones para liberarnos de los estragos del dinero y el poder.

Desde Afganistán con Amor.
Dr Hakim Young y los Voluntarios Afganos de Paz

----------------------------

Somos los Voluntarios Afganos de Paz en Kabul y tenemos tres sueños.

¡Se refieren a reunirnos con la naturaleza y los siete mil setecientos millones de seres humanos!

Nuestros sueños no son recetas. Son música y movimientos destilados a partir de las pesadillas actuales.

¡Lo que esperamos obtener es amor, no dinero ni poder político, porque el amor será bueno para todos nosotros!

Reiniciaremos nuestros sistemas operativos que nos han programado para ir detrás de dinero y poder falsos.

Tras años de exámenes memorísticos apenas hemos aprendido algo acerca de ser mejores seres humanos. Por eso ¡hemos resuelto educarnos nosotros mismos para preguntarnos acerca de todas las cosas y amar a todo el mundo!

Somos como niños cuyo deseo natural es tener amigos. Más que soñadores somos hacedores. Estamos construyendo tres sueños GENeracionales en la tierra: Verdes, Iguales y No violentos (Green, Equal y Nonviolent).

¡Soñamos con unas relaciones ecológicas en la tierra!

Practicamos la permacultura y el uso de la energía solar

¿Por qué? Somos parte de la naturaleza y no podemos sobrevivir sin ella. Nuestra Madre Tierra no es una “cosa” para que la usemos y la prendamos fuego, sino un “ser” para abrazar.

¡Soñamos con relaciones igualitarias en la tierra!

Hemos inaugurado cooperativas de trabajadores porque la economía mundial no es justa con el 99 por ciento de la humanidad ni con la tierra.

Nuestra comunidad es auto-gestionada. No necesitamos un Director. Todos somos líderes, pero no como los elegidos por el dinero en la actualidad, que son algunas de las personas menos deseables en el mundo.

Estamos impulsando nuestra red de amigos sin fronteras porque pertenecemos a la misma familia humana, al mismo árbol de la vida. ¡Queremos ser amigos de todos los afganos, los ciudadanos estadounidenses, rusos, británicos, chinos, coreanos, pakistaníes, indios, sudaneses, venezolanos y de todos los seres humanos!

Nuestro genoma es 99.9 por ciento similar, por eso rechazamos el racismo, el supremacismo, el machismo, el proselitismo, etc., porque nada de esto es científico ni bueno.

¡Soñamos con relaciones noviolentas en la tierra!

Todos queremos la paz, pero hasta ahora solamente la hemos querido para nuestros países, tribus, grupos religiosos y políticos. Como resultado la guerra ha continuado. He perdido a mi tío Sakhi y a mi amigo del alma Tariq.

Tenemos un corazón con más espacio para el amor que para la guerra, por eso nos estamos preparando para ser mediadores no violentos. ¡Negociaremos y empatizaremos con nuestros líderes y extremistas y alcanzaremos un acuerdo sin usar la fuerza física!

La guerra empieza en nuestras mentes militarizadas, vemos la guerra contra el terrorismo como un teléfono inteligente. Pensamos que es necesaria y que funciona bien, pero ¿realmente es así?

Algunos creen que la guerra, como el teléfono, es necesaria. Pero aunque la guerra puede funcionar sólo lo hace físicamente durante un tiempo breve y sólo para algunos pocos individuos.

¡Al resto de la gente la guerra nos cuesta todo! ¡Es tiempo de eliminarla!

Matarnos mutuamente nos desestabiliza psicológicamente. Así que a todos los que nos han dividido con trauma, desconfianza, tristeza y venganza, les decimos: ¡se acabó, nos liberamos!

Estos tres sueños son en realidad uno porque no podemos arreglar el clima sin arreglar la desigualdad y la guerra.

¡Todos y cada uno están relacionados! ¡No podemos separar unos de otros, de la tierra, de ti!

Muchas gracias por escuchar nuestros sueños. Ya os hemos robado mucho tiempo.

Dejamos las pantallas, terminamos nuestra tarea como habitualmente y perseguimos las auténticas relaciones que anhelamos.

Recuerda, somos el 64 por ciento de la población afgana menor de 25 años. Somos la nueva GENeración de la Tierra. Somos la música y los movimientos dentro de ti, ¡confiamos en conocerte algún día!

“Amigos… son los que aprecian mutuamente sus esperanzas. Están atentos a los sueños del otro.”
Henry David Thoreau

* El Dr Hakim Young, ( Dr. Teck Young, Wee ) es doctor en medicina en Singapur y ha realizado labor humanitaria y trabajo social en Afganistán durante más de diez años, lo que incluye asesoría a los Voluntarios Afganos de Paz y a grupos interétnicos de jóvenes afganos dedicado a construir alternativas noviolentas a la guerra.

Fecha: 5 de julio de 2019

(original en inglés In Afghanistan, We Have Three Dreams)

Fuente: https://countercurrents.org/2019/07...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Campo de Gibraltar: La lucha contra el «narco» deja ya 15 guardias civiles detenidos

9 July, 2019 - 00:00

Soraya Fernández

La lucha contra el narcotráfico, el contrabando de tabaco y el blanqueo de capitales en el Campo de Gibraltar está deparando grandes éxitos, más de 3.000 detenidos, decenas de organizaciones criminales desarticuladas y una abrumadora cantidad de droga y bienes intervenidos.

Sin embargo, esta batalla también dejando al descubierto que los tentáculos del narcotráfico han salpicado también a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En el último año han sido detenidos en el Campo de Gibraltar 15 guardias civiles por su supuesta vinculación con el narcotráfico, principalmente, aunque también con el contrabando de tabaco.

La detención más llamativa e importante hasta ahora ha sido la producida esta semana, en la que ha caído el jefe de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras, Joaquín Franco, que la juez ha enviado a prisión por revelación de secretos, omisión del deber de perseguir delitos, prevaricación y pertenencia a organización criminal. Se le vincula con la trama de Emilio Mazuelos, alias «El Moro» y con el Messi del Hachís, dos poderosos narcotraficantes, el primero encarcelado y el segundo, huido de la justicia.

Este diario ha sabido que Asuntos Internos de la Guardia Civil lo investigaba desde el pasado mes de septiembre. El capitán coincidió trabajando en el puerto de Algeciras en 2013 con un inspector jefe de la Policía Nacional y un agente de Aduanas que fueron arrestados hace sólo unos meses en una importante operación en la que fueron intervenidas cinco toneladas de cocaína. Los tres mantenían una muy buena relación, según las fuentes a las que ha tenido acceso ABC y los tres están ahora en prisión.

No obstante, su arresto ha supuesto un duro varapalo para los agentes de la Guardia Civil desplegados en el Campo de Gibraltar que están librando una enorme lucha contra los ilícitos, especialmente para todos los efectivos que tenía a su cargo.

Aún persiste la conmoción entre los agentes de la Comandancia de Algeciras por la muerte del agente de Tráfico Fermín Cabezas cuando perseguía a unos narcos en Los Barrios el pasado 30 de mayo.

Asuntos internos

La unidad de Asuntos Internos de la Guardia Civil investigaba a este capitán, que dirigía importantes operaciones contra el narco, desde hacía meses y el miércoles lo detuvo en Tarifa, donde residía y fue jefe del puesto del Instituto Armado durante años. En su casa encontraron casi 30.000 euros en efectivo.

Otros agentes que habían sucumbido al poder del narco han ido cayendo en el último año, especialmente desde que se puso en marcha el Plan de Seguridad del Campo de Gibraltar, que ha puesto el foco en la investigación y que tan buenos resultados está dando en esta batalla.

Desde la Guardia Civil, tanto los altos mandos como los agentes de a pie, se censura este comportamiento y se advierte que la lucha continúa para que los «garbanzos negros» del Cuerpo sean detenidos y expulsados cuanto antes.

ABC

Categorías: Tortuga Antimilitar

Borrell, Lagarde y Von der Leyen: Tres patas para el refuerzo militarista de la UE

8 July, 2019 - 00:00

El acuerdo entre bambalinas de los principales mandatarios europeos para designar los principales responsables de las instituciones europeas ha dado como resultado el reforzamiento de los intereses militaristas en la política europea.
El semblante del «Alto representante de la UE» (de quien depende el más que abrumador aparato militar europeo y la decisión política de intervenir en los múltiples conflictos militares donde la UE ya está presente) en la persona de Jusep Borell es un motivo de gran preocupación, pues este señor forma parte, como veremos, de los halcones y amigos de la industria militar.

Que el Alto Representante venga acompañado de la exministra de Defensa de la República Alemana, Ursula Von de Leyer, como presidenta de la Comisión Europea, protagonista entre otros logros la mayor presencia alemana en el intervencionismo militar, o el apoyo al expansionismo exportador de la industria militar alemana, no mejora el presagio.

No se queda atrás la decisión de situar al frente del Banco Central Europeo a la ex número uno del fatídico FMI, Christine Lagarde, quien, entre otros logros personales, parece que estuvo implicada, en su tiempo de abogada al servicio de una firma internacional relacionada con el comercio de armas, con la compra de aviones F16 por parte de Polonia con fondos europeos destinados a Agricultura (aviones que acabaron participando en la guerra irakí emprendida al poco tiempo por EEUU) o, desde 2011, con los estímulos del FMI a los planes de compra de armamento alemán y francés por parte de las arruinadas autoridades griegas.

Contexto de refuerzo militarista europeo

En una anterior entrada en este blog hacíamos un inventario de la efectiva estructura militar con la que ya contaba la UE, así como de las 30 operaciones militar o civil-militar en las que ha participado y de las políticas «securitizadas» que han pasado a tener un enfoque social o basado en los derechos humanos a convertirse en una cuestión de preocupación militar, como ocurre con la política de movilidad humana, con la conflictividad social ocasionada por el enfoque neoliberal en vigor, la política de investigación y conocimiento, o los problemas relacionados con la equidad o con la ecología.

El nuevo presupuesto europeo prevé diversos mecanismos que nutren de una ingente cantidad de dinero a las estructuras militares que Europa está construyendo y, como no, a la industria militar europea, un verdadero núcleo de poder con una aterradora influencia política.

Dentro de este esquema, y además de otras dotaciones presupuestarias destinadas directamente a las actuaciones militares europeas o a las ayudas de I+D+I para la industria militar, existe un Plan de Acción Europeo de Defensa, dotado de un presupuesto de 5.500 millones de euros anuales hasta 2027 con el objetivo declarado de crear un «Mercado único de la defensa».

Serán, con ello, los nuevos prebostes Lagarde, Von de Leyer y Borell los principales protagonistas de este refuerzo del papel militar en la mueva Europa diseñada desde los núcleos de poder real de esta Europa fortaleza que se sueña como una potencia geopolítica al estilo y usanza de los poderes de toda la vida.

Borrell

Borrell, ingeniero aeronáutico, ha sido secretario de Estado de Presupuesto a la llegada al poder de Felipe González (1982), Secretario de Estado de Hacienda más adelante (1984-1991) y Ministro de Obras Públicas hasta el fin del mandato del hoy asesor del oligopolio energético español.

Fue durante su participación en las secretarías de Estado de Presupuesto cuando se negoció el acuerdo para la adquisición de aviones F18 americanos para el ejército español; aviones que fueron entregados entre 1986 y 1990, durante su ejercicio como secretario de Estado de Hacienda y bajo su supervisión económica.
Se debe añadir que la ingeniería contable que oculta gran parte del gasto militar español, casualmente, se remonta a los gobiernos de Felipe González y al abrumador dispendio de los programas FACA para el ejército del aire y de los Harrier II y Harrier II Plus, helicópteros Sikorsky H-3 Sea King y AB-212, para el portaviones “Principe de Asturias” (programado en vida del dictador Francisco Franco con el nombre de «Carrero Blanco» y luego, como tantas otras cosas, cambiado de nombre, pasando así a ser democrático).

Borrell, desde su Secretaría de Estado, estaba encargado de autorizar el gasto de estos programas y se encontraba, desde sus responsabilidades, muy familiarizado con la industria militar y sus principales valedores, entre otros con el Secretario de Estado de Defensa, Eduardo Serra Rexac, verdadero ingeniero del rearme español tanto en esta época como en los posteriores gobiernos de Aznar, Narcís Serra, luego resituado en el sector financiero, o Javier Solana, más tarde secretario general de la OTAN y miembro de otros centros de pensamiento militarista.
Borrell, tras su abandono de la política ministerial, pasó a formar parte de la nomenclatura de la Unión Europea (no en vano fue presidente del Parlamento europeo) y también del carrusel de puertas giratorias made in spain, para mantener una apreciable influencia política, junto con otros exministros de Felipe González, a partir de 2004, en tiempos del gobierno de Zapatero, y más tarde, regresar a la primera línea, ahora como ministro de Asuntos Exteriores, con el impredecible Pedro Sánchez, bajo cuya aura medió en la crisis de los misiles que España pretendía vender a Arabia Saudí, para afirmar que España no era idiota y que vendería esas armas porque, más o menos, da igual que el gato sea negro o blanco, con tal que venda armas.

Von der Leyen

Doña Ursula ha sido durante los mandatos de Angela Merkel en Alemania uno de los activos más importantes de la derecha alemana y ha pasado por varios ministerios, entre ellos el de Defensa.

Desde este último ministerio ha impulsado una reforma del ejército alemán que ha costado un pico, destinada a hacer más atractiva la milicia para los alemanes en una hora en que la decisión política alemana ha sido dotarse de capacidades de proyección y salir a operaciones militares en el exterior, algo que antes, por razones obvias, estaba constitucionalmente prohibido.

Aunque no es la iniciadora del envío de tropas alemanas al exterior, sí ha sido su impulsora, con tropas en Afganistán, Mali o Irak.

También ha sido protagonista de la autorización de un aumento del presupuesto de defensa alemán en más de 10.000 millones de euros entre 2017 a 2020, aunque ha advertido que este aumento se queda pequeño y se necesitarán nuevos refuerzos económicos para permitir que el ejército alemán esté a la altura del momento.
Sin olvidar su papel preponderante en el Tratado de Aquisgrán de mayor integración militar entre Francia y Alemania y para asegurar la cooperación bilateral de cara a fortalecer las industrias militares francesa y alemana.

Las relaciones de Von der Leyen con la industria de defensa son elocuentemente buenas y la exministra ha protagonizado importantes negociaciones para situar armas alemanas en los más inesperados confines.

Según informa la revista de la patronal militar española, Infodefensa, en una entrada del 3 de julio, la alemana es una de las mayores adalides de la coordinación militar UE, donde el presupuesto de la UE por primera vez va a contar con una partida de gasto militar de 13.000 millones de euros entre 2021 a 2027.
Otro halcón en lo que se refiere a dotar de músculo militar a Europa.

Lagarde

La tercera pata de este banco la constituye Christine Lagarde, ex número 1 del FMI, uno de los puntales del sistema global de dominación-violencia vigente.
Lagarde, ya lo hemos dicho, se ha visto situada tanto en su carrera profesional como en sus cargos institucionales, con la industria militar y con la promoción de la compra de armas, a pesar de que estas adquisiciones (véase el caso griego) explican gran parte del empobrecimiento de los pueblos cautivos del gasto militar.
En su actual papel el banco central europeo realiza la política monetaria de la zona Euro y puede influir, con su política, en el estímulo al dinero fácil y a coste cero para la industria militar.

La señora Lagarde se verá «ayudada» en su política por un conocido español, Luis de Guindos, ahora vicepresidente de la institución, y conocido hombre fuerte del lobby financiero internacional (Lehman Brothers, ahora conocidos como Blackstone, la auditora PwC, entre otros), que también ha participado del festín de ocultación y crecimiento del gasto militar español.

Un entramado de personas, complicidades e intereses que refuerza la idea de la construcción militar de esta Europa que se quiere potencia y que desprecia cuanto ignora.

Un reto que exigiría de nosotros una respuesta también (aunque no sólo) en este frente.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Acción contra FRONTEX

8 July, 2019 - 00:00
Categorías: Tortuga Antimilitar

El alcalde de Pilar de la Horadada (Alacant) se sube el sueldo un 160%: 32.000 euros de golpe

7 July, 2019 - 00:00

En Tortuga tenemos la sensación de que una muy buena parte de todas esas "altruistas" personas que se meten en los partidos políticos para "servirnos" lo hacen movidos por razones de medro personal. Es que el poder, el prestigio y el dinero fácil y abundante son una gran tentación. Este es un buen botón de muestra. Y que nadie se lleve a engaño: los cuatro mil y pico euros mensuales que, de media, cobrará este alcalde de un pueblo de 20.000 habitantes es una cifra similar (incluso se puede hasta quedar corta) que la que recibe cualquier alcalde, concejal, diputado o cargo colocado a dedo en cualquier otro lugar. Ello sin referirnos a los sobresueldos y beneficios diversos que se pueden obtener en todo este tipo de puestos por vías menos ortodoxas. Nota de Tortuga.

José María Pérez Sánchez, alcalde de Pilar de la Horadada (Alicante, 21.000 habitantes) por el PP, Pasará de 19.950 a 51.800 euros anuales. Los concejales del equipo de Gobierno también ganarán más, pero no así los de la oposición.

Ha vuelto a suceder: otro alcalde que nada más hacerse con el bastón municipal lo primero que hace es subirse el sueldo, aunque hay algunos que se los suben más que otros. El que ha batido el récord ha sido José María Pérez Sánchez, alcalde de Pilar de la Horadada (Alicante, 21.000 habitantes) por el PP, quien se ha asignado un sueldo de 51.800 euros al año cuando hasta ahora 19.950. Es decir, un incremento del 160%, según informan varios medios.

Los concejales también cobrarán más: tres perciban 44.800 euros por ocupación exclusiva; seis cobrarán 36.000 euros por jornada parcial de 30 horas semanales; y uno percibirá 7.000 euros brutos anuales por dedicación de seis horas semanales.

Además del notable incremento del sueldo, Pérez Sánchez podrá mantener su actividad empresarial privada. La oposición, encabezada por PSOE y Ciudadanos, califica la medida de "bochornosa" y denuncia que mientras los concejales del equipo de Gobierno ven incrementado su sueldo, a ellos se les reduce. Los ediles de PSOE, Ciudadanos y Vecinos por El Pilar percibirán 500 euros mensuales.

Los nuevos sueldos supondrán un aumento del gasto de 500.000 euros anuales para las arcas municipales, calcula el PSOE. Ciudadanos estima que ese gasto llegará al millón de euros teniendo en cuenta los cargos de confianza y los sobrecostes de la Seguridad Social.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Murray Bookchin: "Nosotros Los Verdes, Nosotros Los Anarquistas"

7 July, 2019 - 00:00

tarcoteca.blogspot.com

Ahora que los movimientos ecologístas toman fuerza debido al interés suscitado entre los jóvenes nos encontramos con que la desmemoria nos hace cometer viejos errores y andar sendas ya andadas. Para abordar un problema antiguo y ya estudiado es interesante ver las soluciones que se propusieron en su entonces y comprobar su vigencia.

En los '80 se determinó que la acción popular con un cambio de mentalidad reflejada en la creación de nuevas estructuras organizativas podría impulsar grandes cambio y hacer presión sobre las estructuras ya existentes para orientar su cambio. Más aún cuando este es inevitable.

Salud! PHkl/tctca

_______

Fuente - Nosotros los verdes, Nosotros los Anarquistas – EcoPolítica 3.12.2014, por Murray Bookchin

Hoy en día nuestra relación con el mundo natural está atravesando una fase crítica que no tiene precedente en la historia de la especie humana. Recientes estudios sobre el 'Efecto Invernadero' conducidos en los Estados Unidos, demuestran que tenemos que encontrar desde ahora la manera de hacer disminuir el porcentaje de monóxido de carbono presente en la atmósfera en la cual vivimos. En caso contrario, no solamente se presentarán graves mutaciones químicas, sino que la misma sobrevivencia de la especie humana estará en grave peligro.

No se trata nada más de un problema de contaminación por los venenos con los cuales nos alimentamos. La alteración de los grandes ciclos geoquímicos podría poner fin a la vida humana sobre este planeta. Por mi parte estoy consciente de la necesidad de reaccionar inmediatamente para contrarrestar los procesos que están dañando la tierra. Soy totalmente solidario con muchos de los grupos ambientalistas, y en los últimos 30 años he estado involucrado cotidianamente en actividades para la defensa del ambiente: contra las centrales nucleares, contra la construcción de nuevas carreteras, contra la destrucción del suelo y el uso incontrolado de pesticidas y de biocidas, y por la promoción del reciclaje y de un crecimiento cualitativo y no sólo cuantitativo.

Estos problemas ambientales me han preocupado por años y por décadas, tanto como hoy en día me siguen preocupando. Estoy de acuerdo con ustedes sobre la necesidad de bloquear los reactores nucleares y de poner fin a la contaminación de la atmósfera, de las tierras agrícolas, de los cultivos, o sea de liberarnos de los venenos que se están difundiendo sobre todo el planeta y que ponen en peligro a nuestra especie y a toda la vida. Comparto con ustedes todo esto, pero me gustaría que fuéramos un poquito más allá con nuestros planteamientos.

De hecho pienso que es esencial el empujar siempre más allá de nuestro cuestionamiento, porque no podemos seguir poniendo más parches aquí y allá que no resuelvan los verdaderos problemas. Posiblemente logremos un día hacer cerrar una fábrica que inquina la atmósfera. Pero al final, ¿qué logramos?: una nueva central nuclear.

Vivimos en un mundo basado en el intercambio de contrapartidas, y nos seguimos comportando de acuerdo a esas leyes. Definitivamente, pasando de un mal mayor a un mal menor y de un mal a otro mal, seguimos empeorando la situación general. No se trata sólo de una cuestión de plantas para la producción de energía, por más importantes que éstas sean; ni tampoco el problema de los gases contaminantes; tampoco el problema está en los daños que causamos a la agricultura, o el congestionamiento y la contaminación de los centros urbanos.

El problema es otro más grave: estamos simplificando el planeta. Estamos disolviendo los ecosistemas que se formaron en millares de años. Estamos destruyendo las cadenas alimenticias. Estamos rompiendo las ligas naturales y llevando al reloj evolutivo a un atraso de millones de años en el tiempo. a las épocas en las que el mundo era mucho más simple y no se encontraba en la posibilidad de sostener la vida humana.

I. UNA VISIÓN DEL MUNDO MAS COHERENTE.

No se trata nada más de tecnología, aún si el control tecnológico es muy importante. Es claro que necesitamos una tecnología nueva. Necesitamos una tecnología basada en la energía solar y en la eólica, y necesitamos nuevas formas de agricultura. Sobre esto, no hay dudas, estamos todos de acuerdo. Pero existen problemas de fondo mucho más graves que aquellos creados por la tecnología y el desarrollo moderno. Tenemos que buscarlos en las raíces mismas del desarrollo. Y primero que nada tenemos que buscarlos en los orígenes de una economía basada sobre el concepto de 'crecimiento': la economía de mercado; una economía que promueve la competencia y no la colaboración, que se basa en la explotación y no en el vivir en armonía. Y cuando digo vivir en armonía entiendo no solamente el hacerlo con la naturaleza, sino entre la misma gente.

Tenemos que empujar hacia la construcción de una sociedad ecológica que cambie completamente, que transforme radicalmente nuestras relaciones básicas. Mientras que vivamos en una sociedad que marcha hacia la conquista, al poder, fundada en la jerarquía y en la dominación, no haremos nada más que empeorar el problema ecológico, independientemente de las concesiones y pequeñas victorias que logremos ganar.

Por ejemplo, en California, nos han donado algunas hectáreas de árboles, y luego han talado bosques completos. En Europa están haciendo la misma cosa. Prometen acabar con las lluvias ácidas, y las lluvias ácidas siguen cayendo. Deciden poner en el mercado alimentos naturales, no contaminados por los pesticidas, y efectivamente el porcentaje de veneno disminuye, pero lo poco que queda está constituido por los venenos más peligrosos para el organismo.

Nuestro problema no es solamente de mejorar el ambiente, o de parar las centrales nucleares, de bloquear la construcción de nuevas carreteras, o la construcción, expansión y sobrepoblación en las ciudades, la contaminación del aire, del agua y de los alimentos. La cuestión que tenemos que enfrentar es mucho más profunda.

Tenemos que llegar a una visión del mundo mucho más coherente. No tenemos que ponernos a proteger los pájaros olvidándonos de las centrales nucleares, y tampoco luchar contra las centrales nucleares olvidándonos de los pájaros y de la agricultura. Tenemos que llegar a comprender los mecanismos sociales y hacerlo de una manera coherente.

Tenemos que enfocarlos en una visión coherente, una lógica que prevé a largo plazo una transformación radical de la sociedad y de nuestra misma sensibilidad. Hasta que esta transformación radical no empiece, lograremos cosas pequeñas, de poca importancia. Venceremos algunas batallas pero perderemos la guerra, mejoraremos algo, pero no obtendremos ninguna victoria.

Hoy en día vivimos el momento culminante de una crisis ambiental que amenaza nuestra misma sobrevivencia, tenemos que avanzar hacia una transformación radical, basada en una visión coherente que englobe todos los problemas. Las causas de la crisis tienen que aparecer claras y lógicas de manera que todos -nosotros incluidos- las podamos entender. En otras palabras, todos los problemas ecológicos y ambientales son problemas sociales, que tienen que ver fundamentalmente con una mentalidad y un sistema de relaciones sociales basadas en la dominación y en las jerarquías. Estos son los problemas que nos ofrece hoy en día la gran difusión de la cultura tecnológica.

II. NINGÚN REGALO DE PARTE DEL ESTADO.

¡Qué tienen que hacer entonces los Verdes? Primero que todo tenemos que clarificarnos las ideas. Tenemos que evidenciar las relaciones existentes entre los problemas ecológicos y los problemas sociales.

Tenemos que demostrar que una sociedad basada en la economía de mercado, en la explotación de la naturaleza y en la competencia acabará por destruir al planeta. Tenemos que hacer lo posible para que la gente entienda que si queremos resolver de una vez por todas nuestros problemas con la naturaleza, tenemos que preocuparnos de las relaciones sociales. La gente tiene que entender que todo tiene que unificarse en una visión del mundo coherente, en una visión basada en un análisis, en una crítica, y en soluciones de nivel político, personal e histórico.
Esto significa, dar otra vez la fuerza al pueblo. Tenemos que crear una cultura política con una visión libertaria y no limitarnos a un proyecto, que el Estado ejecuta. Tenemos que crear una literatura política, una cultura política que lleve a la gente a participar, liberándose, autónomamente, de este tipo de economía, de sociedad y de sensibilidad.

En el movimiento feminista, se empieza a discutir el tema de la dominación del hombre sobre la mujer empezando por la misma estructura de la familia. En los movimientos comunitarios, se habla de necesidades a 'escala humana' y de dar fuerza a los barrios, a las comunidades, a las regiones.

Estos son los argumentos más importantes que se discuten en los Estados Unidos.

En relación con la tecnología, no tenemos que preocuparnos solamente con que ésta sea más eficiente y renovable, tenemos que inventar una tecnología creativa, que no sólo lleva consigo un trabajo más creativo, sino que contribuya a mejorar el mundo natural al mismo tiempo que mejora el modo y la calidad de nuestras vidas.

Pero todo esto no nos llegará desde arriba. No puede ser un regalo que el Estado nos haga. No puede traducirse en una ley salpicada por un Parlamento. Tiene que ser el fruto de una cultura popular, de una cultura política y ecológica difundida por el pueblo. Entonces no tendremos mas que elaborar estrategias para cambiar la sociedad, usando las varias organizaciones existentes. Tenemos que elaborar estrategias libertarias que conduzcan al pueblo, a la gente, a participar en el proceso de transformación social, porque si no es la gente la que quiere cambiar la sociedad, entonces no se efectuará en ella ningún cambio real ni radical.

Cuando hablamos de Ecología, hablamos de participación en el mundo natural. Decimos que nosotros, como seres humanos, compartimos la esfera de la vida juntos, con todos los demás seres vivos, y con ello buscamos aplicar un sistema de relaciones que nos haga partícipes del ecosistema.

Pero yo les pregunto, queridos amigos, si queremos ser Verdes, si queremos reverdecer al planeta: ¿Cómo podemos hacerlo sin reverdecer a la sociedad misma? Y si queremos reverdecer a la sociedad: ¡Cómo podemos pensar en una participación del mundo natural que no tome en consideración la participación popular en la vida social? Si nada más queremos conquistar el poder para cambiar a la sociedad, les garantizo que vamos a perder. Y no solamente porque algunos de nosotros, con toda la buena fe del mundo, acabaríamos con ser condicionados por el poder, emotiva y psicológicamente. Esto ya les pasó a algunos de mis mejores amigos entre los Verdes Alemanes, que con buenas intenciones y con buena fé se encontraron en el Parlamento buscando hacer coaliciones, hacer alianzas, y usar el poder desde arriba. De alguna manera ellos también se volvieron líderes espirituales aspirantes al poder. Ahora razonan en términos de 'males menores', de un mal 'siempre menor' que, al final, los llevará al peor de todos los males. Esto es lo que la historia nos ha enseñado siempre.

III. Verde profundo

Ya es tiempo que nosotros los Verdes propongamos una visión libertaria, una visión anarquista que lleve a la gente hacia un movimiento Verde, que pueda ser un movimiento Verde en el sentido más profundo del término. Un movimiento Verde en el cual no nos limitemos a llevar adelante un proyecto coherente y que unifique todos los problemas en un programa y análisis comunes, sino en un movimiento en el cual la gente sea la primera protagonista de su historia. Tenemos que apoyar la creación de una sociedad libertaria: ecolibertaria. Esto es lo que nos enseñaron las experiencias alemanas y de los Estados Unidos, algunos movimientos han buscado perseguir objetivos Verdes actuando ‘desde arriba' a través de las leyes, y siempre han tenido que ceder, abandonar una posición detrás de otra.

Con esto no quiero decir que no tenemos que empeñarnos en llevar a cabo cambios que puedan atrasar o bloquear la disgregación de la sociedad actual y del mundo natural. Ya sé que no tenemos mucho tiempo a nuestra disposición. Los problemas son reales e involucran también a las dos generaciones siguientes, y quizás ni siquiera las dos próximas generaciones sean decisivas por lo que respecta a la supervivencia de nuestra especie y la conservación de nuestro habitat y de nuestro planeta. De todas formas, si no podemos dar a la gente una imagen unitaria, una visión práctica y ética al mismo tiempo, y que cuestione su sensibilidad, entonces, ¿saben ustedes quién tomará el poder en este caos?: la derecha, los reaccionarios.

Hoy en América, la derecha se califica a sí misma como ‘la mayoría moral', y dice: “Devolvamos su significado a la vida. Devolvamos su significado a las relaciones humanas”. Y, por mala suerte, lo que queda de la izquierda americana, no hace otra cosa que hablar de ‘progreso' de ‘centralizar' y de todas las mismas cosas que el socialismo repite desde hace 150 años.

Primero tenemos que recuperar aquel terreno sobre el que la gente está buscando la verdad, y no tan sólo la supervivencia: una manera de vivir que hable de calidad y no sólo de cantidad. Tenemos que difundir un mensaje coherente para todos, un mensaje que sea para la base de la sociedad, que la haga partícipe, que enseñe qué significa el ser ciudadanos y el decidir autónomamente. En otras palabras, tenemos que elaborar una nueva política, una política Verde que reemplace a la vieja política autoritaria y centralista, basada en las estructuras de los partidos y en la burocracia. Esto es lo más importante que tenemos que aprender. Si no lo logramos, los movimientos verdes serán absorbidos poco a poco por los movimientos tradicionales. El objetivo principal se disolverá frente a los pequeños objetivos a corto plazo y vencimiento.

Los compromisos sobre ‘males menores' nos llevarán siempre a males peores. La gente dirá: ¡Qué es esto? ¿La misma política de siempre? ¿La misma burocracia de siempre? ¿El mismo parlamentarismo que siempre hemos tenido? ¿Por qué tendría yo que votar verde? ¿Por qué tendría que darle fuerza a los verdes? ¿Por qué no tendría que seguir apoyando a la democracia cristiana, o al partido comunista, o a cualquier otro partido que garantiza resultados inmediatos, y satisfacciones inmediatas?… Nuestra responsabilidad de Verdes de Europa –como en América– en Alemania, como en tantas partes del mundo, y sobre todo en Italia, ya que ustedes están apenas empezando ahora, es de aprender de lo que está ocurriendo en los movimientos verdes desde hace 5 a 10 años.

Tenemos que darnos cuenta que hay que sustituir la vieja política tradicional de los partidos, con una política verde. Que hay que poner energía a nivel de base en las comunidades, que hay que elaborar análisis que vayan más allá del puro ambientalismo y de los otros problemas importantes a los cuales nos dedicamos cotidianamente (pesticidas, energía nuclear, Chernobyl).

Tenemos que darnos cuenta que esta sociedad no es solamente dura e insensible, sino que sus mismas leyes prevén su propia destrucción, la destrucción del planeta y la de las bases para la supervivencia humana. Tenemos que proponer nuevas alternativas, nuevas instituciones fundadas en una democracia local, en la participación local, que pueda constituir un nuevo poder contra el Estado centralizado, que pueda constituir un nuevo sistema de relaciones sociales, en el cual un número cada vez mayor de personas, tome parte activa en una política realmente libertaria. Esta es nuestra única alternativa para evitar caer en la misma política de partido, corrupta y rebasada, que vuelve a las personas cínicas, indiferentes, siempre más encerradas en sus propias esferas privadas.

IV. Un momento de transición

Déjenme concluir con una última consideración de importancia. No solamente estamos luchando para mejorar nuestras relaciones humanas. Como el sistema de mercado, también el sistema capitalistas sigue simplificando no sólo la obra compleja de millones de años, sino también el espíritu humano. Se está simplificando el espíritu mismo de la humanidad, se le está quitando la complejidad y la plenitud que contribuyen a formar personalidades creativas. Entonces, nuestra nueva política no debe tener como único objetivo el de salvar el planeta y crear una sociedad verde, ecológica, de carácter libertario, y una alternativa política a nivel de base. Hay también que ver aún más allá de todo esto: si no se pone un fin a la ‘simplificación' del planeta, de la comunidad y de la sociedad, lograrán simplificar al espíritu humano a tal punto (y con basura del tipo de “Dallas”, de “Dinasty” y otros programas televisivos) que se acabará hasta con el mismo espíritu de rebeldía, el único capaz de promover un cambio social y un reverdecimiento real del planeta.

Hoy vivimos en un momento de transición, no sólo de una sociedad a otra, sino de una personalidad a otra nueva. ¡Muchas gracias!

‏Fuente: tarcoteca.blogspot.com
Made by @chotamreaderbot

Tomado de: https://telegra.ph/Nosotros-Los-Ver...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El avance del militarismo

6 July, 2019 - 00:00

En Sevilla estamos acostumbrados a que se utilice la ciudad –entendida, además, como paradigma de Andalucía– como escenario “amable” para desarrollar fastos y eventos propagandísticos del nacionalismo de estado español. Por eso se celebró aquí la Exposición Iberoamericana de 1929 para no solo recordar, o mejor reinventar, la “empresa civilizatoria de España” en América sino también, en una época de reactivación del catalanismo y de otros nacionalismo periféricos, exaltar la “unidad nacional” y las bondades del centralismo. Piénsese en la monumental Plaza de España: un amplio espacio en el que se suceden, por orden alfabético, las 50 provincias (ni siquiera existen las “regiones”), destacando en cada una de ellas un acontecimiento histórico, o mítico, hecho encajar en el discurso de una España eterna supuesta obra de la geografía y de la historia cuando no directamente de Dios.

Algo equivalente sucedió en 1992: el 5º centenario del Descubrimiento (¿?) sirvió de ocasión para la presentación en sociedad (en la sociedad internacional) de un Reino de España con un gobierno ”socialista” (¿?) moderno, incorporado a la OTAN y a la Comunidad Europea y tan potente económicamente que podía permitirse el lujo de organizar el mismo año una Exposición Universal y unas Olimpiadas. Y, claro, la Expo tuvo lugar en Sevilla: se garantizaba con ello el éxito de público (los sevillanos/as salvaron el déficit de visitantes calculados, entrando y saliendo del gigantesco recinto casi diariamente, como hacen los días de la Feria abrileña) y el color y el calor necesarios en toda gran fiesta. Aunque en aquel fasto Sevilla y Andalucía estuvieron prácticamente ausentes -apenas hubo banderas andaluzas ni de la ciudad, a pesar de la paradoja de que el alcalde era por entonces del Partido Andalucista, y el Flamenco apenas estuvo presente en la agenda cultural-, la mayoría de la gente vivió aquello como un regalo: seis meses de entretenimiento al aire libre, casi gratis y realizando la función de extras cinematógraficos. Desde la alienación colectiva, ¿qué más podría pedirse?

Podríamos también recordar otros fastos para los cuales también se eligió Sevilla: desde partidos de la Selección Nacional de fútbol, para tener asegurado el “jugador número 12”, es decir a varios miles de palmeros incondicionales, hasta bodas de Infantas… Por eso no podía sorprender que este año se celebrará aquí el “Día (a decir verdad, la Semana) de las Fuerzas Armadas”: para garantizar el éxito del evento; para que, en palabras del ínclito alcalde Espadas, Sevilla “diera lustre” a la festejo. Los responsables de la cosa pensaron que aquí, a diferencia, quizá, de lo que podría suceder en otros lugares, ningún partido, sindicato, asociación o colectivo importante iba a cuestionar la oportunidad del derroche de euros y de medios que la celebración conlleva en una ciudad que cuenta con tres de los cinco barrios más deprimidos de todo el Estado y que tiene tantas carencias de todo tipo. Y menos aún se atreverían a cuestionar el contenido ideológico, militarista y patriotero, de la celebración.

Con ser todo lo demás importante, es esto último lo que me parece más necesario confrontar. Máxime cuando de lo que se trata, en palabras del capitán general (su nombre exacto actual es el de Teniente General Jefe de la Fuerza Terrestre), es de activar “los valores del Ejército” y de extender estos a la Educación y a todos los ámbitos de la sociedad. ¿Cuáles con esos valores? Conforme a las palabras de Gómez de Salazar: “el valor, la disciplina, el honor, el espíritu de servicio, etcétera”, que “están adormecidos y hay que aprovechar cualquier oportunidad para su fomento”. ¿Cómo hacerlo? Activando el respeto y amor “a la bandera [hay que entender que a la borbónica, repuesta precisamente en Sevilla el 10 de agosto de 1936 por el general Franco, junto a Queipo y el cardenal Ilundain] como símbolo y el sentimiento nacional, el amor a España, el orgullo de ser español…” Todo un relato, perfectamente coherente, en el que “la prioridad es España, tanto desde el punto individual como desde el de los partidos, pasando por las familias, la Universidad y otras instituciones”. ¿Y por dónde empezar esta tarea de reconquista de los citados valores? De unos “valores” que a mí me recuerdan aquello que trataban de enseñarnos –aunque con no mucho éxito- en la inefable asignatura de “Formación del Espíritu Nacional”, devenida en maría desde los años sesenta, de que cada español fuera mitad monje y mitad soldado. A lo que habría que añadir hoy también otra mitad de “emprendedor” (o sea de empresario), y así cada españolito valdría uno y medio, justificando el orgullo de nuestro flamante capitán general porque en las encuestas, según afirma, “a las Fuerzas Armadas se las valora ya casi como a El Corte Inglés”.

La prioridad de actuación, para Gómez de Salazar está muy clara: “Hay que empezar por los colegios. Hay que seguir en los institutos y no hay que abandonar nunca la relación con la Universidad, que es clave. Ahí nos queda mucho camino por recorrer. Todo esto es fundamental”. ¿Tienen algo que decir los “grandes” sindicatos de la enseñanza ante este programa de adoctrinamiento? ¿Y los partidos políticos? ¿Y las AMPAS y otras asociaciones del sector de la educación? Salvo los casos de USTEA en alguna provincia, de alguna plataforma contra la guerra y de ciertas voces individuales, apenas he oído nada. Y esto me parece muy grave. Tanto más, cuanto que en cualquier momento pueden activarse los convenios establecidos durante el gobierno de Rajoy entre los ministerios de Educación y Defensa para normativizar ese adoctrinamiento. Y cuando –y aquí vuelvo a las palabras del citado alto militar- la Paz no es el valor u objetivo principal, sino “el efecto. Lo prioritario es la seguridad… Si queremos garantizar nuestra libertad, la justicia, el desarrollo y la democracia tenemos que pagar el precio de la seguridad… la seguridad es el precio que pagamos para gozar de los niveles de libertad, de democracia”. Y esta seguridad, que es “responsabilidad de todos” tiene un máximo garante “las Fuerzas Armadas”. Con otras palabras: es a estas a las que debemos pagar el tributo por nuestra seguridad asumiendo sus “valores” y su papel de clave de bóveda del Régimen político y, en última instancia, del Sistema económico-social imperante.

Que cada quién saque sus propias conclusiones. Para mí, existe una planificación militarista y patriotera, desde el más reaccionario nacionalismo de estado español con el apoyo de los principales medios de “comunicación”, que es incompatible con los valores y libertades democráticas -que se nos dice habremos de sacrificar, si fuera necesario, como pago de la seguridad-, con la extensión de la Cultura de la Paz y la No Violencia –que en Andalucía se asienta en nuestra propia identidad histórica y cultural-, con la lucha contra el patriarcado –porque los valores que se pretende reconquistar son profundamente machistas- y con un mundo con un ecosistema sostenible en el que sea posible el avance de las personas y los pueblos en la exigencia de su derecho a decidir por sí mismos (de poder ejercer su soberanía).

Frente a la exhibición de la máquinas de guerra, frente a la exaltación obscena de los valores que se basan en la “razón de la fuerza”, frente al intento de que lo militar impregne todos los ámbitos de la sociedad y muy especialmente el de la Enseñanza, se hace imprescindible denunciar y aprestarse al combate ideológico. En este y los demás sectores. Porque mientras más avance la “cultura militar”, sea sin disfraces o maquillada como “garantía de la libertad” o como “intervenciones humanitarias”, más estrecho será el espacio de nuestros derechos, individuales y colectivos. Y más oscuro será el futuro paras las nuevas generaciones.

Fuente: https://portaldeandalucia.org/opini...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Hablemos de lo que pasa en el Sáhara Occidental

5 July, 2019 - 00:00

En la actualidad, el Sáhara Occidental es un limbo informativo y político donde los medios no son bienvenidos, denuncia Reporteros Sin Fronteras España.

Eduardo Robaina

Romper el bloqueo informativo que ha perseguido durante más de 40 años al Sáhara Occidental. La prensa internacional, poniendo énfasis en los medios de España y Francia, han sido en parte responsables de esta ausencia de información. Esta es una de las revelaciones de ‘Sáhara Occidental, un desierto para el periodismo', un informe elaborado por la sección española de Reporteros Sin Fronteras a raíz de múltiples entrevistas y declaraciones.

El documento de 35 páginas, presentado esta mañana en la Asociación de la Prensa de Madrid, recoge los testimonios de periodistas saharauis sobre el terreno, así como de reporteros especializados en el tema y antiguos corresponsales europeos en Marruecos.

En el informe, además de condenar el silencio de los medios, se pone el foco sobre la represión que ejerce Marruecos contra las personas que intentan informar desde el terreno, tanto periodistas locales como internacionales. Asimismo, denuncian que el país africano, que ostenta el puesto 135 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF, lleva a cabo “torturas, detenciones, malos tratos” y “abultadas penas de cárcel” para los que intentan informar.

Una de las causas de ese silencio, apunta el presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, es que “los editores han reducido al mínimo las inversiones en corresponsalías”. Por su parte, Edith R. Cachera, corresponsal de RSF en España y autora del informe, considera fundamental el contexto histórico, “uno de los grandes fallos” y que “ayudaría a la comprensión del tema”.

El 26 de febrero de 1976, España se retiraba del Sáhara Occidental tras más de un siglo, dando paso a la ocupación civil y militar de Marruecos que impera hasta hoy. En la actualidad, el Sáhara Occidental es un limbo no solo informativo, sino político. Oficialmente el último territorio no descolonizado de África, se encuentra dividido entre las zonas ocupadas por Marruecos, las controladas por el Frente Polisario y los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia.

La situación que sufre el Sáhara Occidental es “un asunto que en los medios de comunicación extranjeros solo se aborda desde un punto de vista humanitario, mientras que el conflicto lleva cuatro décadas sin resolverse”, apunta Alfonso Armada, presidente de Reportes Sin Fronteras en España. Con este trabajo, el excorresponsal cree que “es hora de que el Sáhara Occidental dejara de ser un agujero negro informativo”. Por su parte, Victoria Prego, presidenta de la APM, ha querido dirigir sus quejas a España, quien “nunca ha dado la cara ante un compromiso histórico” y el cual “nunca va a abordar”.

Durante la presentación, también ha tomado la palabra Ahmed Ettanji, periodista y cofundador de Equipe Media, responsables del cortometraje documental 3 stolen cameras (3 cámaras robadas) que refleja las dificultades para informar en la zona del Sahara controlada por Marruecos, así como la brutal represión que sufre el pueblo en las manifestaciones.

Ettanji denuncia dos tipos de bloqueos: “uno militar y otro invisible”, en referencia al silencio mediático. “No existen agencias de prensa en el territorio, cualquier que ha entrado ha sido expulsado”. Y da un dato: 25 personas, entre abogados, periodistas y observadores, han sido expulsadas en lo que va de año.

Ante esta situación, Reporteros Sin Fronteras insta a la Unión Europea, “y muy especialmente” a los Gobiernos de España y Francia, a que “rompan su habitual silencio cómplice con Marruecos y condenen la represión de los periodistas saharauis”. Asimismo, piden a Marruecos el cese de la represión contra la prensa y que se garantice a todos los periodistas presos del Sáhara Occidental “procesos justos en todas las instancias judiciales”.

Fuente: https://www.lamarea.com/2019/06/11/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Marta Peirano: "El 5G es una gran trampa para espiarnos, nos están engañando a todos"

5 July, 2019 - 00:00

Marta Peirano es una de las voces más respetadas en nuestro país sobre privacidad y seguridad en internet. Ahora publica el libro "El enemigo conoce el sistema". Hablamos con ella.

Manuel Ángel Méndez

Marta Peirano se queda congelada mirando la pantalla apagada de su móvil. Por unos segundos ha entrado como en shock. "Me acabo de dar cuenta que esta mañana quité las pegatinas de las cámaras y no las he vuelto a poner". Peirano, periodista, escritora y una de las voces más respetadas en nuestro país sobre privacidad y seguridad en internet, no da un paso sin las cámaras de su móvil y portátil totalmente cubiertas. No es paranoia ni postureo. 'Hackear' hoy en día el micro o la cámara de un 'smartphone' es cosa de niños. Lo hizo hasta la LaLiga. Para ella, colega de Snowden y una de las mayores críticas del millonario negocio que han montado Facebook, Google o Amazon a costa de nuestros datos, proteger la privacidad es lo último que nos queda. Y ya ni eso. "Con el 5G, despídete".

El discurso de Peirano para algunos suena a puro delirio. Para otros es la lectura más fina y valiente de lo que de verdad se esconde tras la maquinaria de las grandes tecnológicas paridas en Silicon Valley. "Internet ya no es una red que conecta a todo el mundo con todo el mundo. China es un internet aparte. EEUU es una internet aparte. Y Europa es una internet aparte. Por eso se pelean por ver quién desarrolla el 5G. Internet, tal y como surgió, ya no existe ni va a exisitir, habrá diferentes redes conectadas a diferentes empresas", explica en una entrevista con Teknautas. Es solo una de las teorías que desarrolla a base de ejemplos, datos y bofetadas en su último libro, "El enemigo conoce el sistema" (Debate) que sale a la venta este jueves. Hablamos con ella.

PREGUNTA. Su definición de internet desasosiega. Asegura que se ha convertido en una herramienta de manipulación de masas. ¿Por qué?

RESPUESTA. Internet está dominado por un modelo económico basado en la extracción de datos para la manipulación de personas con el fin de venderles objetos, servicios, experiencias, candidatos políticos... Y está en manos de cada vez menos empresas que pelean entre ellas a muerte por dominar ese mercado. Los gobiernos de hecho son clientes de esas compañías y usan sus infraestructuras para controlar a la población, producir 'fake news' o perseguir a disidentes.

P. El libro empieza fuerte. Sobre Facebook: "Su principal gasto no tiene que ver con la innovación, sino con la compra de gobernantes para que les deje explotar el planeta, explotar a los trabajadores y explotar a los usuarios para ganar dinero".

R. Una de las formas de ver toda la infraestructura que está detrás de internet es como un gasto energético. Cada vez que le das al me gusta, subes una foto a Google o envías un mensaje idiota con un emoticono, usas esa infraestructura que consume una gran cantidad de energía. ¿Explotación de empleados? Facebook subcontrata muchísimo en EEUU y fuera, en ciudades como Barcelona. En estos sitios los empleados están sujetos a horarios infernales y, sobre todo, a un trabajo que en la mayor parte de países civilizados estaría prohibido: ver decapitaciones, gente torturando animales, vídeos de adultos manoseando niños... Sobre la explotación de los usuarios, más allá de cómo usan nuestros datos, hay un ejemplo: Facebook te hace etiquetar a todo el mundo solo para perfeccionar su algoritmo. Ha explotando tanto a los usuarios para esto que su algoritmo de reconocimiento facial es uno de los más infalibles del mundo, con una precisión del 97%, más que el del FBI o la gente que lleva años dedicándose a esto. Y todo porque ha tenido a sus miles de millones de usuarios etiquetando fotos durante 15 años.

P. Facebook, Google o Apple se llevan las críticas, pero usted anima a culpar antes a gente como B. J. Fogg, uno de los primeros investigadores de Stanford en dar con la tecla de cómo engancharnos al móvil. Silicon Valley se frotó luego las manos.

R. Hablo de Fogg porque fue de los primeros que ha aplicado teorías del conductismo al mundo digital actual. Mucha gente me dice, ¿por qué nos dejamos espiar así, somos idiotas o qué nos pasa? No creo que seamos del todo responsables de lo que nos pasa porque la pelea contra el poder de estas aplicaciones es muy desigual. Estas empresas contratan a cientos de genios para componer un pedazo de código cuya función es mantenerte pegado al móvil durante el mayor tiempo posible. La gente tiene que ser consciente de que estas aplicaciones no son inocuas, están diseñadas literalmente como máquinas tragaperras, para ser irresistibles, no porque ellos quieran crear adictos, sino como consecuencia de su modelo de negocio, que consiste en extraer datos. Y para que ese modelo funcione, necesitan tenerte colgado del móvil.

P. El Pentágono inventó internet y luego la CIA y la NSA invirtieron muy al inicio en Google. ¿No empezó todo ahí?

R. Sí, y me cuesta resistirme a la ironía de que el problema que tenemos ahora, después de 20 años, sea la vigilancia, cuando se trataba en un principio de una infraestructura creada para vigilar los movimientos del Viet Cong. La semilla de la vigilancia es parte del concepto mismo de la red.

P. Luego vinieron otros visionarios. En su libro nombra a Steve Jobs, pero lo califica de tóxico.

R. Jobs era un genio, un visionario absoluto, pero un genio del mal: siempre puso su genialidad al servicio de su propio beneficio. Si lo comparas con Richard Stallman, por ejemplo, que también es un genio, él ha usado su don en beneficio de lo común. Creó un sistema y un movimiento irrepetible, el del software libre, en el que obligaba a que todo el mundo saliera ganando.

P. Hay mucha controversia sobre si realmente existe o no la adicción a internet. ¿Cómo puedo saber si estoy enganchado?

R. No creo que exista la adicción a internet sino a las aplicaciones, a WhatsApp, Instagram o Twitter. Están diseñadas para que sientas que están pasando cosas ahí y que tú necesitas estar pendiente porque si te quedas fuera te quedas fuera para siempre. Están creadas para que tengas miedo a quedarte atrás. Entras el metro y está todo el mundo pegado a su pantalla. Si eliminas al 32% de quienes están jugando al Candy Crush, que también está diseñado para ser adictivo, la mayor parte de la gente está en su Facebook, en su Instagram etc.

P. ¿Qué hay de malo en eso? Igual se están informando, leyendo, están aprendiendo cosas nuevas. ¿En qué punto pasa a ser eso un problema?

R. Cuando no sabes hacer otra cosa. Yo estoy suscrita a una revista de papel, hace unos años me la leía del tirón, ahora la leo y estoy todo el rato deteniéndome para mirar cosas en el móvil. Y eso que hablamos de una revista de papel. Como estés leyendo online, olvídate. La gran mentira es que pensamos que somos adictos al contenido, a la información de fútbol, cocina, economía, tecnología... lo que sea. La realidad es que somos adictos a la aplicación.

P. Oficialmente no está reconocido ni demostrado que exista adicción a internet o a las aplicaciones. No se ha incluido en la 'biblia' de las adicciones, el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5) y, además, todo indica que quienes sufren casos de extrema dependencia de internet o de las 'apps' es porque es manifestación de trastornos ya existentes como ansiedad o depresión. ¿Estamos culpando a la tecnología cuando el problema lo tenemos nosotros?

R. Las estadísticas de los últimos años sobre depresión adolescente vinculada con el uso de redes sociales son contundentes, hay una relación altísima. Hay países como Reino Unido donde se ha creado un ministerio de la soledad. El mismo proceso de segmentación en el que tú prefieres encontrarte online con gente que solo comparte tus mismos gustos, que te valida como persona, genera que en cuanto sales de ese entorno y no hay gente que te valide todo el rato, te vas aislando cada vez más porque no te hacen sentir cómoda.

P. ¿No cree que eso le ocurre a una minoría de la población y que es por la existencia de problemas psicológicos previos que la tecnología solo amplifica?

R. No, no estoy de acuerdo. ¿Has estado últimamente en una fiesta de cumpleaños de adolescentes? Te encuentras con que están todos sentados mirando su móvil. Se lo están pasando guay, pero están todos con su móvil, algunos de ellos hablando con otros que tienen al lado, pero a través del móvil. Ellos identifican que se lo están pasando bien, pero no es lo mismo estar entretenido que estar comunicándote. Creo que ese tipo de relación social hará que no tengan los vínculos donde los necesitan, que es en su entorno, en su proximidad.

P. Nuestra capacidad de atención en el 2000 era de 12 segundos. Ahora es de ocho, menos que un pez de colores. ¿Es este el verdadero problema que ha traído internet?

R. Creo que es un síntoma. La clave de todo esto es que somos vulnerables a determinado tipo de estímulos y hay una industria que contrata a genios para explotar esa vulnerabilidad. Y ha pasado tan deprisa y ha sido tan guay que hemos sido incapaces de evaluar el daño que nos está haciendo. Todo esto nos ha hecho darnos cuenta que, uno, no somos multitarea y dos, y más importante, esta dependencia nos hace infelices. Lo que hemos aprendido de múltiples estudios psiquiátricos y psicológicos en la última década es que estar constantemente interactuando con un dispositivo, por mucha satisfacción que te genere a corto plazo, en realidad te produce una gran infelicidad. Te desconecta de la gente. Conduce a un estado de soledad, te aísla de las personas.

P. Es tan grave como suena pero, aún así, seguimos usando los móviles, las 'apps' y aparentemente nos da igual. ¿Por qué?

R. Pensamos que no tiene consecuencias, pero no lo pensamos de manera racional. Yo lo comparo siempre con el tema del tabaco. Sabemos que da cáncer pero seguimos fumando. Es una paradoja estudiada por psicólogos durante años y la conclusión a la que han llegado es que aunque sepas algo racionalmente, en realidad no la sabes de verdad, porque cada vez que te fumas un cigarro no te da cáncer. La manera de entender esto es que cuando acercas la mano al fuego te quemas, cuando la acercas a un cuchillo te cortas. Pero cuando te fumas un cigarro no ocurre nada. Pasa parecido con nuestros datos: pensamos que no tienen valor, que si no soy rico o famoso, no tengo nada que ocultar, que da igual que sepan mi ubicación, mis gustos... No se dan cuenta que esos datos son retroactivos.

P. ¿Cómo se puede volver esa recopilación de datos en nuestra contra?

R. De muchas maneras. Todas estas aplicaciones están vendiendo información sobre ti que se concentra en distintos lugares. Por ejemplo, empresas de seguros. En países con seguridad social privatizada, el precio que pagues para tener asistencia médica variará mucho dependiendo de la información que tengan sobre ti. Y otro ejemplo que enfada mucho a la gente: yo no pago lo mismo que tú por un billete de avión porque vivimos en distintos barrios, ganamos diferente, yo viajo de una forma y tú de otra... Todos esos datos determinan el precio que pago, que será mayor o menor que el que paga el de al lado.

P. De usar aparatos como el Apple Watch o pulseras de actividad, mejor ni hablamos, ¿no?

R. Me parece una locura. La información sobre tu salud es lo más protegido que hay. Una vez las conté: hay 54 leyes diferentes en España protegiendo nuestros datos sanitarios. Algunas europeas, otras regionales, otras nacionales. ¿Y la gente qué hace? Se pone una pulsera que lo mide todo y se lo envía a Apple o a otra compañía estadounidense. Entiendo que alguien compre estos dispositivos: si sé lo que como y lo que camino, puedo modificar mi conducta para estar más delgado o más sano. Pero lo que te estás diciendo a ti mismo es que eres una máquina, y esto no funciona así.

P. En su libro define Twitter, WhatsApp o Facebook como máquinas de propaganda infinita, lugares donde más y más gente se forma su opinión en lugar de acudir a los medios.

R. Creo que ahora mismo estamos divididos entre la gente que lee los medios, la prensa, y los que leen cosas que le llegan por redes. No es una línea divisoria clara porque mucha de la gente que lee medios en realidad llega a ellos a través de redes sociales. El problema es que la redes crean una visión del mundo diseñada para ti a partir de todo lo que saben de ti. Es lo que se llama filtro burbuja: pensamos que somos nosotros los que elegimos fuentes de información que nos generan confianza o nos dan la razón. No es así. Tú no vas a buscar las noticias, las noticias te buscan a ti. Todos pensamos que estamos leyendo lo mismo, pero en realidad leemos cosas que han sido seleccionadas para nosotros por un algoritmo.

P. ¿Qué hacemos? ¿Cuál es la solución para evitar esto?

R. Creo que la solución es legislar. Ahora tenemos una regulación europea de protección de datos, que es la más estricta del mundo, y sin embargo no la podemos ejecutar. Pero es la única salida. También se pensaba que era imposible regular los paraísos fiscales, pero ha habido avances.

P. La guerra entre China y EEUU con Huawei y el 5G de por medio, ¿es una batalla económica, una batalla por el dominio de los datos, o ambas a la vez?

R. La clave no es económica. EEUU no puede competir con China en precio, Huawei está vendiendo sus redes 5G muy baratas. La clave está en que el 5G no es como la infraestructura tradicional de internet, basada en los protocolos de TCP/IP, que era el sistema diseñado en los 80 precisamente para impedir que los dueños de las infraestructuras, en ese momento las operadoras de telefonía, tuvieran control sobre el tráfico de datos. El 5G deja pleno control de todo. ¡Por supuesto que se están peleando por dominar esta infraestructura!

P. No hay pruebas de que Huawei sirva de puerta trasera para el espionaje chino y, aún así, EEUU lo usa de excusa para mantener su batalla.

R. Es tan lógico pensar que Huawei pueda enviar datos al gobierno chino como que cualquier compañía estadounidense tecnológica lo haga para su gobierno. Ahora mismo se están peleando por Europa, somos la parte del mapa que no se tienen repartida. Todo el mundo en Europa tiene contratos firmados con Huawei pero si eso se deshiciera sería una brutal victoria para EEUU. A Europa ahora mismo no le queda más remedio que elegir que le chuleen los americanos o que le chuleen los chinos. Para mi el problema está en creer que necesitamos una infraestructura 5G.

P. ¿No cree que será un gran avance tecnológico?

R. No, creo que la infraestructura 5G es una necesidad creada para la explotación de datos. Nuevamente, no creo que su objetivo sea servir al bien común sino tener un control absoluto y mucho más granular de todo lo que pasa en el espacio en el que opera. Es una red de vigilancia mucho más densa y rápida. Nos venden que con el 5G habrá coches autónomos, operaciones quirúrgicas a distancia... cuando en realidad tienes problemas comprando un medicamento en una región que no es la tuya. ¿Qué realidad nos están vendiendo? En realidad nos están engañando a todos, el 5G es una farsa, es una gran trampa para espiarnos.

Lo que de verdad implica es que todas nuestras infraestructuras críticas van a estar gestionadas por un gigante de EEUU o China que ni siquiera paga impuestos o cumple la legislación en el sitio en el que opera. Cualquier infraestructura crítica que usemos en Europa debería ser desarrollada en Europa, aunque solo sea por cumplir la normativa europea. Mira el caso del incendio de Seseña. Llevamos un año esperando a que Google facilite los datos. Hace un año que tenemos una regulación europea que dice que los datos generados por usuarios europeos tienen que quedarse en territorio europeo y tienen que estar legislados por la normativa europea. Google se la salta por completo. Es así de sencillo: no puedes regular una infraestructura cuando no es tuya.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/tecn...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Muere un joven en un centro de menores de Almería al que se le aplicó un protocolo de contención por "agresividad"

4 July, 2019 - 00:05

Se investigará si estas medidas del protocolo se aplicaron conforme a dicho plan. Las acusaciones de maltrato en el centro se remontan a 2012. En 2015 varias familias denunciaron el trato vejatorio a los menores: "Una vez le tuvieron amarrado cuatro horas, con la luz apagada, sin darle de beber", confesó una de las madres a 'Público'.

Un joven de 18 años ha muerto en el centro de menores Tierras de Oria en Almería tras aplicarle el protocolo de contención ante una "situación de agresividad". El Juzgado de Instrucción Único de Purchena ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte.

Se investigará si estas medidas del protocolo se aplicaron conforme a dicho plan, que establece que se debe inmovilizar y atar sobre una cama de hierro a los menores.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha instado a esperar el resultado de la autopsia y ha señalado que se les informó del fallecimiento, sobre las 15.30 horas, de nacionalidad marroquí, que tenía convulsiones y que sufrió una parada cardiorrespiratoria en el citado centro.

Denuncias por maltrato

En 2015, el centro Tierras de Oria fue acusado de maltrato a los menores. Ese año varios padres denunciaron el trato vejatorio y la aplicación del protocolo de contención de forma agresiva. "Una vez le tuvieron amarrado cuatro horas, con la luz apagada, sin darle de beber", confesó una de las madres a Público.

Otra de las madres aseguraba entonces que a los menores "les dan un rollo de papel higiénico cada 15 días y en invierno les obligan a ducharse con agua fría. No les dan pasta de dientes y ahora ni siquiera dejan que se la llevemos nosotros", explicaba. "No sé dónde irá a parar el dinero que invierte la Junta de Andalucía en

En febrero de 2015 se difundió un vídeo en el que se podía ver a dos menores atados a una cama, llorando y gritando: "¡Dadme agua, por favor, os lo pido!" Un vídeo que la Junta quiso despreciar al afirmar que "estaba manipulado y que el centro de menores de Oria actuó aplicando la ley”.

Sin embargo, las acusaciones de maltrato se remontan a 2012. La Delegación de Gobierno de la Junta en Almería tuvo que abrir un expediente para investigar su funcionamiento después de que la familia de un interno denunciara "continuadas represiones físicas y verbales".

Un menor murió en un centro de Melilla

Sin embargo, esta nueva muerte pone en el punto de mira a estas actuaciones en los centros de menores ya que en 2017 Mamadou Barry, de 17 años, murió tras pasar 20 días en coma en el Hospital de Melilla después de que fuera inmovilizado por el personal del seguridad del centro.

Barry sufrió una parada cardiorrespiratoria. El Defensor del Pueblo apreció "cierta rudeza" por parte de los responsables de llevar a cabo el plan de contención tras investigar el caso.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Salud y militarismo

4 July, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Cansancio y control

3 July, 2019 - 00:00

Retomando el último texto publicado en el blog, sigo dándole vueltas a como parece ir evolucionando el modelo social en el que estamos inmersos y las diferentes consecuencias que eso tiene para nosotros.

Hablaba de esa sociedad de la cadena de montaje, de la fábrica, de su rigidez de valores, en definitiva, de esa sociedad tan atada en corto. Así en ese momento se podía ver claramente aquello que más la definía en ese aspecto.

Una sociedad de control delimita claramente con sus muros físicos lo aceptable de lo inaceptable, convirtiendo así en locos y/o criminales a todos aquellos que no encajan en el estrecho marco de acción que estable. Sus parlamentos, sus cárceles, cuarteles, hospitales, colegios,… se encargan perfectamente de esta función. Sin embargo, toda esta maquinaria es harto pesada de mantener engrasada y a pleno rendimiento. Y vemos como, poco a poco, con la aparición y el predominio de ese nuevo modelo donde la fábrica pierde peso y la economía financiera (con todo lo que implica) se hace dueña y señora, surge la necesidad de acotar su funcionamiento para tan sólo casos especiales. Adoptando una nueva forma para su desempeño diario mucho más “económica” y que consume menos recursos y, por tanto, que la proporción del pastel a repartir entre las élites sea mayor. Una forma de control que es una “consecuencia natural” (así lo predisponen las teorías científicas) de la sociedad de consumo y del emprendimiento en la que estamos hundidos hasta el cuello.

Ahora el controlador ya no es externo, nosotros mismos nos encargamos de realizar esta labor. Y parece que lo hacemos realmente bien. La verdad es que nos lo ponen fácil. Basta con hacernos creer que lo tenemos todo a nuestro alcance, que cualquier hijo de vecino puede ser el nuevo rey del mambo y llevar una vida de lujo para que entreguemos todo nuestro arsenal de rebeldía interior. Miedo, avaricia, idiotez… razones múltiples que conducen al mismo lugar: sumisión a las reglas que otros han diseñado para nosotros.

Abandonada toda esperanza, nos lanzamos a la carrera por los senderos marcados, sin darnos cuenta de que todos son circulares. Todos nos llevan al punto de inicio, o lo que es lo mismo, a ninguna parte. Porque en esta sociedad, el final de la carrera es la muerte, sólo con el movimiento perpetuo puedes mantenerte a flote dentro de ella. Aunque eso signifique cronificar un cansancio vital que nos lleva a una especie de suicidio del espíritu, a una vida artificial, vacía. Ese cansancio vital es uno de los mayores factores de control en este nuevo modelo. A veces, lo podemos identificar como conformismo o apatía, pero en cualquier caso, eso no surge de la nada. Nace de una estrategia predeterminada por la que la velocidad se ha apoderado de todas nuestras acciones, no sólo produciendo beneficios para los capitalistas sino que también en todo aquello que debiera definirnos: el amor, la reflexión, la lucha y la resistencia, el compromiso… todo debe hacerse rápido, todo nos cansa en extremo. Así, es difícil no caer en el fracaso una y otra vez. Así es como nos sentimos cada vez más cansados, más derrotados, más predispuestos a controlarnos y ser controlados. Nos conduce a un inmovilismo vital que nos encierra en nosotros mismos o, en el mejor de los casos, en pequeños grupos humanos creados alrededor de una idea común que con el paso del tiempo se vacía de significado, si es que alguna vez lo tuvo.

El bucle puede no tener fin, quién sabe. Lo único cierto, al menos para mí, es que pasan los años y nada parece cambiar, nada hace sospechar que podamos ser capaces de romper sus paradigmas, sus estrategias. Aunque siempre he creído que en la derrota es donde uno empieza a vislumbrar la esperanza.

Fuente: https://quebrantandoelsilencio.blog...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Un informe revela la gigantesca huella de carbono que dejan los militares estadounidenses en el planeta

3 July, 2019 - 00:00

Brian Kahn

Hay muchos superlativos que pueden usarse para describir a los militares de Estados Unidos. Representa la mayor parte del presupuesto federal. Es extremadamente bueno matando gente. Y también es un prolífico emisor de carbono y un usuario de aceite en serie.

Un nuevo informe del Instituto Watson de Brown examina la huella de carbono diaria del Pentágono, el uso de petróleo y la cantidad de carbono que ha emitido la interminable Guerra contra el Terror. Muestra que si bien los militares son progresivos en términos de reconocer la amenaza que el cambio climático representa para el mundo, también es una gran parte del problema. Y si bien esto representa uno de los análisis más exhaustivos de la cantidad de carbono que emiten los militares, es probable que no capte lo contaminante que es el Pentágono.

El ejército es notoriamente cauteloso acerca de su huella de carbono. El Protocolo de Kyoto, el precursor de 1997 del Acuerdo de París, exigía que los países desarrollados del mundo rindieran cuentas de sus emisiones, pero dejaron una laguna notoria para optar por informar o reducir las emisiones militares. (La laguna fue diseñada por EE.UU., que luego, por supuesto, no firmó el tratado). El Acuerdo de París cerró esa laguna, aunque no dice nada sobre la reducción de la huella de carbono militar de los países. El Departamento de Defensa tiene una enorme flota de vehículos, gestiona aproximadamente medio millón de instalaciones y tiene un gran amor por el secreto, lo que crea más obstáculos cuando se trata de estimar su impacto ambiental.

El nuevo informe recorre los registros públicos del Departamento de Defensa sobre su uso de combustible, así como la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Energía, que rastrean las emisiones de carbono de todas las agencias federales. Los hallazgos muestran que desde el 11 de septiembre, los militares compraron un promedio de 120 millones de barriles de combustible fósil por año. En 2017, emitió 59 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono. Si fuera un país, los militares serían básicamente Portugal.

“La máquina de guerra está sedienta de petróleo”, dijo a Earther Neta Crawford, científica política de la Universidad de Boston que escribió el informe. “Eso es así debido a su necesidad de movilidad y operan en áreas con temperaturas extremas. Necesitan mucha energía. Bueno, “necesidad” debería estar entre comillas”.

En el frente de las emisiones de carbono, el informe estima que la campaña Guerra contra el Terror que los militares de EE. UU. lanzaron a raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre son responsables del 35 por ciento de todas sus emisiones en el siglo XXI. El informe señala que el Comando Central de Estados Unidos, el centro de comando responsable de las operaciones militares en el Medio Oriente y, por lo tanto, librando una vasta franja de la guerra posterior al 11/9, ha sido una gran fuente de esas emisiones.

Pero incluso el promedio anual de emisiones de 59 millones de toneladas métricas que Crawford estimó no captura la imagen completa del gran problema de la contaminación por carbono del ejército. Crawford observó qué porcentaje de la fuerza laboral industrial de EE. UU. está empleado específicamente en el complejo militar-industrial (alrededor del 15 por ciento) y realizó un cálculo de la parte posterior de la cantidad del complejo industrial-militar emitido al construir todas esas bombas, drones predadores, humvees, y otras herramientas de guerra. El informe muestra que la huella del complejo militar-industrial promedió 153 millones de toneladas métricas de contaminación por carbono al año. Eso lo pone aproximadamente a la par con las emisiones de Países Bajos.

El informe no incluye las emisiones relacionadas con la reconstrucción después de los horrores de la guerra, la quema de campos petroleros en Irak o la cantidad de otros países involucrados en la campaña militar internacional. Pero entiendes la idea: la Guerra contra el Terror no solo ha sido un desastre absoluto para los millones de personas asesinadas y desplazadas, sino también para el clima.

El enorme apetito de las fuerzas armadas por el combustible y las emisiones deslumbrantes se debe en parte a las enormes ineficiencias inherentes a los equipos que utiliza. Un humvee, por ejemplo, obtiene menos de 12 kilómetros por 4 litros de combustible diesel, mientras que un bombardero furtivo obtiene menos de medio kilómetro por 4 litros de combustible de avión. De acuerdo con el informe, con un alcance de 10.000 kilómetros, cada vuelo completo emite 251 toneladas métricas de dióxido de carbono.

Todo esto está sucediendo incluso mientras el Pentágono se prepara para mares crecientes que inundarán sus bases y un futuro más caliente y más violento.

“Hay una ironía y tensión entre estar tan preocupado por los riesgos del cambio climático para las operaciones e instalaciones y los conflictos, y ser uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo”, dijo Crawford. “Es como si dos y dos no fueran cuatro aquí. Si uno ve un problema en el futuro, tratará de evitarlo. Pero en lugar de tratar de evitarlo, Estados Unidos actúa como si los conflictos del cambio climático fueran inevitables. Nada sobre los peores resultados es inevitable, todavía podemos prevenirlos”.

Para ese fin, el informe de Crawford muestra algunas vías para reducir las emisiones en el ejército, como la elaboración de planes para que cada instalación militar reduzca su uso de energía. También existen otras ideas como el plan recientemente lanzado de Elizabeth Warren para descarbonizar al ejército, incluida la cadena de suministro que es una fuente de emisiones aún más monstruosa. O bien, EE. UU. podría reducir su ejército y tal vez dejar de iniciar guerras. Pero en última instancia, algo debe suceder porque la manera en que los militares arrojan carbono ahora está en oposición directa a su misión.

“Tenemos fuerzas de defensa, así que nos protegen”, dijo Crawford. “Si a largo plazo, estas fuerzas de defensa nos hacen menos seguros, entonces debemos reconsiderar lo que estamos haciendo”.

Fuente: https://es.gizmodo.com/un-informe-r...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Reflexiones

2 July, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Pardo Bazán, l'absolutisme i alguna idea de la guerra

2 July, 2019 - 00:00

A propòsit de
"Emilia PARDO BAZÁN. Teoría del sistema absoluto". Zaragoza: Institución Fernando el Católico, 2016. Edición y estudio introductorio de Jesús Millán.

El món intel·lectual europeu i espanyol del final del segle XIX era certament viu i interessant. Per aquella època convivien i es relacionaven entre elles figures tan significatives com Pérez Galdós i Leopoldo Alas o, més prop del meu univers, Pi i Margall o Blasco Ibáñez.

Per iniciativa de dos professors del Departament d'Història Contemporània de la Universitat de València, fa un trienni es van rescatar per al públic uns manuscrits inèdits d'Emília Pardo Bazán qui, després de visitar el candidat exiliat carlí al tron d'Espanya, Carles VII, a Venécia, semblava voler justificar ideològicament els seus plantejaments polítics d'un poder absolut, en línia amb els vents ferris que bufaven des de Berlín.

El llibre porta una utilíssima introducció a càrrec del seu editor, Jesús Millan, que contextualitza ben bé l'escrit (no del tot enllestit) de Pardo Bazán. Per a la meua mirada, parcial, una de les qüestions que m'hi ha cridat l'atenció ha estat la seua referència a Rúsia i Suècia, que, sent refractàries a la veu dels seus poetes, necesitan que la férrea mano de un conquistador las talle y forme a hachazos.

El cas, però, és que aquestes dues potències bàltiques han evolucionat en sentits bastant diferents. Malgrat una industrialització tardana, la llei d'accés als documents públics, pionera, de 1766, semblava marcar un camí ben diferent per a Suècia i, més tard, en eix mateix fi del segle XIX, evolucionava cap a una democràcia parlamentària, pujava la socialdemocràcia i es frenava la revolució de 1917. Ço és, front a les temptacions autoritàries i/o revolucionàries, emprenia un altre tomb històric.

Suècia es mantenia també neutral en la II Guerra Mundial i ha esdevingut amb el temps un model de benestar i de convivència pacífica. Potser això no siga etern (res no és etern), però ve a manifestar com a viables una part de les utopies pacifistes des d'un punt de partida clarament bel·licista. No oblidem que Suècia era la gran potència que dominava totes les vores del Bàltic, allà pel segles XVII i XVIII.

D'altra banda, els plantejaments d'Emília sobre la guerra semblen un tant pelegrins. Afirma que Kant es contradiu en dir que el ciutadà deu consentir la guerra mitjançant els seus delegats... Per contra, pretén separar la guerra de la societat i de la història tot definint-la com una situació anormal, violenta, morbosa, que no debería producirse lógicamente, pero que la fuerza superior de la necesidad determina. La consequència és que cal un poder fort per afrontar aqueixa situació sense condicionants populars.

Tot amb tot, al meu entendre, allò cert és que tenim les vies expedites. El futur no està tancat. Malgrat tots els malgrats, som lliures per remar en el sentit que ho ha fet Suècia o per conduir la nostra societat cap a la intransigencia, l'odi i el col·lapse guerrer.

https://jesuseduard.blogspot.com/20...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas